DESECHABLES

CON FILO 

La maquinaria, de quienes no nos quieren bien, tiene que sembrar miedo, desunión. Y para ello no les resulta suficiente con inventar noticias o etiquetas para crear tendencias, no solo se aprovechan de los discursos emocionales y sensibles de cubanos que pueden estar golpeados por la realidad, sino que llegan al punto de que incluso, usan a la gente y luego pues… “si te he visto no me acuerdo”. Si quiere ejemplos concretos, véalos en #ConFilo.

Síguenos en: Telegram: https//bit.ly/TelegramConFilo Facebook: https://bit.ly/FacebookConFilo Youtube: https://bit.ly/YoutubeConFilo Twitter: https://bit.ly/TwitterConFilo Picta: https://bit.ly/ConFiloPicta #Cuba #ConFilo

Contra el imperialismo, solo la unidad es garantía de victoria

El rechazo a la política hostil de EE. UU. y la OTAN, así como la necesidad del fortalecimiento de la lucha contra el terrorismo y por un mundo más justo, centraron la Declaración Final del VII Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, que atrajo a Guantánamo a más de 60 activistas antibelicistas de 25 naciones

Autor: Dairon Martínez Tejeda | internet@granma.cu

El rechazo a la política hostil de EE. UU. y la OTAN, así como la necesidad del fortalecimiento de la lucha contra el terrorismo y por un mundo más justo, centraron la Declaración Final del VII Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, que atrajo a Guantánamo a más de 60 activistas antibelicistas de 25 naciones.

Desde Caimanera, los delegados se pronunciaron por la devolución del territorio ilegalmente ocupado en el Alto Oriente cubano, y exigieron el fin del genocida bloqueo contra Cuba.

Ángel Arzuaga Reyes, vicejefe y coordinador del Departamento de Relaciones Internacionales del Cómite Central del Partido Comunista de Cuba, agradeció el respaldo internacional a nuestra Revolución, que construye un sistema socialista basado en el principio de la defensa de la paz mundial.

Transmitió un saludo especial del Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien ratificó que, ante el peligro de una nueva conflagración mundial, Cuba mantendrá su histórica postura por la paz.

Durante el evento, los pacifistas reiteraron la necesidad de que se respete la vida humana y se pondere el diálogo en las soluciones de los conflictos actuales.

Fernando González Llort, presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, invitó a actuar con más fuerza política y cohesión para evitar los efectos de la guerra y la ciberguerra que se promueven desde las bases militares.

El Seminario seguirá hoy con la reunión regional de las Américas, del Consejo Mundial por La Paz, a fin de analizar y proponer soluciones a la tensa situación que viven algunos pueblos en la región.

Ninguna guerra es buena

Opinión

La tan llevada y traída libertad de expresión se destiñe todos los días, mientras las alarmas amarillistas dominan la transmisión de información, los titulares se repiten en un corte y pega implacable, dejando un rastro de miedo e incertidumbre.


Carlo Figueroa – La esquina de Escambray / Escambray

Hablar de paz, del cese de la guerra, y los llamados a poner fin a la intervención de Rusia en Ucrania son el centro mediático de estos días. Abres cualquier buscador en internet y lo que aparece en la pantalla del dispositivo es la sugerencia a seguir los acontecimientos de lo que algunos catalogan como el inicio de la Tercera Guerra Mundial.

Los algoritmos potencian las noticias del lado ucraniano, ponen en primer plano lo injusto del enfrentamiento, el regreso a la era soviética y la Guerra Fría, las sanciones de todo tipo, los apagones de los servicios y el aislamiento al macabro lado ruso. La atención está dirigida hacia el suceso, pero no a las causas.

Nadie debe ni puede justificar una guerra, menos los cientos de muertos civiles o militares en ambos bandos, la ocupación, la implosión social que genera el caos de las bombas y las balas. Pero tampoco tiene el derecho de inducir y darle ventaja en las grandes masas de receptores a una posición sobre otra.

Curiosamente no se menciona en estos días el hambre en las naciones africanas menos favorecidas, los asesinatos selectivos y desplazamientos atroces en Palestina, la situación actual de Afganistán tras la toma del poder por los talibanes. Menos, casi nada del bloqueo a Cuba y Venezuela, la miseria endémica en Haití.

La censura a los medios de comunicación rusos en Europa y grandes zonas del planeta evita que se pueda conocer más del porqué de la situación, el contexto, las históricas y convulsas relaciones entre ambos países, cuando es evidente para los centros de poder mundial que nada sucede por gusto.

¿Qué va a ocurrir si todo se resuelve en la mesa de diálogo? ¿Serán objetivas las historias que los conglomerados mediáticos van a seguir contando? ¿La visión del conflicto que se fijará por años en millones de personas es la real o la que se construye minuto a minuto desde un solo lado?

La tan llevada y traída libertad de expresión se destiñe todos los días, mientras las alarmas amarillistas dominan la transmisión de información, los titulares se repiten en un corte y pega implacable, dejando un rastro de miedo e incertidumbre.

Ya se han disparado las preocupaciones de muchos europeos y asiáticos, de los propios estadounidenses que le echaron mucha leña al fuego ruso-ucraniano. El mundo está a punto de vivir un desequilibrio atroz que va a suponer una recuperación dolorosa, donde hasta los que estamos a miles de kilómetros del conflicto sufriremos las consecuencias del alza del precio del petróleo, la escasez de materias primas vitales, la ruptura del flujo comercial internacional y la bancarrota de muchas economías supuestamente sólidas.

Llamar a la paz en amor, a la concordia entre los pueblos, a superar los dilemas a través del diálogo y el respeto, a dejar las armas a un lado para vivir en un planeta más seguro y civilizado tiene que ser un modo de resolución real, jamás una quimera. Y aunque los conflictos van a seguir en todos los rincones, no hay derecho a incrementarlos, menos a dejar de pedir que terminen o, mejor, todos tenemos la obligación de evitarlos y garantizar una vida segura.

Ninguna guerra es buena, alentarlas es un delito que se paga con creces. Sancionar, censurar, mutar el derecho a la información, dejar de ser veraces y culpar a unos y otros poniendo en la más absoluta oscuridad a millones de personas para que no puedan ver la realidad como sucede en estos días de “un solo culpable”, es tan deleznable como lanzar una bomba.

Chernóbil en nuestro recuerdo

Fidel había concebido un programa de atención médica y rehabilitación para aquellas víctimas de la exposición a las radiaciones de la planta nuclear accidentada. Casi todos eran ucranianos, y algunos rusos y bielorrusos

Autor: Elson Concepción Pérez | internet@granma.cu

fidel con los niños chernobil
Foto: Archivo de Granma

Como periodista fueron varias las ocasiones en que visité, en Tarará, playa al este de La Habana, a los grupos de niños ucranianos afectados por el accidente nuclear de Chernóbil.

Fidel había concebido un programa de atención médica y rehabilitación para aquellas víctimas de la exposición a las radiaciones de la planta nuclear accidentada. Casi todos eran ucranianos, y algunos rusos y bielorrusos.

También pude constatar la admiración y gratitud a Fidel, de parte de las familias de aquellos menores, a quienes el Comandante en Jefe visitó en varias ocasiones, luego de haber recibido al primer grupo en la escalerilla del avión que los condujo a nuestro país. Firmó su gorra verde olivo y la regaló a una niña ucraniana, indagó con médicos y directivos todo el programa de atención a los menores, sus patologías más comunes y acerca de la evolución durante su estancia en la Isla.

Fueron miles los cubanos involucrados en el programa, y sumaron más de 25 457 personas, de ellos 21 378 niños, los que recibieron atención médica especializada.

Nuestro país puso las instituciones de Salud a su servicio, y se atendieron más de 300 niños con enfermedades hematológicas, fundamentalmente leucemia, 136 con diferentes tumores, y se realizaron 14 operaciones complejas del corazón, dos trasplantes de riñón, seis de médula ósea, entre otros muchos tratamientos.

Todo se hizo gratuitamente, como expresión de amor y solidaridad, esos atributos que contrastan con quienes hoy envían miles de toneladas de armas a Ucrania, país convertido en rehén de la política hegemónica de ee. uu. y la otan, para enfrentar a Rusia.

El 2 de abril de 2010, con motivo del aniversario 20 del Programa de atención a niños afectados por las radiaciones de la planta nuclear de Chernóbil, en un acto en La Habana, el expresidente ucraniano, Leonid Kuchma, reconoció a Fidel  como máximo inspirador de una obra humana que significó la atención a estos menores ucranianos.

En la ocasión, Kuchma dio a conocer  el otorgamiento a Fidel de la Orden al Mérito de Primer Grado, y al entonces Presidente Raúl Castro, la Orden del Príncipe Yaroslav el Sabio, de Primer Grado.

Impuso distinciones a médicos, diplomáticos y colaboradores que contribuyeron a la consecución exitosa de ese programa, todos en función de salvar vidas de niños y jóvenes, esos que llevarán para siempre en sus corazones la huella imborrable de la amistad entre los pueblos de Ucrania y Cuba.

Hoy, cuando ese país vive momentos difíciles en una guerra provocada desde Estados Unidos y la otan, a la memoria llegan aquellos momentos  de llantos y alegrías de niños venidos con sus familiares desde el lejano país, a quienes Cuba les entregaba parte de lo que tenía, para salvarles sus vidas.

A esos ucranianos los recordamos en momentos como hoy, y junto a ellos pedimos que la guerra termine y que aquel país se incorpore a la comunidad internacional sin aspiraciones bélicas y con un carácter neutral que no debe cambiar, por mucho que los impulsores del odio y la confrontación, es decir, el Gobierno de Estados Unidos y la otan, quieran llevarla por el camino equivocado, como rehén de sus políticas expansionistas.

Informaciones relacionadas

La paz será el camino

La delegación ucraniana no ha obtenido los resultados que quería tras la segunda ronda negociadora con Rusia, declaró este jueves el asesor del jefe de la Oficina presidencial ucraniana, Mijaíl Podolya

Autor: Redacción Internacional | internacionales@granma.cu

CONCLUYE SEGUNDA RONDA DE NEGOCIACIONES ENTRE RUSIA Y UCRANIA
Foto: Actualidad.rt.com

Rusia y Ucrania acordaron establecer medidas de carácter humanitario, incluida la posibilidad de un alto al fuego temporal, para la organización de corredores humanitarios en las zonas donde los combates han sido más intensos.

Así trascendió en la segunda ronda de diálogo entre las dos naciones en las que, aunque se mostraron avances en aspectos humanitarios, la parte ucraniana declaró no haber obtenido los resultados esperados en este encuentro.

No obstante, según RT, Mijaíl Podolyak, jefe de la Oficina presidencial ucraniana, anunció: «Hemos acordado proceder a una tercera ronda lo antes posible».

El asesor presidencial Vladímir Medinski, quien encabezó la comitiva rusa, expresó que discutieron cuestiones militares, así como relativas a la futura resolución política del conflicto.

Durante la octava jornada de la operación militar especial, repercutió que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, informó que los primeros 16 000 voluntarios extranjeros se dirigen al país para luchar contra las tropas rusas.

En respuesta, el Ministerio de Defensa ruso advirtió que ninguno de los mercenarios occidentales que lleguen al territorio ucraniano para luchar del lado de las fuerzas de Kiev tendrá derecho a obtener el estatus de prisionero de guerra.

A una semana del inicio de la operación militar, según datos de Acnur, un millón de refugiados ha abandonado Ucrania, y se han contabilizados 498 soldados rusos muertos. Del lado ucraniano, han sido 2  780 las bajas y 3 700 los heridos, según datos ofrecidos por el Kremlin.

Cuba ante la ONU: El diálogo y las negociaciones son la única vía para la solución del conflicto entre Rusia y Ucrania

En este artículo: cancillerCubaDiplomaciaGobiernoGuerraMinisterio de Relaciones Exteriores (MINREX)Organización de las Naciones Unidas (ONU)OTANPazPolíticaRusiaUcrania

Foto: @CubaMINREX/Twitter.

Intervención del embajador Pedro Luis Pedroso Cuesta, Representante Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, en el período extraordinario de sesiones de emergencia de la Asamblea General de la ONU, sobre la situación en Ucrania. Nueva York, 1 de marzo de 2022.

Señor Presidente:

El Gobierno cubano emitió, el pasado 26 de febrero, una Declaración sobre los acontecimientos en Ucrania, en la que expresó claramente su posición a favor de una solución que garantice la seguridad y soberanía de todos y que atienda las legítimas preocupaciones humanitarias.

Cuba es un país defensor del Derecho Internacional y comprometido con la Carta de las Naciones Unidas, que siempre defenderá la paz y se opondrá, sin ambigüedades, al uso o amenaza del uso de la fuerza contra cualquier Estado.

Es por ello que apoyamos firmemente la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en La Habana por los Jefes de Estado y de Gobierno de nuestra región, en 2014.

Cuba está también comprometida con el Derecho Internacional Humanitario y llama a todas las partes a proteger la población, sus bienes y la infraestructura civil.

Lamentamos profundamente las pérdidas de vidas de civiles inocentes en Ucrania. El pueblo cubano ha tenido y tiene una relación entrañable con el pueblo ucraniano.

Sigue leyendo