Dos actos en Barcelona en homenaje a José Martí fueron protagonizados por cubanas y cubanos residentes en Catalunya (+Fotos)

Emigración

Cubainformación, con información de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí – Video: ProduccioneSofi.- Este sábado 29 de enero, la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí estuvo presente en sendos actos realizados en el recinto interior de Fabra i Coats, antigua fábrica de la Compañía Anónima Hilaturas, en Barcelona, convertida en la actualidad es un centro de arte contemporáneo y cultural con diferentes espacios.


El primer acto fue dentro del Casal L’Harmonia, donde se realizó una mesa redonda internacional, para exponer las realidades de Chile, Argentina y Cuba, enfocándose a sus objetivos, sobre «experiencias populares y organización de la vida frente a situaciones de emergencia». Dicha actividad se dio en el marco del Coloquio-Tertulia «¿Qué entendemos por colapso? Consciencia y Acción.»

En esta mesa redonda, que comenzó a las 16 hrs local, la participación cubana fue online, tomando en cuenta medidas de seguridad sanitarias. Gustavo de la Torre, Vicepresidente de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí, comentó sobre la resistencia del pueblo cubano en la etapa denominada «Período Especial» frente a la política hostil y de estrangulamiento económico, impuesto por los gobiernos de EE.UU a lo largo de estas 6 décadas de aplicación de injusto e ilegal bloqueo económico, financiero y comercial.

A las 18:15hrs, se realizó el segundo acto, en homenaje al aniversario 169 del natalicio de José Martí; el cual tuvo lugar en el busto del apóstol que está resguardado dentro de las áreas del propio recinto de Fabra i Coats.

Aquí se contó con la presencia de la Cónsul Aimé Osoria Muñoa y la acostumbrada participación de diversas personas miembros del movimiento de solidaridad con Cuba en Cataluña.

Con la dirección de Ana Posada Lee, el acto transcurrió entre manifestaciones, declamaciones y poemas, en las voces de Víctor L, Claudia González, Yamilet Contreras, Claudia Calvo, Melani Barbero y la propia Anita.

También se leyó la declaración final de la Asociación, condenando el criminal bloqueo económico impuesto por el imperialismo contra el pueblo cubano y también de condena -en palabras de Gustavo de la Torre- «al oleaje de acoso y agresiones que sufre desde hace 9 meses, la sede consular cubana en la ciudad de Barcelona y sus trabajadores. Tristes acontecimientos que se han estado realizando bajo la pasiva mirada de las autoridades catalanas».

El acto cerró con la puesta de flores en el busto del apóstol y la rigurosa foto de la familia de cubanas y cubanos e integrantes de la solidaridad.

Así se abrió, también, la campaña de la jornada por el aniversario 170, a celebrarse en el 2023.

PALABRAS SOBRE JOSÉ MARTÍ

Por Víctor L.

«Patria es Humanidad». Cuánto significado nos ha legado el Maestro, José Martí, en una aseveración tan sencilla, tan humilde.

Hoy recordamos el Aniversario 169 de su Natalicio, aquel día 28 de enero del año 1853, en la entrañable casita de la Calle Paula, hoy convertida en museo.

No le recordamos hoy como algo reducido a una fecha señalada, marcada en un calendario de acontecimientos históricos, sino que le recordamos y vemos presente, como cada día, en cada obra, en cada lucha y en cada victoria de nuestro pueblo, ese pueblo al servicio del cual él puso su pluma, su voz, su ejemplo, ese pueblo por cuya libertad entregó lo mejor de sí, por el que ofrendó su propia vida.

Clara fue la luz con la que vio Martí el peligro que se cernía sobre Cuba y sobre nuestros pueblos de América, el peligro representado por el Imperialismo de los Estados Unidos de América, ese imperialismo que hoy en día vemos cómo invade países, destruye naciones, roba y dilapida los recursos de otros pueblos, y trafica con la vida y con la muerte, ese imperialismo que constituye una amenaza global, una amenaza para toda la especie humana.

No pudo el Maestro ver conseguido su sueño de libertad para su Patria, ni pudieron verlo tampoco los Patriotas que junto a él se alzaron en desigual lucha contra el decadente imperio del león rampante. Otro imperio, el del águila imperial, le arrebató al pueblo cubano su victoria y sumió a Cuba en un nuevo régimen de sometimiento, de oprobio, un nuevo tipo de colonia.

Las luchas por la emancipación del pueblo cubano no cesaron y es, en el Año del Centenario del Natalicio del Maestro, que lo más selecto de su juventud, la conocida como Generación del Centenario de la que nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fue el más alto exponente, tomó la determinación de salir al combate como otrora lo hicieron nuestros Mambises, sin cejar en el empeño por difíciles que fueran las circunstancias, la prisión, el destierro y la lucha en las montañas y el llano.

Bajo la guía de Fidel, y siguiendo las enseñanzas del Maestro, Cuba consiguió su libertad definitiva el 1º de enero de 1959. Y se convirtió en leyes revolucionarias el anhelado deseo del Maestro, «que la ley primera de nuestra república sea el culto a la dignidad plena del hombre».

No porque hayamos conseguido la tan anhelada libertad nuestra lucha ha concluido. Dos campos de batalla requieren de nuestros esfuerzos en este presente que nos ha tocado vivir, el del trabajo y el esfuerzo por construir un futuro más pleno para todo nuestro pueblo, y el de preservar a toda costa nuestra soberanía, nuestra libertad, y las conquistas de nuestra Revolución Cubana.

Hacemos nuestras las palabras del Maestro, vigentes hoy en día, cuando en su carta al diario «The Evening Post», titulada «Vindicación de Cuba», y escrita en respuesta a una publicación del diario «The Manufacturer» de Filadelfia, decía:

«Ningún cubano honrado se humillará hasta verse recibido como un apestado moral, por el mero valor de su tierra, en un pueblo que niega su capacidad, insulta su virtud y desprecia su carácter.» (…)

«No somos los cubanos ese pueblo de vagabundos míseros o pigmeos inmorales (…); ni el país de inútiles verbosos, incapaces de acción, enemigos del trabajo recio, que, justo con los demás pueblos de la América española, suelen pintar viajeros soberbios y escritores. Hemos sufrido impacientes bajo la tiranía; hemos peleado como hombres, y algunas veces como gigantes para ser libres; (…).»

«Sólo con la vida cesará entre nosotros la batalla por la libertad (…).»

Y a lo anterior añadimos, no somos un estado fallido como los fanfarrones imperiales osan decir, Cuba se levanta hoy más que nunca para sí y para el mundo, con y para los oprimidos, con y para sus pueblos amigos y hermanos. Los resultados de Cuba, obtenidos del sacrificio, el esfuerzo y la dedicación de su pueblo, no son para selectos bolsillos, ni para avariciosos capitales. Cuba vive, Cuba vive en su historia, y Cuba salva.

A los cubanos de hoy, junto a nuestros fieles amigos y camaradas de lucha, nos ha sido entregada la antorcha encendida que debemos portar y cuidar con orgullo, con honor, con dignidad, con esmero, con dedicación, con entereza y determinación, y como tal lo haremos.

Declaración de la Asociación de Cubanos a Cataluña José Martí

El Héroe nacional de la Revolución cubana, nuestro apóstol José Martí, en su artículo en Patria, el 26 de marzo de 1892, expresó: «Sólo los enemigos de la independencia pueden estar con los que no la traigan en el corazón».

Enemigos de la soberanía e independencia de Cuba fue el colonialismo español, es el intervencionismo e injerencia del imperialismo yanqui, el cual ha extendido sus zarpazos llenos de crímenes hasta nuestros días; pero también lo son aquellos que se prestan con servilismo mercenario, llevando las mentiras que el imperio siembra con odio visceral contra el pueblo de Cuba.

Enemigos son aquellos que desde estas tierras, siguiendo la oleada de actos violentos y hostiles, acosan y agreden a la sede diplomática cubana en Barcelona y a sus funcionarios. Enemigos que dicen defender la «democracia» y las «libertades», mientras posan frente a la sede diplomática cubana con banderas de España y Estados Unidos; en muestra clara de su apego al anexionismo plattista.

Quienes hoy se comportan como hienas envalentonadas por la derecha y la ultraderecha, son los mismos que exigen más bloqueo contra el pueblo cubano, demandan intervención militar extranjera y utilizan el discurso soez, ofensivo y violento contra toda persona que decida defender la obra humanista de la Revolución cubana.

Desde 1992, Cuba ha presentado en la Asamblea de NNUU 29 resoluciones sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra el pueblo cubano. Resoluciones que han contado con el creciente apoyo de los pueblos del mundo; sin embargo, en mezquina actitud prepotente y violatoria del derecho soberano de millones de cubanas y cubanos, las administraciones estadounidenses mantienen y recrudecen esta política de estrangulamiento económico. En estos años de azote de la pandemia de la COVID19, se ha incrementado con toda intención, para impedir el acceso de Cuba a medicamentos, material sanitario y tecnología para tratar adecuadamente a los enfermos de esta pandemia.

Con gran hipocresía, el gobierno de EEUU y sus lacayos presionan y fabrican pretextos con falsas alegaciones, bulos y fakenews, para seguir sosteniendo su escalada de ahogo contra el pueblo cubano.

Las políticas hostiles y de restricciones económicas contra Cuba, califican como acto de genocidio a tenor de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948 y como un acto de guerra económica según lo establecido en la Conferencia Naval de Londres de 1909.

Una vez más, acudiendo al apóstol, en su escrito a Patria, en la edición 11 del 21 mayo de 1892, José Martí expresó que «Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan, y los que odian y deshacen.»

Cuba ama y funda porque se mueve por el mundo con grandes sentimientos humanistas, creando puentes de solidaridad y  cooperación entre los pueblos del mundo.

El imperialismo y sus mercenarios odian y deshacen, porque prefieren la confrontación, la guerra, el servilismo mercenario, la ofensa, la mezquindad y la desunión entre los pueblos.

Nuestra Asociación condena, rotundamente, esta constante violación contra nuestra Patria, porque el bloqueo constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos; y no sólo viola los de todas las cubanas y cubanos, sino de todos los pueblos del mundo.

Condenamos el oleaje de acoso que está sufriendo el Consulado de Cuba en Barcelona y sus funcionarios, desde hace más de 9 meses, gracias a la pasiva permisividad de las autoridades catalanas y españolas.

Exigimos se tomen, de una vez, las medidas pertinentes y se respete los Acuerdos de Viena, en referencia a la seguridad del personal y servicios diplomáticos.

Exhortamos a que entidades y organizaciones sociales, culturales, políticas, vecinales y demás se unan a nosotras en este justo reclamo:

¡No más bloqueo!

¡No más agresiones!

¡Respeto y seguridad para nuestra sede diplomática en Barcelona!

Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí