El fraude que nunca fue: una historia real en Bolivia

Por Yasiel Cansio Vilar La Paz, 22 oct (Prensa Latina) La Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general, Luis Almagro, están hoy en el ojo de la crítica regional por su papel en el golpe de Estado en Bolivia, el pasado año.
Cada gobierno de izquierda o solo de inclinación progresista en América Latina está siempre bajo acecho constante desde el primer día de su gestión y Bolivia, con Evo Morales y el Movimiento al Socialismo (MAS), no fue la excepción.

Ante el indiscutible y amplio apoyo popular desde su asunción al poder en 2006, las facciones de derecha y la OEA siempre intentaron sacar del poder al líder cocalero, y en las elecciones del 20 de octubre de 2019 consumaron su deseo.

Luego del sufragio donde Morales resultó ganador, la OEA denunció supuestas irregularidades y comenzó a mover la maquinaria de desestabilización regional, y grupos extremistas generaron un caos en el país.

Manifestaciones violentas, quema de centros de elección, maltrato físico a miembros del MAS y la traición a la democracia por parte de altos mandos del Ejército y la Policía marcaron la realidad convulsa del país.

La OEA no avala fraudes, los denuncia, ya sean de izquierda o de derecha, enfatizó el secretario general de la entidad regional, Luis Almagro, al cuestionar esas elecciones.

Tras 21 días de protestas radicales en varios departamentos del país y las presiones internas y externas, el 10 de noviembre, Morales decidió renunciar a la presidencia y salir del país, mientras el Gobierno de facto tomaba las riendas con Jeanine Áñez en funciones de presidenta, el 11 de noviembre.

Casi un año después, toda la retórica del posible fraude de Evo Morales cayó al vacío a la velocidad de la luz e incluso la comunidad internacional y muchas organizaciones observadoras reconocieron ‘su error de juicio’, tras consumarse la contundente victoria del MAS en las elecciones generales del pasado domingo.

El MAS y su candidato presidencial, Luis Arce, se impusieron inobjetablemente con más del 54 por ciento de los votos, pese a las campañas de descrédito en su contra y la persecución a la que fueron sometidos muchos líderes de la organización, por parte del Gobierno de facto.

Ahora no existe duda alguna. Todo el mundo sabe que no hubo fraude en las elecciones de 2019.

Revisamos la votación 2020 en los 86 recintos que fueron objetados por la OEA en la elección en Bolivia de 2019, señala un estudio del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).

Esa fue la excusa para hablar de fraude. Se comprueba que efectivamente el MAS tiene la misma votación (o incluso más votos). Jamás hubo fraude, enfatiza esta institución, dedicada al análisis de los fenómenos políticos, económicos y sociales de los países de América Latina y el Caribe.

Asimismo, exigió la democión de Almagro por su rol incendiario en sus declaraciones de presunto fraude, pese a hacerlas sin datos firmes ni contrastados.

Hasta los grandes monopolios de la comunicación dieron marcha atrás en su narrativa inicial de un fraude y ya aceptan que la OEA hizo trampa en Bolivia en 2019, explicó por su parte Guillaume Long, ex ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador.

El Grupo de Puebla, entretanto, dejó claro que ‘el cuestionamiento electoral de la OEA desencadenó una situación de violencia política y social, que terminó en un golpe de Estado y la posterior renuncia del presidente Evo Morales’, quien se encuentra refugiado en Argentina.

Hizo hincapié además en que el liderazgo de Almagro en la OEA ‘resulta seriamente cuestionado’ y demandó ‘su salida’ de la organización porque ‘ayudará a recuperar la paz y reactivar la integración regional’.

Samuel Moncada, embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, también se sumó a estas opiniones y recordó que ‘la OEA es un instrumento de agresión contra los pueblos de América Latina y el Caribe (…) es una amenaza para la paz y seguridad internacionales’.

El reciente triunfo del MAS, con el cual se despejaron todas las dudas en torno al supuesto fraude de 2019, recibió las felicitaciones de muchos Gobiernos y organizaciones internacionales, e incluso fueron reconocidas por Estados Unidos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s