Asesinato de Floyd reabrió heridas profundas por racismo en EEUU

Casi dos semanas después del asesinato del afroamericano George Floyd por un agente policial de Mineápolis (estado de Minesota, norte), el 25 de mayo, las manifestaciones, protagonizadas por miles de personas, han continuado en todo el país norteamericano con toda su fuerza a fin de exigir justicia para las víctimas de la brutalidad policial.

No obstante, en diferentes localidades, las fuerzas del orden han demostrado aún más su brutalidad al golpear sin miramientos y arrestar a descontentos, e incluso a periodistas, en las últimas muestras de rechazo y condena.

El inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, conocido por su postura racista, ha avivado, a su vez, la llama de las protestas con su respuesta amenazante y dura a las manifestaciones, además de tachar de “matones” a los manifestantes y amenazar con emitir la orden de disparar si no cesaban las marchas, diciendo que sus fuerzas estaban listas para soltar a “los perros más salvajes” en medio de las acciones de protesta.

 

El pueblo estadounidense, harto de la brutalidad policial, dice que el sistema está viciado, y que la única forma de arreglarlo es derribándolo y reconstruyéndolo con un enfoque en la comunidad.

La violencia policial es la sexta causa de muerte entre los jóvenes afrodescendientes en EE.UU. De acuerdo con un estudio elaborado por las universidades de Michigan, Rutgers y Washington, los afroamericanos tienen 2,5 veces más posibilidades de morir a manos de la Policía que los blancos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s