«Carta en defensa de la soberanía de Cuba»: denuncian que el Parlamento Europeo sea podio propagandístico para el bloqueo y la violación masiva de DDHH del pueblo cubano

Emigración

Esta es una carta enviada (en castellano e inglés) por la Asociación de Cubanos y Cubanas en Cataluña «José Martí» a la Sra Roberta Metsola (Presidenta del Parlamento Europeo), el Sr. Alessandro Chiocchetti (Jefe de Gabinete de la Presidenta del Parlamento Europeo) y la Sra. Alina-Oana Simion (Asistente del Jefe de Gabinete).


CARTA EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA DE CUBA

Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí

Nuevamente, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) adoptó la propuesta de Cuba: la Resolución «Necesidad de poner fin al bloqueo económico comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba». Así, queda inscrita formalmente en el programa provisional del 77 período ordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde se retoma el calendario tradicional anual de presentación de dicha Resolución.

Una Resolución que lleva vigésimo novena ocasiones, con votación mayoritaria condenando esa política de estrangulamiento económico al pueblo cubano, impuesta por las administraciones de Estados Unidos, y que hoy día persisten en mantenerla.

Recientemente, la administración de Joseph Biden ha adoptado tímidas medidas que dan la apariencia de reducir las restricciones contra Cuba. No han sido por humanismo hacia el pueblo cubano, sino una maniobra forzada, tratando de disminuir las tensiones en la región, frente al total descalabro de la Cumbre de las Américas, de la cual Cuba fue arbitrariamente excluida.

Hay mucho sadismo en aparentar flexibilización, mientras se alienta a grupúsculos de cubanos desarraigados, que hacen de sus actividades contra Cuba, todo un negocio de mercenarismo y buscan crear en Europa un epicentro de actividades de sucia propaganda.

Arropados por la derecha y la ultra derecha europarlamentaria, se ha acogido la convocatoria de usar el Parlamento Europeo como podio propagandístico, para mentir sobre la realidad cubana; olvidando que es un acto de injerencia y, a su vez, de servilismo a intereses imperialistas de colonización: quieren regresar a Cuba a antes de 1959, a la época de gobiernos de turnos, represión y entreguismo, casinos de juego controlados por la mafia, prostitución y subyugación a los intereses de Estados Unidos.

El promotor de dicho evento en el europarlamento, el Sr. Leo Juvier-Hendrick, consta de un amplio expediente de incitación al odio, estimulación de actos de violencia contra instituciones oficiales cubanas y pronunciamientos a favor de una intervención militar, entre otras que conlleven a romper los Acuerdos de Diálogos Políticos y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba.

¿Si desde el Parlamento Europeo se dice que se promueven los derechos humanos, cómo se le abre la puerta a este tipo de personajes que incitan a violar los derechos del pueblo cubano?

Dejamos claro, como cubanas y cubanos residentes en el Estado español, país miembro de la Unión Europea, que ni este señor ni las argucias usadas para agredir a Cuba nos representan.

Abogamos por el diálogo respetuoso, la cooperación en igualdad de condiciones y todo aquello que enriquezca el camino de paz. Por ello, demandamos al Parlamento Europeo, que no se preste de escenario para maniobras de agresión, injerencia y violación del derecho soberano del pueblo cubano a trazar su propio camino.

Cuba no está sola, cuenta con cubanas y cubanos, dentro y fuera de la Isla, que la amamos y defendemos a ultranza, para mantener su independencia y libertad. Así mismo, Cuba cuenta con el respeto de todos los pueblos del mundo, que se lo ha ganado por su historia de resistencia y su carácter profundamente solidario y humanista.

¡No más bloqueo a Cuba!

¡No más sucias maniobras contra Cuba!

Saludos cordiales

LETTER FOR DEFENDING CUBA SOVEREIGNTY

Once again, the United Nations General Assembly (UNGA) adopted Cuba’s proposal: the Resolution «Need to end the economic, commercial and financial blockade imposed by the United States of America against Cuba.» Thus, it is formally inscribed in the provisional agenda of the 77th regular session of the United Nations General Assembly, where the traditional annual calendar for the presentation of said Resolution is resumed.

A resolution that has been condemned on twenty nine occasions, with a majority vote. The administrations of the United States persist today in maintaining this policy of economic strangulation of the Cuban people.

Recently, the administration of Joseph Biden has adopted timid measures that give the appearance of reducing the restrictions against Cuba. They have not been out of humanism towards the Cuban people, but rather a forced maneuver, trying to reduce tensions in the region, in the face of the total collapse of the Summit of the Americas, from which Cuba was arbitrarily excluded.

There is a lot of sadism in appearing to be more flexible, while encouraging small groups of uprooted Cubans, who turn their activities against Cuba into a mercenary business and look for creating an epicenter of dirty propaganda activities in Europe.

Supported by the right and ultra-right in the European Parliament, the call to use the European Parliament as a propaganda podium, to lie about the Cuban reality, has been accepted; forgetting that it is an act of interference and, in turn, of servility to imperialist colonization interests: they want to return Cuba to before 1959, to the time of rotating governments, repression and surrender, gambling casinos controlled by the mafia, prostitution and subjugation to the interests of the United States.

The promoter of said event in the European Parliament, Mr. Leo Juvier-Hendrick, has an extensive record of inciting hatred, encouraging acts of violence against official Cuban institutions and pronouncements in favor of a military intervention, among others that lead to break the Political Dialogue and Cooperation Agreements between the European Union and Cuba.

If the European Parliament promotes human rights, how do you open the door to this type of character who only incites to violate the rights of the Cuban people?

We make it clear, as Cubans residing in the Spanish State (country member of the European Union) that neither this man nor the tricks used to attack Cuba represent us.

We advocate respectful dialogue, cooperation on equal terms and everything that enriches the path of peace. For this reason, we demand that the European Parliament not provide itself as the stage for maneuvers of aggression, interference and violation of the sovereign right of the Cuban people to trace their own path.

Cuba is not alone, it has Cuban men and women, inside and outside the Island, who love it and defend it unconditionally, to maintain its independence and freedom. Likewise, Cuba has the respect of all the peoples of the world, which it has earned for its history of resistance and its deeply supportive and humanistic character.

No more blockade on Cuba!

No more dirty maneuvers against Cuba!

Best Regards

Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí

«Que el pueblo cubano haga en la nación lo que decida sin intervención de EEUU»: El Necio entrevista en exclusiva a Carlos Lazo, líder de Puentes de Amor

Emigración

El Necio.- El profesor Carlos Lazo responde las preguntas que han estado manejándose en las redes sociales sobre él y su activismo. Entrevista exclusiva.

Estados Unidos estimula migración irregular desde Cuba

estados-unidos-estimula-migracion-irregular-desde-cuba

La Habana, 14 abr (Prensa Latina) Estados Unidos estimuló históricamente la emigración irregular de los cubanos y en la actualidad incumple los acuerdos migratorios bilaterales y presiona a gobiernos regionales para exigir visas de tránsito.

Bajo pretextos infundados, la embajada de Washington en La Habana cerró sus servicios consulares y a pesar de un reciente anuncio de que los retomará progresivamente todavía se obstaculizan los nuevos visados.

Hace cinco años el gobierno estadounidense incumple el compromiso de otorgar 20 mil visas anuales en virtud de los acuerdos bilaterales y las pocas que otorga a través de terceros países tienen incluso limitantes como las que se otorgan en la categoría de visitante, que solo se concede para una entrada al país.

Al mismo tiempo, existen evidencias de presiones ejercidas a gobiernos de la región para que exijan visas a los cubanos en tránsito, lo cual genera un trato discriminatorio para los nacidos en la isla caribeña.

Alentados por la Ley de Ajuste Cubano, única de su tipo en el mundo, muchos ciudadanos se unen a rutas migratorias irregulares en Centroamérica en las que se exponen a violencia, estafas y la corrupción de grupos dedicados al narcotráfico o la trata de personas.

En lo que va de año fueron devueltos a la isla por vía marítima y aérea mil 680 ciudadanos desde Estados Unidos, México, Bahamas e Islas Caimán, según precisaron las autoridades cubanas.

Fuentes federales estadounidenses informaron recientemente que desde octubre de 2021 hasta finales de febrero de 2022 más de 46 mil cubanos llegaron por tierra a la frontera mexicana-estadounidense luego de viajar de forma irregular.

Mientras, la embajada en La Habana sigue con sus servicios limitados y el actual gobierno norteamericano mantiene vigentes otras medidas coercitivas que limitan los viajes, entre ellas, la restricción de los vuelos desde Estados Unidos únicamente a la capital cubana o la no renovación de licencias a compañías aéreas y marítimas.

Bajo el mandato de Donald Trump se aplicaron más de 200 medidas para recrudecer el bloqueo, alrededor de 60 en la etapa más crítica de impacto de la Covid-19, lo cual puso en tensión la economía cubana.

Como lo hizo en el pasado desde el triunfo de la Revolución, el gobierno estadounidense utiliza los motivos personales o económicos que constituyen los principales motivos para los migrantes cubanos, para manipular y desinformar como parte de una estrategia para provocar el caos social y el desánimo.

Con su actitud de manera irresponsable Washington crea condiciones que incitan a la migración pero cierra las puertas al ciudadano para que lo pueda hacer de manera regular.

Las autoridades cubanas declararon sucesivamente que apoyan una migración ordenada y segura, y la disposición al diálogo para que un proceso que constituye un derecho humano pueda ejercerse sin obstáculos ni manipulaciones.

jf/jfs

Con Filo: Sin cuartel (+ Video)

En este artículo: Con FiloCubaFestivallecheManipulación MediáticaManipulación PolíticaMigración

¿Qué tienen que ver una supuesta “leche de cucaracha”, un festival de música y una oleada migratoria? Pues todas estas cosas son ejes de un discurso mediático que, cuando no inventa lo que no ha sucedido, lo exagera, o aprovecha situaciones reales, tergiversando sus causas, para mostrar únicamente desaciertos de nuestro modelo.

De esa guerra sin cuartel a la que estamos sometidos habló este jueves el programa Con Filo.

En video, el programa

El aburrido rostro del discurso de Estados Unidos sobre Cuba

Por Alejandra Brito Blanco

Foto: Razones de Cuba

Resulta profundamente molesto volver a escuchar lo mismo cada vez que un representante gubernamental estadounidense habla sobre Cuba. “Están en una pésima situación de derechos humanos”, suelen decir. “No se respetan las libertades de los ciudadanos”, “viven en un país inseguro, donde son reprimidos”. “encarcelan niños”, “las cárceles están llenas de presos políticos”, repiten hasta el cansancio, junto a otras sandeces sin fundamento.

No somos perfectos, nadie lo es. Sin importar cuántas pruebas se presenten, la realidad cubana siempre será manipulada, torcida, hasta convertir el país en un “infierno sobre la Tierra” ante los ojos de la opinión pública internacional.

Se trata del mismo discurso hipócrita, de doble rasero, que ha permanecido durante más de 60 años. Pongamos, por ejemplo, la última entrevista ofrecida por el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos a Cubanet, una de las plataformas contrarrevolucionarias en boga, financiadas por capital estadounidense. Allí trató temas tan manidos como la migración y los derechos humanos en Cuba, entre otros.

“Izquierdos” humanos en el país de la libertad

Habló, como siempre, del “deterioro” de la situación de derechos humanos en la Isla. Zúñiga-Brown, al parecer, no ve las noticias de su propio país. No sabe de la brutalidad policial que lacera la integridad física de millones. George Floyd, Breonna Taylor, Amir Locke…son demasiados los nombres de personas negras, asesinadas por quienes se suponía que deberían protegerlas, a causa del abuso de poder y el racismo sistémico. Como si arrastrar a un chofer parapléjico fuera de su auto, frente a su hijo de 3 años no fuera suficiente.

Otras minorías también son blanco de arbitrariedades. Según la propia CNN, un medio conocido por su reaccionario discurso hacia Cuba, más de 2600 latinos han perdido la vida a manos de fuerzas del orden.  Un informe publicado por Unidos US refiere que entre 2014 y mayo de 2021, 15.085 personas murieron bajo custodia policial o en encuentros con agentes.

Niegan la brecha de desigualdad social, ahora ensanchada por la pandemia y la crisis económica. Los culpables siempre serán los pobres y los negros, claro, por “vagos y delincuentes”. Sí, en este siglo todavía persisten estas formas de discriminación, incluso en el aclamado “país de la libertad”.

La desigualdad racial, la violencia del extremismo blanco, las violaciones de los derechos de inmigrantes y solicitantes de asilo, así como las disparidades económicas y el cambio climático, se encontraban entre los principales ámbitos de incumplimiento de garantías fundamentales en Estados Unidos, según el Informe de Human Rights Watch.

Con esta situación interna, ¿quién tendría tiempo para mirar hacia otro lugar? El gobierno estadounidense, al parecer, no acaba de concentrarse en su propia agenda.

Politización del tema migratorio

El Encargado de Negocios también se refirió a la preocupación de su gobierno por el aumento del flujo migratorio. En sus palabras, “es importante darles a ellos, al público cubano, una manera de poder tener salidas legales, ordenadas y seguras hacia los Estados Unidos desde La Habana”. Cuánta hipocresía.

En primer lugar, ellos mismos dejaron inoperantes los servicios consulares en la capital cubana, con el pretexto de los ataques sónicos. A estas alturas, no han logrado encontrar una sola evidencia sobre las pretendidas agresiones. Además de incumplir los acuerdos migratorios suscritos con Cuba, ejercen presión a gobiernos latinoamericanos para cerrar los canales de emigración “segura y ordenada” que tanto claman defender.

Lea además “Ataques sónicos” o mitomanía cargada de maldad de un imperio.

Según las declaraciones de Zúñiga-Brown, tras la reapertura de los procesos consulares solo se otorgarían visas de inmigrante, no turísticas y de estadía corta. Ahí se constata la intención de asociar la emigración con un proceso definitivo, condicionado políticamente.

El entrevistado afirma querer mandar un mensaje “claro y contundente”: “serán regresados si tratan de ir de una forma que no es ordenada, segura y formal”. Resulta sumamente contradictorio, cuando el gobierno mantiene una política de incitación a la emigración ilegal, con la permanencia de la Ley de Ajuste Cubano.

Identifica como causas de las salidas masivas a la “falta de oportunidades económicas, de seguridad ciudadana y de respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales”. El mismo estribillo, de nuevo.

El impacto de más de medio siglo de persecución económica resulta notable en las diferentes esferas de desarrollo nacional. Sobre el gobierno de Estados Unidos y su bloqueo recae gran parte de la responsabilidad de las carencias internas. Ellos mismos tienen su #BareShelvesBiden, pero se hacen los de la vista gorda al apuntar el dedo hacia Cuba.

Inseguridad ciudadana, 11 de julio y Biden

Si Cuba es un país tan inseguro, como afirma el líder de la diplomacia estadounidense en Cuba, ¿cómo él mismo puede circular por la nación sin guardaespaldas ni autos blindados? Eso es mucho más de lo que pueden decir representantes extranjeros en su propia patria.

Además del ya mencionado tema de la brutalidad policial, más de un presidente norteño ha sido asesinado. En Cuba nunca ha sucedido algo así, y la lista de atentados al Comandante en Jefe es bien extensa, con preponderancia de acciones de la CIA.

Como parte de un guion bien asumido, vuelve a la retórica de las “protestas pacíficas” del 11 de julio y la detención de “presos políticos”. Se ha demostrado hasta el cansancio que existió violencia, robo y vandalismo en los disturbios. Por tanto, de paz, nada. Además, según criterios del derecho internacional, quienes delinquieron en este contexto no puede ser considerados en esta categoría.

Otra discordancia en las declaraciones del representante estadounidense es la supuesta “posición consecuente” de la administración de Joe Biden hacia el Estado caribeño. Lo que inició con la declarada intención de retomar la política de Obama, durante la campaña presidencial, paso a sacar a Cuba de las prioridades del gobierno, en sus inicios. Luego, de manera súbita, tras los acontecimientos del julio de 2021, parecieron volver su vista nuevamente hacia la Isla.

Sin embargo, ha quedado clara la continuidad de la política hostil hacia la república antillana. El financiamiento de programas subversivos nunca se detuvo, ni las recrudecidas presiones económicas que tanto impactan en el día a día de los cubanos.

A nadie le gusta escuchar un disco rayado. Aturde, causa molestia y repulsión. Pasan los años, pero el discurso de descrédito sigue intacto, a veces con diferentes palabras, pero con una esencia inalterable. Sin van a hablar mal de nosotros, lo menos que podemos esperar es un poco de creatividad.

¿Quieren bienestar para el pueblo? Déjennos vivir en paz. Ni más ni menos.

Miedo creíble

DOBLE FILO

A un cubano le bastaba con tocar suelo estadounidense para que fuera admitido en ese país como inmigrante. Prácticamente nadie en el mundo gozaba de similares privilegios. Esta política, conocida como «pies secos, pies mojados» fue fruto de una revisión de la Ley de Ajuste Cubano

Autor: Michel E. Torres Corona | internet@granma.cu

Balseros cubanos. Guanabo, Ciudad de La Habana.   Agosto de 1994.
Foto: Juvenal Balán

A un cubano le bastaba con tocar suelo estadounidense para que fuera admitido en ese país como inmigrante. Prácticamente nadie en el mundo gozaba de similares privilegios. Esta política, conocida como «pies secos, pies mojados» fue fruto de una revisión de la Ley de Ajuste Cubano, realizada durante la administración Clinton, a propósito de negociaciones con Cuba para intentar regular el flujo migratorio a través del Estrecho de la Florida. Todos los cubanos interceptados en altamar serían devueltos a la isla, pero aquellos que de una forma u otra arribaran a «la tierra prometida», no podrían ser deportados.

Dicha política fue acompañada por el acuerdo de otorgar no menos de 20 000 visas anuales, para que los ciudadanos cubanos que así lo desearan pudieran viajar de forma legal a Estados Unidos y, de permanecer un año allá, reajustar su estatus como residentes permanentes (la famosa green card).

Años después, durante la administración Obama, la política de «pies secos, pies mojados» fue abrogada. Los cubanos continuarían gozando de una situación privilegiada con respecto a otros migrantes, gracias a la Ley de Ajuste, pero solo los que ingresaran a Estados Unidos de forma regular. La decisión no solo fue aplaudida por el gobierno cubano, quien de forma atinada veía esta política como una técnica de fomento a la emigración irregular a través del mar y con peligro para la vida. Otros políticos, de forma más o menos velada, apoyaron esa medida.

Un senador conservador, anticomunista y eterno enemigo de Cuba como Marco Rubio, llegaría a decir que se debía acabar con «los privilegios» de una emigración eminentemente económica, y que no tenía problema alguno con visitar nuestro país y mantener con este un vínculo permanente.

En las actuales circunstancias, con la crisis epidemiológica y económica que vive el mundo, no solo Cuba, es comprensible que la migración aumente. Sin embargo, con una embajada en La Habana, inoperante, que hace tiempo no brinda servicios consulares, con el flagrante incumplimiento de los acuerdos de otorgamiento de visas, ¿cómo puede un cubano entrar a EE. UU.? ¿Cómo puede acogerse a la Ley de Ajuste si no puede permanecer un año de manera legal en ese país? ¿Cómo evadir la condición de excluible?

La opción más factible es solicitar el estatus de refugiado político. Una vez detenido por las autoridades, el migrante deberá solicitar una entrevista de «miedo creíble» ante un Oficial de Asilo. En esa entrevista, deberá convencer al funcionario de que, de ser deportado, su vida o su integridad física correrían peligro. Debe acreditar que fue torturado o perseguido o abusado de alguna manera, y que las instituciones de su país de origen son incapaces de protegerlo. Si el oficial lo decide así, el caso pasará a un Juez de Inmigración que validará o no el estatus de refugiado.

Los cubanos que deciden acogerse a esta «protección» suelen afirmar que en su país su vida corre peligro, porque son «perseguidos políticos», que no se sienten seguros. A esa entrevista ayuda mucho la «leyenda negra» sobre la «cruel dictadura comunista», propaganda con la cual están intoxicados en suelo estadounidense. Promover esa imagen es una forma de solventar un enrevesado trámite burocrático.

Pasa un año, adquieren la residencia permanente y entonces la mayoría de esos «refugiados políticos» regresan a vacacionar o de visita familiar al país del que salieron huyendo, hecho insólito en la historia universal. El propio Marco Rubio, encolerizado, lo llegó a denunciar: «Es difícil justificar el estatus de refugiados de algunos cuando, luego de llegar a Estados Unidos, viajan al lugar del que dicen que huyeron unas diez, 15, 20, 30 veces al año».

Esteban Rodríguez, «activista político» cubano que también halló «refugio» en Estados Unidos, fue menos diplomático: «Eso es un descaro y una falta de respeto». Tanto Rubio como el ala más extremista de la contrarrevolución, de la que Esteban Rodríguez es parte, se muestran a favor de quitar todo beneficio a los cubanos que solicitan este estatus y al poco tiempo viajan a la isla.

No sorprende que piensen así: ¿cómo puede ser creíble el miedo que solo dura un año? ¿Cómo validar la imagen dictatorial de Cuba en el mundo si los «perseguidos» están desesperados por regresar? Eso es inadmisible. Tiene que haber miedo, tiene que haber dictadura en Cuba, de lo contrario, los excluibles son ellos.

Verdades irrefutables sobre la manipulación de la emigración cubana

Foto: Internet

Desde el 1ro de enero de 1959 el gobierno de Estados Unidos inició la manipulación del tema migratorio cubano, al aceptar asesinos, torturadores y ladrones del gobierno del dictador Fulgencio Batista que huyeron de la justicia, a pesar de los reclamos oficiales de Cuba por las causas pendientes que tenían. A todos los consideraron refugiados, a pesar de que muchos arribaron de forma ilegal, dando inicio a este término para los que salían de la Isla.

Posterior a la ruptura de las relaciones diplomáticas el 3 de enero de 1961, los cubanos que deseaban viajar a Estados Unidos fueron eximidos de visas de turismo y/o emigrante, aprobándose el empleo de las llamadas visas “Waiver” (visa volante), porque “huían del comunismo”. Al prohibir los vuelos entre ambas naciones se iniciaron las salidas ilegales y todo cubano que arribara al territorio yanqui era aceptado de inmediato.

Como resultado de esa política, se afirma que 49 mil 961 personas emigraron a los Estados Unidos en 1961 y al año siguiente 78 mil 611. Sólo había que decir que “huían del régimen comunista” para
ser admitidos, situación que se mantiene como parte de la manipulación mediática contra la Revolución. La CIA inició rápidamente el reclutamiento de cubanos para la invasión y otras actividades subversivas.

Ante esa situación migratoria, el presidente John Kennedy, aprobó el propio año 1961 el Programa de Refugiados Cubanos, destinado a facilitar la integración de los “exiliados” cubanos a la sociedad yanqui, bajo el pretexto de “ayudar a toda persona que huía del régimen comunista” y ponerla en las mejores condiciones posibles para adaptarse y disponer de un mejor nivel de vida”.

Ese programa contenía nueve puntos y unos de los fines colaterales era el financiamiento de los contrarrevolucionarios cubanos que ya ejecutaban acciones terroristas contra Cuba, gracias a la guerra clandestina promovida en 1960 por el presidente Dwight Eisenhower, destinada a derrocar al gobierno revolucionario con el empleo de los llamados “refugiados”.

El presupuesto inicial del Programa de Refugiados Cubanos fue de 4 millones de dólares en 1961, 38 millones de dólares en 1962, hasta alcanzar la cifra de 144 millones de dólares en 1972. Duró 15 años, costándole 727 millones de dólares al Tesoro estadounidense.

El 28 de junio de 1962 Estados Unidos aprobó la Ley Pública 87-520, bajo el nombre de “Ley de Migraciones y de Asistencia a los Refugiados”, restringiéndose la definición de “refugiado” sólo al Hemisferio Occidental.

El presidente Lyndon Johnson, firmó el 3 de octubre de 1965, la “Ley de Inmigración y Naturalización”, la que no resolvía el problema del estatus legal de la emigración cubana, pero creó una Comisión Selecta de Inmigración para el Hemisferio Occidental, compuesta por 15 miembros para estudiar el ajuste del estatus legal de los cubanos.

El 2 de noviembre de 1966, Johnson aprobó la Ley Pública 89-732, conocida como “Ley de Ajuste Cubano”, la que cambió el estatus jurídico sólo de aquellos cubanos que habían ingresado sin visas a Estados Unidos, a partir del 1ro de enero de 1959, porque miles de cubanos se encontraban “Bajo Palabra” y a partir de dicha Ley pasaron a ser considerados como “refugiados políticos”, aunque su salida de Cuba fuera por motivos familiares.

La Ley benefició a los cubanos que automáticamente pudieron solicitar un permiso de trabajo y pasados 366 días de su ingreso a ese país, aplicar para obtener la residencia permanente sin formalidades particulares, debido a que los cubanos “huyen del comunismo” y son especialmente protegidos.

Para darle más privilegios a los cubanos que “escapaban del comunismo”, el Presidente Ronald Reagan en 1986, aprobó la Ley Pública 99-603, llamada “Ley para el Control y la Reforma de Inmigración”, que incluía su Sección 202 un “Ajuste para cubanos y haitianos”. Esa Sección permitió que los cubanos llegados por la vía del Mariel en 1980, pudieran solicitar la residencia después de haber permanecido más de 6 años en los Estados Unidos sin tener un estatus definido, porque los “marielitos” no recibieron el estatus de refugiados al no estar contemplados en la letra de la “Ley de Refugiados”, aprobada el 17 de marzo de 1980, Ley Pública 96-212.

Ronald Reagan quiso enmendar la decisión tomada el 20 de junio de 1980 por el Presidente James Carter, de asignar el estatus migratorio de “entrantes”, a ese grupo de cubanos y a los haitianos, que arribaron a los Estados Unidos entre el 21 de abril y el 19 de junio de 1980.

En mayo de 1995, al firmarse un nuevo Acuerdo Migratorio entre Estados Unidos y Cuba bajo la administración del presidente William Clinton, la Ley de Ajuste Cubano sufrió su primera reforma, al establecerse la conocida política de “pies secos-pies mojados”, en la cual toda persona que se detenga en alta mar es devuelta a Cuba, y sólo son aceptados los que logren tocar tierra firme.

El 30 de septiembre del 1996, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley pública 104-208, Acta de Reforma a la Inmigración legal y la Responsabilidad del Inmigrante Ilegal, que en su Sección 606 establece:

“Se condiciona la eliminación de la Ley de Ajuste Cubano, solamente por la determinación del Presidente de Estados Unidos, bajo lo establecido en la Sección 203 (c)(3) del Acta de la Libertad y Solidaridad Cubana de 1996, Ley pública 104-114, conocida como Ley Helms-Burton, cuando ostente el poder en Cuba un Gobierno elegido democráticamente”.

En noviembre de 1997, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley Pública 105-00, Ley de Ajuste Nicaragüense y Alivio Centroamericano, (NACARA), la que en su Sección 202 define un “ajuste del estatus de ciertos nicaragüenses y cubanos”, donde expone los requisitos necesarios para que ciertas personas de origen nicaragüense y cubano, puedan solicitar la residencia permanente en Estados Unidos.

Una prueba de la mezquindad en la manipulación migratoria contra Cuba, fue el Cuban Medical Professional Parole, puesto en vigor en septiembre del 2006. Ese programa, coordinado por el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, perseguía la deserción y compra de profesionales cubanos de la Salud que integran las brigadas de solidaridad en el mundo.

El 31 de julio del 2007, el gobierno norteamericano dio a conocer la segunda reforma realizada a la Ley de Ajuste Cubano, donde refrendan la decisión de las autoridades federales de Inmigración, de facilitar que, personas nacidas fuera de Cuba puedan obtener la residencia permanente en los Estados Unidos, si al menos uno de sus padres nació en Cuba, reafirmando la manipulación política del tema migratorio contra la Revolución cubana.

La migración cubana es la única que recibe este tratamiento político con fines subversivos, a diferencia de los millones de latinoamericanos que anualmente caminan miles de millas para ingresar en Estados Unidos, huyendo de la miseria, el hambre, enfermedades y la muerte, en países con sistemas capitalistas “democráticos”.

Por eso dijo José Martí: “Ver para juzgar después”

La migración ilegal, otra expresión de asedio contra Cuba por EEUU

Emigración

Canal Caribe.- La narrativa de la «migración con fines políticos» ha sido una constante en el asedio de Estados Unidos a Cuba. Antecedentes como la Operación Peter Pan, que separó a niños de sus padres, basados en lo que hoy llamaríamos Fake news, noticias falsas, bulos o la incitación a emigrar, en leyes y disposiciones que privilegian al ciudadano cubano, han teñido esta historia de tragedias de muchos que han perdido la vida intentando llegar a Estados Unidos por vías irregulares. Cristina Escobar pone el tema en contexto.


Metáfora de la isla en fuga y otros mitos (anti)cubanos

José David País Santamaría – Cubadebate – Foto: Reuters/Archivo.- Hoy hay coros en el metaverso entonando baladas nostálgicas sobre la emigración cubana. Politizando. Se asume el asunto como un indicador del fracaso del modelo socialista; como una derrota de la sociedad de la que, se presume, la gente o escapa, o se exilia.

Me pregunto cuándo se instaló el socialismo en Haití, Honduras, El Salvador, Guatemala o México, emisores principales de almas migratorias hacia los EE.UU. ¿Cuándo llegó el socialismo al norte de África para empujar gente hacia el Mediterráneo? Y no era que se había caído el comunismo en Europa del Este? Cómo es que tanta gente pobre y desesperanzada brinca hacia las capitales occidentales, para alimentar manos de obra baratas, prostíbulos y clubes de lavado.

Hay que dejarse de tanta tontería!!!

Y dejar de andar citando a medias a Martí, un emigrante de su tiempo; un desterrado al que no pudo impedir su regreso ni un ejército imperial en fila: “salto, dicha grande”, desde un bote milagroso donde llevó el remo de proa, bajo el temporal.

Tenemos el derecho a migrar y lo ejercemos. No es correcto justificar la decisión maldiciendo al país. Sobre todo si quien decide emigrar no escapa de un conflicto potencialmente mortal; de calles inseguras copadas por bandas; de miseria extrema y hambre; de postguerra; de carencia de atención médica; de ausencia de derechos al estudio o el trabajo; y tantos etcétera.

La emigración es parte de la nación. Con valentía hay que decir que el esfuerzo de cubanos afuera, ha sido vital para sostener a miles de familias aquí, y que ese aporte a la economía de la isla es inmenso y lo seguirá siendo.

Hace falta aterrizar el “vivir mejor” que ofrece el capitalismo y no suponer que los que se van no tenían nada, sino que decidieron que no tenían suficiente. Esa decisión es muy personal y cada quién sabe lo suyo.

Se ajusta muy bien a los narradores de la reinstauración capitalista el mito de la isla en fuga. Si todos se van: ¿quién hizo las vacunas? ¿Quién la puso en el brazo de mi hijo de cinco años? ¿Quién los cuida cuando estoy en el trabajo? ¿Quiénes trabajan junto a nosotros? ¿Quién sembró lo que nos comemos? ¿Quién maneja la guagua donde nos apretamos para llegar a alguna parte, a ritmo de reggaeton? ¿Quién custodia mis calles? ¿Quién se empeña en resistir la agresión? Esa que existe para eso; para que la gente pierda la esperanza, se canse, se moleste, se quiebre.

Todos extrañamos a alguien. Y ese vacío no se llena con nada. Pero cuando vayamos a buscar culpables, pensemos que si mañana se acabaran los bloqueos y las agresiones, miles de cubanos regresarían a una patria más próspera, que un día no pudo satisfacer sus aspiraciones materiales o del espíritu. Que los jóvenes se vayan es parte de la guerra contra la isla. Por eso se cerró el deshielo, y todo se volvió a congelar. La gente cogió otro aire, dejó de lanzarse al mar y muchas cosas buenas florecieron. ¿Acaso fue el Gobierno cubano el que cerró esa puerta en la cara? 

Que se reconozca a los verdaderos culpables; que asumamos con valentía y autocrítica el por ciento que nos toque de la culpa; que se acaben bloqueos y divisiones; que las familias se junten y no se quiebren en viajes arriesgados, en busca de tierras prometidas.

Diferendo EEUU-Cuba impacta en dinámica de familia, asegura experta

La Habana, 17 feb (Prensa Latina) La realidad de la familia en Cuba está marcada por los procesos de separación a causa de la migración muchas veces irregular, que provoca el diferendo entre la isla y Estados Unidos, afirmó hoy la doctora Patricia Arés.

Al intervenir en el programa Solidaridad vs Bloqueo, convocado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), la especialista sostuvo que familia y sociedad son dos términos interdependientes, por lo que los fenómenos ocurridos en una de estas instituciones impactan en la otra.

Hay factores potencialmente devastadores y traumáticos, que influyen en las dinámicas del hogar, como los ocasionados por las políticas migratorias devenidas en separaciones largas, procesos irregulares generadores de grandes riesgos, explicó la doctora en Ciencias Psicológicas.

Por más de 60 años el gobierno de Estados Unidos ha aplicado contra la isla caribeña un bloqueo económico, comercial y financiero con impacto en todas las esferas de la sociedad, que restringe la adquisición de recursos básicos, como medicinas y alimentos y coarta el intercambio con otros países del mundo.

Constituye una intención declarada la de asfixiar por hambre y necesidad a los habitantes de la mayor de las Antillas, a lo que se suman medidas para provocar la migración irregular e insegura por vía marítima y terrestre, con consecuencias para la vida de las personas.

En su intervención, Patricia Arés abordó también los elementos novedosos sobre el proyecto del nuevo Código de las Familias que se somete a consulta popular en Cuba hasta el próximo abril.

Sobre las incomprensiones que han existido por el cambio del término patria potestad por el de responsabilidad parental, dijo que se ajusta a lo estipulado por la Convención Internacional de los derechos del niño y también a la realidad de la familia cubana, en la cual existen diversos sistemas parentales, como madres y padres afines y abuelos al cuidado de los nietos.

La denominación no implica la expropiación del derecho de los padres a decidir, criar, conducir, alimentar, sancionar, ni tampoco sugiere una injerencia del Estado –explicó- sino que los padres son los máximos responsables en la educación y la crianza de los hijos, aunque eso no les dé derecho a prácticas abusivas y a no escuchar la voz del niño.

“La patria potestad implicaba la cultura del respeto a ultranza. La responsabilidad parental implica una nueva cultura donde el respeto se conquista”, insistió.

El nuevo documento legal también permitirá las garantías de los derechos a las llamadas familias transnacionales, aquellas formadas por individuos con lazos estrechos habitantes en territorios distintos, trascendió recientemente en una Mesa Redonda sobre el tema.

Una de las novedades más importantes constituye la posibilidad por vez primera de solucionar conflictos internacionales a partir de la elección de las partes de aplicar la ley del lugar de domicilio o del sitio de origen de la unión matrimonial, en dependencia de cuál otorgue más prerrogativas.

En esta jornada contra el bloqueo, el ICAP convocó también para las 21:00 hora local un espacio interactivo a través del perfil @Siempreconcuba en Twitter, la cual permitirá continuar el abordaje de cuánto impacta la política de Estados Unidos contra la nación.

mem/lrg

Dos actos en Barcelona en homenaje a José Martí fueron protagonizados por cubanas y cubanos residentes en Catalunya (+Fotos)

Emigración

Cubainformación, con información de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí – Video: ProduccioneSofi.- Este sábado 29 de enero, la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí estuvo presente en sendos actos realizados en el recinto interior de Fabra i Coats, antigua fábrica de la Compañía Anónima Hilaturas, en Barcelona, convertida en la actualidad es un centro de arte contemporáneo y cultural con diferentes espacios.


El primer acto fue dentro del Casal L’Harmonia, donde se realizó una mesa redonda internacional, para exponer las realidades de Chile, Argentina y Cuba, enfocándose a sus objetivos, sobre «experiencias populares y organización de la vida frente a situaciones de emergencia». Dicha actividad se dio en el marco del Coloquio-Tertulia «¿Qué entendemos por colapso? Consciencia y Acción.»

En esta mesa redonda, que comenzó a las 16 hrs local, la participación cubana fue online, tomando en cuenta medidas de seguridad sanitarias. Gustavo de la Torre, Vicepresidente de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí, comentó sobre la resistencia del pueblo cubano en la etapa denominada «Período Especial» frente a la política hostil y de estrangulamiento económico, impuesto por los gobiernos de EE.UU a lo largo de estas 6 décadas de aplicación de injusto e ilegal bloqueo económico, financiero y comercial.

A las 18:15hrs, se realizó el segundo acto, en homenaje al aniversario 169 del natalicio de José Martí; el cual tuvo lugar en el busto del apóstol que está resguardado dentro de las áreas del propio recinto de Fabra i Coats.

Aquí se contó con la presencia de la Cónsul Aimé Osoria Muñoa y la acostumbrada participación de diversas personas miembros del movimiento de solidaridad con Cuba en Cataluña.

Con la dirección de Ana Posada Lee, el acto transcurrió entre manifestaciones, declamaciones y poemas, en las voces de Víctor L, Claudia González, Yamilet Contreras, Claudia Calvo, Melani Barbero y la propia Anita.

También se leyó la declaración final de la Asociación, condenando el criminal bloqueo económico impuesto por el imperialismo contra el pueblo cubano y también de condena -en palabras de Gustavo de la Torre- «al oleaje de acoso y agresiones que sufre desde hace 9 meses, la sede consular cubana en la ciudad de Barcelona y sus trabajadores. Tristes acontecimientos que se han estado realizando bajo la pasiva mirada de las autoridades catalanas».

El acto cerró con la puesta de flores en el busto del apóstol y la rigurosa foto de la familia de cubanas y cubanos e integrantes de la solidaridad.

Así se abrió, también, la campaña de la jornada por el aniversario 170, a celebrarse en el 2023.

PALABRAS SOBRE JOSÉ MARTÍ

Por Víctor L.

«Patria es Humanidad». Cuánto significado nos ha legado el Maestro, José Martí, en una aseveración tan sencilla, tan humilde.

Hoy recordamos el Aniversario 169 de su Natalicio, aquel día 28 de enero del año 1853, en la entrañable casita de la Calle Paula, hoy convertida en museo.

No le recordamos hoy como algo reducido a una fecha señalada, marcada en un calendario de acontecimientos históricos, sino que le recordamos y vemos presente, como cada día, en cada obra, en cada lucha y en cada victoria de nuestro pueblo, ese pueblo al servicio del cual él puso su pluma, su voz, su ejemplo, ese pueblo por cuya libertad entregó lo mejor de sí, por el que ofrendó su propia vida.

Clara fue la luz con la que vio Martí el peligro que se cernía sobre Cuba y sobre nuestros pueblos de América, el peligro representado por el Imperialismo de los Estados Unidos de América, ese imperialismo que hoy en día vemos cómo invade países, destruye naciones, roba y dilapida los recursos de otros pueblos, y trafica con la vida y con la muerte, ese imperialismo que constituye una amenaza global, una amenaza para toda la especie humana.

No pudo el Maestro ver conseguido su sueño de libertad para su Patria, ni pudieron verlo tampoco los Patriotas que junto a él se alzaron en desigual lucha contra el decadente imperio del león rampante. Otro imperio, el del águila imperial, le arrebató al pueblo cubano su victoria y sumió a Cuba en un nuevo régimen de sometimiento, de oprobio, un nuevo tipo de colonia.

Las luchas por la emancipación del pueblo cubano no cesaron y es, en el Año del Centenario del Natalicio del Maestro, que lo más selecto de su juventud, la conocida como Generación del Centenario de la que nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fue el más alto exponente, tomó la determinación de salir al combate como otrora lo hicieron nuestros Mambises, sin cejar en el empeño por difíciles que fueran las circunstancias, la prisión, el destierro y la lucha en las montañas y el llano.

Bajo la guía de Fidel, y siguiendo las enseñanzas del Maestro, Cuba consiguió su libertad definitiva el 1º de enero de 1959. Y se convirtió en leyes revolucionarias el anhelado deseo del Maestro, «que la ley primera de nuestra república sea el culto a la dignidad plena del hombre».

No porque hayamos conseguido la tan anhelada libertad nuestra lucha ha concluido. Dos campos de batalla requieren de nuestros esfuerzos en este presente que nos ha tocado vivir, el del trabajo y el esfuerzo por construir un futuro más pleno para todo nuestro pueblo, y el de preservar a toda costa nuestra soberanía, nuestra libertad, y las conquistas de nuestra Revolución Cubana.

Hacemos nuestras las palabras del Maestro, vigentes hoy en día, cuando en su carta al diario «The Evening Post», titulada «Vindicación de Cuba», y escrita en respuesta a una publicación del diario «The Manufacturer» de Filadelfia, decía:

«Ningún cubano honrado se humillará hasta verse recibido como un apestado moral, por el mero valor de su tierra, en un pueblo que niega su capacidad, insulta su virtud y desprecia su carácter.» (…)

«No somos los cubanos ese pueblo de vagabundos míseros o pigmeos inmorales (…); ni el país de inútiles verbosos, incapaces de acción, enemigos del trabajo recio, que, justo con los demás pueblos de la América española, suelen pintar viajeros soberbios y escritores. Hemos sufrido impacientes bajo la tiranía; hemos peleado como hombres, y algunas veces como gigantes para ser libres; (…).»

«Sólo con la vida cesará entre nosotros la batalla por la libertad (…).»

Y a lo anterior añadimos, no somos un estado fallido como los fanfarrones imperiales osan decir, Cuba se levanta hoy más que nunca para sí y para el mundo, con y para los oprimidos, con y para sus pueblos amigos y hermanos. Los resultados de Cuba, obtenidos del sacrificio, el esfuerzo y la dedicación de su pueblo, no son para selectos bolsillos, ni para avariciosos capitales. Cuba vive, Cuba vive en su historia, y Cuba salva.

A los cubanos de hoy, junto a nuestros fieles amigos y camaradas de lucha, nos ha sido entregada la antorcha encendida que debemos portar y cuidar con orgullo, con honor, con dignidad, con esmero, con dedicación, con entereza y determinación, y como tal lo haremos.

Declaración de la Asociación de Cubanos a Cataluña José Martí

El Héroe nacional de la Revolución cubana, nuestro apóstol José Martí, en su artículo en Patria, el 26 de marzo de 1892, expresó: «Sólo los enemigos de la independencia pueden estar con los que no la traigan en el corazón».

Enemigos de la soberanía e independencia de Cuba fue el colonialismo español, es el intervencionismo e injerencia del imperialismo yanqui, el cual ha extendido sus zarpazos llenos de crímenes hasta nuestros días; pero también lo son aquellos que se prestan con servilismo mercenario, llevando las mentiras que el imperio siembra con odio visceral contra el pueblo de Cuba.

Enemigos son aquellos que desde estas tierras, siguiendo la oleada de actos violentos y hostiles, acosan y agreden a la sede diplomática cubana en Barcelona y a sus funcionarios. Enemigos que dicen defender la «democracia» y las «libertades», mientras posan frente a la sede diplomática cubana con banderas de España y Estados Unidos; en muestra clara de su apego al anexionismo plattista.

Quienes hoy se comportan como hienas envalentonadas por la derecha y la ultraderecha, son los mismos que exigen más bloqueo contra el pueblo cubano, demandan intervención militar extranjera y utilizan el discurso soez, ofensivo y violento contra toda persona que decida defender la obra humanista de la Revolución cubana.

Desde 1992, Cuba ha presentado en la Asamblea de NNUU 29 resoluciones sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra el pueblo cubano. Resoluciones que han contado con el creciente apoyo de los pueblos del mundo; sin embargo, en mezquina actitud prepotente y violatoria del derecho soberano de millones de cubanas y cubanos, las administraciones estadounidenses mantienen y recrudecen esta política de estrangulamiento económico. En estos años de azote de la pandemia de la COVID19, se ha incrementado con toda intención, para impedir el acceso de Cuba a medicamentos, material sanitario y tecnología para tratar adecuadamente a los enfermos de esta pandemia.

Con gran hipocresía, el gobierno de EEUU y sus lacayos presionan y fabrican pretextos con falsas alegaciones, bulos y fakenews, para seguir sosteniendo su escalada de ahogo contra el pueblo cubano.

Las políticas hostiles y de restricciones económicas contra Cuba, califican como acto de genocidio a tenor de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948 y como un acto de guerra económica según lo establecido en la Conferencia Naval de Londres de 1909.

Una vez más, acudiendo al apóstol, en su escrito a Patria, en la edición 11 del 21 mayo de 1892, José Martí expresó que «Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan, y los que odian y deshacen.»

Cuba ama y funda porque se mueve por el mundo con grandes sentimientos humanistas, creando puentes de solidaridad y  cooperación entre los pueblos del mundo.

El imperialismo y sus mercenarios odian y deshacen, porque prefieren la confrontación, la guerra, el servilismo mercenario, la ofensa, la mezquindad y la desunión entre los pueblos.

Nuestra Asociación condena, rotundamente, esta constante violación contra nuestra Patria, porque el bloqueo constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos; y no sólo viola los de todas las cubanas y cubanos, sino de todos los pueblos del mundo.

Condenamos el oleaje de acoso que está sufriendo el Consulado de Cuba en Barcelona y sus funcionarios, desde hace más de 9 meses, gracias a la pasiva permisividad de las autoridades catalanas y españolas.

Exigimos se tomen, de una vez, las medidas pertinentes y se respete los Acuerdos de Viena, en referencia a la seguridad del personal y servicios diplomáticos.

Exhortamos a que entidades y organizaciones sociales, culturales, políticas, vecinales y demás se unan a nosotras en este justo reclamo:

¡No más bloqueo!

¡No más agresiones!

¡Respeto y seguridad para nuestra sede diplomática en Barcelona!

Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí