«Carta en defensa de la soberanía de Cuba»: denuncian que el Parlamento Europeo sea podio propagandístico para el bloqueo y la violación masiva de DDHH del pueblo cubano

Emigración

Esta es una carta enviada (en castellano e inglés) por la Asociación de Cubanos y Cubanas en Cataluña «José Martí» a la Sra Roberta Metsola (Presidenta del Parlamento Europeo), el Sr. Alessandro Chiocchetti (Jefe de Gabinete de la Presidenta del Parlamento Europeo) y la Sra. Alina-Oana Simion (Asistente del Jefe de Gabinete).


CARTA EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA DE CUBA

Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí

Nuevamente, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) adoptó la propuesta de Cuba: la Resolución «Necesidad de poner fin al bloqueo económico comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba». Así, queda inscrita formalmente en el programa provisional del 77 período ordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde se retoma el calendario tradicional anual de presentación de dicha Resolución.

Una Resolución que lleva vigésimo novena ocasiones, con votación mayoritaria condenando esa política de estrangulamiento económico al pueblo cubano, impuesta por las administraciones de Estados Unidos, y que hoy día persisten en mantenerla.

Recientemente, la administración de Joseph Biden ha adoptado tímidas medidas que dan la apariencia de reducir las restricciones contra Cuba. No han sido por humanismo hacia el pueblo cubano, sino una maniobra forzada, tratando de disminuir las tensiones en la región, frente al total descalabro de la Cumbre de las Américas, de la cual Cuba fue arbitrariamente excluida.

Hay mucho sadismo en aparentar flexibilización, mientras se alienta a grupúsculos de cubanos desarraigados, que hacen de sus actividades contra Cuba, todo un negocio de mercenarismo y buscan crear en Europa un epicentro de actividades de sucia propaganda.

Arropados por la derecha y la ultra derecha europarlamentaria, se ha acogido la convocatoria de usar el Parlamento Europeo como podio propagandístico, para mentir sobre la realidad cubana; olvidando que es un acto de injerencia y, a su vez, de servilismo a intereses imperialistas de colonización: quieren regresar a Cuba a antes de 1959, a la época de gobiernos de turnos, represión y entreguismo, casinos de juego controlados por la mafia, prostitución y subyugación a los intereses de Estados Unidos.

El promotor de dicho evento en el europarlamento, el Sr. Leo Juvier-Hendrick, consta de un amplio expediente de incitación al odio, estimulación de actos de violencia contra instituciones oficiales cubanas y pronunciamientos a favor de una intervención militar, entre otras que conlleven a romper los Acuerdos de Diálogos Políticos y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba.

¿Si desde el Parlamento Europeo se dice que se promueven los derechos humanos, cómo se le abre la puerta a este tipo de personajes que incitan a violar los derechos del pueblo cubano?

Dejamos claro, como cubanas y cubanos residentes en el Estado español, país miembro de la Unión Europea, que ni este señor ni las argucias usadas para agredir a Cuba nos representan.

Abogamos por el diálogo respetuoso, la cooperación en igualdad de condiciones y todo aquello que enriquezca el camino de paz. Por ello, demandamos al Parlamento Europeo, que no se preste de escenario para maniobras de agresión, injerencia y violación del derecho soberano del pueblo cubano a trazar su propio camino.

Cuba no está sola, cuenta con cubanas y cubanos, dentro y fuera de la Isla, que la amamos y defendemos a ultranza, para mantener su independencia y libertad. Así mismo, Cuba cuenta con el respeto de todos los pueblos del mundo, que se lo ha ganado por su historia de resistencia y su carácter profundamente solidario y humanista.

¡No más bloqueo a Cuba!

¡No más sucias maniobras contra Cuba!

Saludos cordiales

LETTER FOR DEFENDING CUBA SOVEREIGNTY

Once again, the United Nations General Assembly (UNGA) adopted Cuba’s proposal: the Resolution «Need to end the economic, commercial and financial blockade imposed by the United States of America against Cuba.» Thus, it is formally inscribed in the provisional agenda of the 77th regular session of the United Nations General Assembly, where the traditional annual calendar for the presentation of said Resolution is resumed.

A resolution that has been condemned on twenty nine occasions, with a majority vote. The administrations of the United States persist today in maintaining this policy of economic strangulation of the Cuban people.

Recently, the administration of Joseph Biden has adopted timid measures that give the appearance of reducing the restrictions against Cuba. They have not been out of humanism towards the Cuban people, but rather a forced maneuver, trying to reduce tensions in the region, in the face of the total collapse of the Summit of the Americas, from which Cuba was arbitrarily excluded.

There is a lot of sadism in appearing to be more flexible, while encouraging small groups of uprooted Cubans, who turn their activities against Cuba into a mercenary business and look for creating an epicenter of dirty propaganda activities in Europe.

Supported by the right and ultra-right in the European Parliament, the call to use the European Parliament as a propaganda podium, to lie about the Cuban reality, has been accepted; forgetting that it is an act of interference and, in turn, of servility to imperialist colonization interests: they want to return Cuba to before 1959, to the time of rotating governments, repression and surrender, gambling casinos controlled by the mafia, prostitution and subjugation to the interests of the United States.

The promoter of said event in the European Parliament, Mr. Leo Juvier-Hendrick, has an extensive record of inciting hatred, encouraging acts of violence against official Cuban institutions and pronouncements in favor of a military intervention, among others that lead to break the Political Dialogue and Cooperation Agreements between the European Union and Cuba.

If the European Parliament promotes human rights, how do you open the door to this type of character who only incites to violate the rights of the Cuban people?

We make it clear, as Cubans residing in the Spanish State (country member of the European Union) that neither this man nor the tricks used to attack Cuba represent us.

We advocate respectful dialogue, cooperation on equal terms and everything that enriches the path of peace. For this reason, we demand that the European Parliament not provide itself as the stage for maneuvers of aggression, interference and violation of the sovereign right of the Cuban people to trace their own path.

Cuba is not alone, it has Cuban men and women, inside and outside the Island, who love it and defend it unconditionally, to maintain its independence and freedom. Likewise, Cuba has the respect of all the peoples of the world, which it has earned for its history of resistance and its deeply supportive and humanistic character.

No more blockade on Cuba!

No more dirty maneuvers against Cuba!

Best Regards

Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí

Lo que no dice la prensa yanqui

Por Arthur González

Raúl Roa, el canciller de la Dignidad.

Los Estados Unidos se auto califican de ser los “paladines” de la libertad y en especial de la prensa, pero cuando se trata de sus violaciones a los derechos humanos y sus acciones contra otras naciones, ahí mismo se rompe su conducta y prohíben a la gran prensa que publique los hechos que demuestran que son los mayores violadores del derecho internacional, incluida la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Cuba es un claro ejemplo de esas violaciones, al ser víctima de una guerra económica, comercial, financiera y biológica, unido a miles de acciones terroristas, incluido el asesinato de sus líderes principales, que pretenden matar de hambre y enfermedades a todo un pueblo, como castigo por no subordinarse a los intereses yanquis.

Por esa razón, Cuba denuncia desde el mismo año 1959 los actos criminales ejecutados por el gobierno norteamericano, como la hizo el Canciller Raúl Roa, el 23 de abril de 1964 ante las Naciones Unidas, donde con su elevada dignidad informó de las mil 181 agresiones, hasta ese momento, de Estados Unidos contra la Isla.

A pesar de esos crímenes confirmados en sus propios documentos desclasificados, Estados Unidos jamás ha sido sancionado por la ONU ni por otros organismos internacionales, como hacen contra países que no se someten a las órdenes yanquis, ni la prensa refleja los que le hacen diariamente a Cuba.

Mucha desvergüenza existe en este mundo donde los Estados Unidos se sienten dueños de los destinos de millones de seres humanos, con la complicidad de sus aliados europeos y de otros continentes.

Sabio José Martí cuando expresó:

“Son viles, aunque hayan venido con magnas fuerzas y precisamente porque vinieron con ellas, los traidores al espíritu humano”.

La oposición cubana queriendo “pescar en río revuelto»

Contra Cuba Contrarrevolución

14/04/2022

José A. Amesty – Frente Antiimperialista Internacionalista.- El próximo 19 de abril 2022, luego de esta Semana Santa, se celebrará el 73 período de sesiones del Comité contra la tortura, de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en el cual la oscura oposición cubana, intentará en medio de una serie de fallos de la ONU, como, por ejemplo, la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de esa organización y en medio del conflicto en Ucrania y sus burdas noticias por parte de la canalla mediática, se fragua una ignominia contra Cuba.


De igual modo, por su parte, el consorcio de radio y televisión alemán Deutsche Welle (DW) ha esbozado con mayor claridad ese espurio objetivo al publicar un artículo titulado, “Piden que Cuba y Venezuela también salgan del Consejo de DD. HH”. Dicha petición la hace la organización contrarrevolucionaria Center for a Free Cuba (CFC) la cual fue creada en octubre de 1997 en EE. UU., es financiada por la USAID y el NED y tiene la misión de fomentar la subversión contra Cuba.

Pretenden “introducir en los debates el análisis de un espurio informe elaborado por una supuesta “ONG” denominada Prisoners Defenders, en el cual se acusa a Cuba de torturar a los que ellos llaman “prisioneros políticos”, según el escritor Marco Velázquez Cristo, en su artículo “La nueva patraña contra Cuba: sentarla en el banquillo de los acusados en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para tratar de forzar su exclusión del mismo”.

El Comité Contra la Tortura (CAT, por sus siglas en inglés), es el órgano compuesto por 10 expertos independientes que supervisa la aplicación de la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes por sus Estados Partes. El Comité contra la Tortura trabaja para responsabilizar a los Estados de las violaciones de los derechos humanos, investigando sistemáticamente las denuncias de tortura para detener y prevenir este delito.

A su vez, la ONG Prisoners Defenders, según Velázquez Cristo, “se conoce que tiene su sede en Madrid y está inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones de España, pero en realidad esta falsa ONG es una organización creada por el Departamento de Estado norteamericano, quien la dirige a través de su Embajada en Madrid, y la financia utilizando a la USAID y el NED. Está dirigida a la actividad subversiva contra Cuba. De ella, en septiembre de 2018 surgió una sección, digamos que “especializada”, con fachada de “ONG”, que se denominó “Cuban Prisoners Defenders”, la cual ha estado involucrada en la fabricación de falsas denuncias contra Cuba ante Naciones Unidas, la Unión Europea y la Corte Penal Internacional”.

Igualmente, el escritor Julio Ferreira, en su artículo en Rebelion.org, “Cuba Prisoners Defenders, ¿una ONG española?”, se pregunta, “¿cuál es la fuente de financiamiento de esta supuesta ONG? Aunque su presidente y fundador (el empresario español Javier Larrondo, de padres cubanos, quien se presenta además como el representante en España y Europa del grupúsculo contrarrevolucionario Unión Patriótica Cubana (UNPACU), cuyo cabecilla es el también asalariado de Washington José Daniel Ferrer García)”, asegura “que su organización ha nacido con sus propios fondos personales”, en realidad resulta poco creíble.

Otras informaciones (que explicarían el accionar anticubano de esta falsa ONG) señalan que el dinero proviene de los fondos del Departamento de Estado norteamericano, el cual la utiliza como organización pantalla para dar cobertura desde Europa a la subversión estadounidense contra la Mayor de las Antillas.

A tal fin, esta “ONG española” actúa con absoluta desfachatez en la fabricación de falsas denuncias contra Cuba ante Naciones Unidas, la Unión Europea y la Corte Penal Internacional”.

Finalmente, señala Velázquez Cristo, “Cabe preguntarse, ¿por qué Cuban Prisoners Defenders no acusan a los EE.UU. por su sistema de salud, que solamente atiende a quienes paguen costosos seguros médicos? ¿Desconocerá esta falsa ONG que la población carcelaria en EE.UU. es una nueva e inhumana forma de esclavitud? ¿Desconocerá esta organización pantalla que las cárceles privadas en territorio estadounidense son un negocio lucrativo para las corporaciones norteamericanas?”.

“Lo que se nos pretende hacer el 19 de abril es parte de la política hostil del gobierno norteamericano contra Cuba. Él es su verdadero responsable”.

En la otra acera del frente, el escritor cubano Gerardo Moyá Noguera, en su artículo “Torturar, nunca jamás”, señala “Recordaremos, porque bueno es recordar, que el gobierno del pueblo cubano comandado por Díaz-Canel nunca jamás ha torturado ciudadano alguno, ni tan siquiera a los peores enemigos en tiempos del dictador Batista y si no, echen una mirada atrás a lo ocurrido con los presos después de la humillación que sufrió el imperio en las playas de Girón, cuando dichos presos fueron cambiados por tractores”.

Así mismo, enfatiza “Sí, se tortura en Cuba, pero en la base naval de Guantánamo y todos se mantienen callados. Después del 11 de septiembre, fecha fatídica, el ciudadano pakistaní Majid Khan fue brutalmente torturado hasta que “confesó” pertenecer al fundamentalista grupo de Al-Qaeda de Osama Bin Laden. Dicha base pertenece desde hace muchos años al imperio (EEUU), aunque el expresidente Obama en su campaña electoral nos dijo que cerraría para siempre la base, pero no ha sido así y allá se sigue torturando a los presos existentes en la misma, hasta que no pueden más, aguantando terribles torturas por parte de los sicarios que viven en la base de Guantánamo”.

Según un artículo de EFE y tomado de Cubasì “La cárcel de Guantánamo: 20 años de torturas sin fecha de cierre”, señala que, “la prisión de Guantánamo cumple 20 años abierta, pese a ser un polémico símbolo de la lucha antiterrorista de Estados Unidos que actualmente alberga a 39 reos y cuyo cierre todavía no se vislumbra a pesar de las promesas del presidente, Joe Biden.

Ubicado en una base naval estadounidense en el este de Cuba, el centro de detención de la bahía de Guantánamo abrió en 2002 por orden del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush (2001-2009) como respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

«Veinte años después, es innegable que la prisión de la bahía de Guantánamo es un fracaso legal, moral y ético. Es un símbolo mundial de la injusticia, la tortura y el desprecio por el Estado de derecho», dijo este lunes a Efe Hina Shamsi, directora de Seguridad Nacional de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés).

Destino de casi 800 presuntos terroristas detenidos en Afganistán e Irak, Guantánamo ha estado en el ojo del huracán por los programas de detenciones secretas y torturas, que incluían ahogamientos simulados y técnicas para que los presos no pudieran dormir.

Estados Unidos gasta cada año 540 millones de dólares para mantener Guantánamo, donde en la actualidad hay 39 hombres internados, 27 de ellos sin cargos penales en su contra, según un informe publicado por la ONG Human Rights Watch (HRW) con motivo del 20 aniversario del penal”.

En resumen, la realidad es que, la oposición cubana aprovecha este momento, de aparente confusión mediática y teniendo a su favor, los fallos de la ONU, para lanzar sus zarpazos contra Cuba heroica. No cesan en sus delirios de acabar con la revolución cubana. Pero no lo lograran, porque, como dijera Fidel, “No existe en el mundo fuerza capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas”. Adelante Cuba.

Otra vez la mentira para acusar a Cuba

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla escribió en su cuenta en Twitter que la administración estadounidense «miente para justificar las medidas del bloqueo criminal que violan los derechos humanos del pueblo cubano»

Autor: Elson Concepción Pérez | internet@granma.cu

Cuba denunció la mentira que resulta el informe anual divulgado por el Gobierno de Estados Unidos, en el cual manifiesta preocupación por el respeto a los derechos humanos en el archipiélago.

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla escribió en su cuenta en Twitter que la administración estadounidense «miente para justificar las medidas del bloqueo criminal que violan los derechos humanos del pueblo cubano».

Además, destacó que el proyecto de justicia social y solidaridad internacional en Cuba es un referente de la protección y promoción de esos derechos en el mundo.

¿De qué derechos humanos hablan y escriben los funcionarios de los sucesivos gobiernos de Estados Unidos, cuando ese país es el mayor violador de tales derechos, pisoteados flagrantemente con cada invasión militar o bombardeo a las naciones que lo adversan, o con la aplicación unilateral de criminales sanciones contra pueblos que no se someten a sus designios?

El último informe del Departamento de Estado aparece plagado de mentiras y manipulaciones a la hora de «juzgar» a gobiernos, atribuyéndoles violaciones que sí se ven, a diario, en las calles estadounidenses, cuando se matan afronorteamericanos o se permite la compra y uso indiscriminado de armas, atenidos a un artículo constitucional con largo historial de letalidad y crimen.

El documento en cuestión no se refiere, como es natural, ni a la ocupación estadounidense de Afganistán, ni a las torturas en la ilegal cárcel en la base naval en Guantánamo, ni a la ocupación de una parte de Siria, a la que le roban el petróleo y el trigo.

Estados Unidos, para variar, acusó a Rusia, Cuba, Nicaragua y China en su informe anual sobre derechos humanos, en todos los casos asido a pretextos fabricados con burdas mentiras y manipulaciones mediáticas.

Cuba denunció uso de derechos humanos como instrumento por EEUU

Por Prensa Latina

EE:UU es el principal violador de los DD.HH en su propio territorio.

A través de su cuenta en Twitter, el canciller condenó que, al propio tiempo, la nación norteña “premia y financia a gobiernos con pésimo historial” en esa materia.

La víspera el Departamento de Estado divulgó su más reciente informe anual sobre los derechos humanos en el mundo, en el cual evade la exposición de sus problemáticas internas mientras señala a lo que acontece en otros países.

EEUU, pretendido árbitro de los derechos humanos en el mundo

Rodríguez afirmó a propósito que el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos constituye la principal violación contra las garantías de los habitantes de la isla.

Expresó, además, que el documento manipula el tema para subvertir el orden constitucional de la nación.

Mientras, la subdirectora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Johana Tablada, calificó como un descrédito para el Gobierno norteamericano la implementación de una política engañosa, que derrocha millones en una campaña de desinformación a gran escala contra Cuba, su población, sistema de salud y fuentes de ingresos legítimos.

Denunció también la represión que sufre la población tanto de Estados Unidos como otros países, que reciben un trato preferencial de él.

Justamente, la víspera también la National Urban League (NUL) divulgó un reporte sobre la situación de la población negra en Estados Unidos en 2022 y sus conclusiones evidenciaron un reflejo de la desigualdad y el racismo sistémico en ese país.

El documento señala que la población afrodescendiente está en desventaja en aspectos como los ingresos económicos, que son inferiores en un 37 por ciento en comparación con los blancos, y tienen menos probabilidades de beneficiarse de una casa en propiedad.

Además, en varios estados existen restricciones a la posibilidad de realizar abortos, mientras en una veintena de territorios se obstaculiza el acceso a las urnas de las minorías.

Cuba afirma que EEUU miente sobre la isla en su informe anual sobre DDHH

Contra Cuba Contrarrevolución

La Habana, 12 abr (Prensa Latina) – Foto: EFE/Yamil Lage/POOL.- El canciller Bruno Rodríguez dijo hoy que el bloqueo estadounidense es la principal causa de la violación de los derechos humanos del pueblo cubano.


El diplomático calificó como una mentira del gobierno de Washington un informe divulgado hoy por el Departamento de Estado que una vez más manipula este tema para subvertir el orden constitucional de la nación caribeña.

El proyecto de justicia social y solidaridad internacional de Cuba es un referente en la protección y promoción de los derechos humanos, expresó el canciller en Twitter.

En su mensaje añadió que el gobierno de Estados Unidos miente para justificar las medidas del bloqueo criminal que violan los derechos del pueblo cubano.

La subdirectora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores Johana Tablada dijo que la campaña de desinformación que lidera y financia Washington no responde a la situación real de derechos humanos en la isla.

Denunció que Estados Unidos y otros países que reciben un trato preferencial de él, reprimen a su población.

La diplomática calificó como un descrédito para el gobierno estadounidense una política engañosa que derrocha millones en una campaña de desinformación a gran escala contra Cuba, su población, sistema de salud y fuentes de ingresos legítimos.

Durante el enfrentamiento de la isla caribeña a la pandemia de la Covid-19, el gobierno de Donald Trump recrudeció el bloqueo con más de 200 medidas coercitivas, como parte de una política que no ha sido revocada por el actual mandatario en la Casa Blanca, Joseph Biden.

Desde el cerco financiero hasta los obstáculos para el acceso a insumos y equipos médicos se manifestaron en esta etapa a pesar de lo cual la isla desarrolló cinco inmunógenos propios para combatir la Covid-19 y logró el control de la pandemia y cooperar con más de una treintena de naciones.

Estados Unidos y los Derechos Humanos en Cuba

Johana Tablada – La pupila insomne

Para su propio descrédito, cada día es más engañosa la apuesta del gobierno de Estados Unidos,  que derrocha millones en torturar a un país y a su población entera para privarle de su sustento, y luego financia generosamente todo tipo de proyectos, plataformas y personas que contribuyan a presentar una imagen demonizada de Cuba, carente de la más mínima objetividad para engañar y tratar de vender e imponer al mundo su atropello.

Con doble rasero extravagante, le resulta más difícil enmascarar la verdadera naturaleza de las medidas inhumanas y bochornosas que emprende contra Cuba cada día, contra su población, su sistema de salud, sus médicos y programas nobles a los que califica de trata de esclavos y todas las fuentes de ingresos legítimos de un país entero.

Una vez más, el gobierno de Estados Unidos, con la «decencia» , «coherencia» y nobles propósitos que lo caracterizan singulariza a Cuba en sus operaciones de desinformación en materia de Derechos Humanos, tema que utiliza como un instrumento más en el esfuerzo de justificar lo que no tiene justificación bajo la luz del Sol. Una política fallida, decadente e inhumana por cualquier ángulo que se le mire, desbordada de medidas coercitivas que violan flagrantemente el Derecho Internacional y los derechos humanos elementales de nuestro país y de toda la población de Cuba.

No hay una familia cubana que no haya sufrido o conocido de la pérdida o enfermedad de algún ser querido en el año 2021 sin que tuviera acceso oportuno a todos los medicamentos necesarios. Es algo que debemos a la inclusión fraudulenta de Cuba en la lista terrorista en el año 2021, al bloqueo recrudecido de Trump y Biden y a la persecución bochornosa de todas las transacciones cubanas incluyendo las de materia prima para producir medicamentos que nunca antes nos faltaron.

¿De qué Derechos Humanos está hablando el Departamento de Estado que en un acto supremo de crueldad prefirió jugar a la politiquería electoral en el momento de máxima necesidad?

Lo cierto es que esa operación de desinformación que lidera y financia el gobierno de Estados Unidos contra Cuba no está vinculada a preocupaciones genuinas por lo que ocurre o no en el mundo y tampoco en nuestro país agredido, cuya situación en Derechos Humanos no es perfecta pero supera, por mucho, la de otros países reflejados en el informe, y supera también la des-protección de los derechos humanos que sufren millones de personas en la propia población de EE.UU.

Tampoco hay medidas coercitivas ni se publican condenas en los mensajes de altos funcionarios de EE.UU. para países que reciben ayudas militares y policiales, privilegio que se revierte en las más novedosas técnicas para reprimir a su población, para dejar sin ojos a estudiantes en Sudamérica o quitar la vida a centeneras de activistas y periodistas. Estados Unidos, que ha encabezado prácticamente todas las invasiones que hemos conocido en nuestras ya no tan jóvenes vidas, también apoya con importantes presupuestos del contribuyente estadounidense a estados que agreden a otros estados soberanos en contra de las resoluciones de las Naciones Unidas y continúan financiando y respaldando operaciones de abuso y represión desconocidas en Cuba.

Mucho que ha alcanzado nuestro pequeño país en materia de Derechos Humanos para todos, mucho más podríamos avanzar en la promoción de los derechos humanos en Cuba, mucho se trabaja para ello en todos los órdenes pero hay que estar ciegos para no ver que es la política de Estados Unidos, su bloqueo tan dañino perpetuado en el tiempo y sus anhelos de dominación de Cuba con esa injerencia desmesurada, el obstáculo principal para que nuestro país alcance sus sueños de justicia social, desarrollo a su capacidad real y democracia plenas.

Mientras tanto seguiremos adelante, ya sabemos que se pueden encontrar reservas y nuevas y mejores formas de avanzar. Ya superamos lo peor y en el país hay reservas inagotables de transformaciones, creatividad y decoro para no aceptar el plan de los abusadores. No se en qué están pensando cuando redoblan la apuesta por el cambio de régimen o como vemos en la política migratoria por la utilización de las necesidades y aspiraciones de miles seres humanos de cubanas y cubanas que desean una vida mejor aún si no fuese en Cuba con la esperanza de forzarlos a atentar contra el país que los formó, les dio salud gratuita y educación. No lo harán, pero muchos más se irán por culpa de ese misma política obsecionada con gastar dinero en hacer colapsar a un país vecino. Es el mismo gobierno que habla en Centroamérica de invertir en la mejora de las condiciones de vida de la población para disminuir la necesidad de emigrar. En Cuba hacen todo lo contrario. Hoy también esas personas que son nuestros vecinos, familiares o amigos son rehenes de la misma política inhumana. Esperemos que prevalezca la cordura de quienes en Estados Unidos quieren o conocen mejor a Cuba.

Yo soy de las muchas que en Cuba me quedo, nadie debe ser castigado por eso , somos las personas optaron y optarán por apostar a mejorar la vida de todos con el concurso de todos, una más de esos millones que votaron no hace mucho en un 86% por nuestra Constitución socialista.

(Facebook de la autora)

EEUU, pretendido árbitro de los derechos humanos en el mundo

Washington, 13 abr (Prensa Latina) Estados Unidos publicó este martes su más reciente informe anual sobre los derechos humanos en el mundo, documento en el que obvia sus problemas internos y señala preocupación por lo que ocurre en otros países, como Cuba.

La National Urban League (NUL) divulgó justamente la víspera un reporte sobre la situación de la población negra en Estados Unidos en 2022 y sus conclusiones resultaron un reflejo de la desigualdad y el racismo sistémico en el país norteamericano.

La NUL detalla que, sin contar cuestiones relativas a la violencia policial, la población afrodescendiente está en desventaja en aspectos como los ingresos económicos, que son inferiores en un 37 por ciento en comparación con los blancos, y tienen menos probabilidades de beneficiarse de una casa en propiedad.

Por otro lado, las restricciones adoptadas en varios estados a la posibilidad de realizar abortos y las legislaciones en una veintena de territorios con obstáculos para el acceso de las minorías a las urnas atentan contra los derechos reproductivos y políticos de una parte de la población estadounidense.

Además, Estados Unidos es la única economía avanzada del planeta sin contemplar bajas o vacaciones garantizadas por ley y, según la Confederación Sindical Internacional, es el peor país desarrollado en cuanto a derechos de los trabajadores.

La organización Human Rights Watch, muy crítica con gobiernos de izquierda, documentó a inicios de este año retrocesos en cuanto a los más elementales derechos ciudadanos en el territorio norteamericano que incluyen los problemas raciales, la actitud hacia la inmigración, así como la eliminación de normas que protegen el medio ambiente y la salud pública.

Con ejemplos como los mencionados anteriormente, -aunque hay muchos otros, incluso relacionados con la política exterior de Washington,- cabe preguntarse, ¿puede Estados Unidos ser el árbitro de los derechos humanos en el mundo?

El texto elaborado por el Departamento de Estado clasifica en función de sus propias directrices a otros países en “buenos o malos”.

El extenso informe, correspondiente al ejercicio de 2021, es el segundo publicado por la administración de Joe Biden y, al igual que el año pasado, reprueban la actitud de Cuba, pero dejan fuera que durante más de 60 años imponen a la isla el bloqueo económico, comercial y financiero.

El gobierno cubano reiteró que el cerco unilateral constituye la mayor violación de los derechos humanos en el país caribeño y es el principal obstáculo a su desarrollo económico.

El canciller de la isla, Bruno Rodríguez, aseguró que Estados Unidos miente para justificar las medidas de bloqueo criminal que violan los derechos humanos del pueblo cubano.

“El proyecto de justicia social y solidaridad internacional de Cuba es un referente en la protección y promoción de los derechos humanos”, escribió Rodríguez en Twitter.

La sección dedicada a Cuba en el informe estadounidense se refiere a los disturbios del 11 de julio de 2021, cuando cientos de personas salieron a las calles de la isla alentados desde el exterior, según afirman las autoridades cubanas.

De acuerdo con La Habana, esas protestas -ocurridas en medio de una situación tensa provocada por la Covid-19 y el bloqueo económico- incluyeron hechos violentos y formaron parte de una campaña promovida desde Washington para impulsar un cambio de régimen en la nación antillana.

El gobierno estadounidense en su texto señala supuestas violaciones a los derechos de los acusados por su participación en los disturbios, un proceso legal que respetó las garantías de los detenidos y las leyes del país, según aseguraron sus familiares y autoridades del sistema judicial y familiares.

La administración norteña calificó a Cuba como “Estado autoritario” por la existencia de una única fuerza política (el Partido Comunista) y por su sistema electoral, ambas cuestiones establecidas en la Constitución de la República, refrendada por la mayoría de los cubanos en 2019.

La subdirectora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores Johana Tablada dijo que la campaña de desinformación que lidera y financia Washington no responde a la situación real de derechos humanos en la isla.

La diplomática describió como un descrédito para el gobierno estadounidense impulsar una política engañosa que derrocha millones en una campaña de desinformación a gran escala contra Cuba, su población, sistema de salud y fuentes de ingresos legítimos.

China denuncia que bloqueo de EEUU a Cuba, Irán y Siria viola los derechos humanos

Contra Cuba Bloqueo

Más del 70% de la población cubana ha nacido bajo el bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba. Foto: L Eduardo Domínguez / Cubadebate / Archivo.


Cubadebate

China denunció este miércoles que el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba durante 60 años y también las sanciones a Siria, Irán y Venezuela constituyen una sistemática violación de los derechos humanos.

Un informe de la Oficina de Información del Consejo de Estado (Gabinete) precisó que la imposición unilateral de esas políticas de castigo dañó a la población de esos países, pues infringió sus garantías y condujo a crisis humanitarias.

“El 23 de junio de 2021, la Asamblea General de la ONU votó por vigésimo noveno año consecutivo a favor de una resolución para exhortar a Estados Unidos que ponga fin al bloqueo contra Cuba e inicie un diálogo para mejorar los lazos bilaterales”, indicó el texto.

Mencionó declaraciones del canciller cubano, Bruno Rodríguez, sobre la continuidad del cerco y su sistema de sanciones contra la isla pese a la pandemia de Covid-19.

“Tales actos extremadamente inhumanos han causado enormes pérdidas a la economía y la sociedad cubanas. El (…) bloqueo económico es una violación masiva, flagrante e inaceptable en contra de los derechos humanos del pueblo cubano” (…) “como el virus, el bloqueo asfixia y mata, y debe cesar”, amplió el documento.

Asimismo, el informe chino se refirió al impacto devastador de las penalidades económicas de Washington en Venezuela y Siria, mientras citó que en el caso de Irán golpeó al sector petrolero y resultó en la incapacidad del país para importar suministros médicos necesarios, poniendo en peligro el derecho a la vida y la salud.

Estados Unidos -amplió- siempre ha perseguido el hegemonismo, el unilateralismo y el intervencionismo, y ha recurrido con frecuencia a la fuerza, provocando un gran número de víctimas civiles.

Por otro lado, el documento condenó la existencia de la cárcel en la base naval de Guantánamo, escenario de repetidos escándalos de tortura y detenciones arbitrarias sin juicio.

Criticó que la Casa Blanca en los 20 años de operaciones militares en Afganistán provocó el asesinato de 174 000 individuos, incluyendo más de 30 000 civiles y más 60 000 heridos.

El gabinete también se refirió a la creciente discriminación en el país norteamericano contra grupos étnicos minoritarios y su consecuente aumento de la brecha económica y racial.

Entre otras cuestiones, deploró la política de separar a los niños migrantes de sus familias porque puso en grave peligro la vida, la dignidad, la libertad y otros derechos humanos de los migrantes.

(Con información de Prensa Latina)

El Doble Estándar en DDHH y la Izquierda «Nice»: nieto de Salvador Allende informa sobre Venezuela y Cuba a Gabriel Boric

Opinión

Pablo Sepúlveda Allende*.- Diputado, me atrevo a responderte porque veo el peligro que significa que importantes líderes como tú, jóvenes referentes de esa «nueva izquierda» que ha surgido en el Frente Amplio, hagan simplonas, absurdas y desinformadas comparaciones en temas tan delicados como lo son los DDHH.


Es muy sesgado y grosero que equipares -sin el más mínimo argumento- el supuesto «debilitamiento de las condiciones básicas de la democracia en Venezuela», la «permanente restricción de libertades en Cuba» y «la represión del gobierno de Ortega en Nicaragua» con las sí comprobadas atrocidades de la dictadura militar en Chile, el evidente intervencionismo criminal de los EEUU alrededor de todo el mundo y el terrorismo de Estado de Israel contra el Pueblo de Palestina.

El que escribas semejante insensatez no «significa transformarse en un pseudo agente de la CIA» pero sí denota una importante irresponsabilidad e inmadurez política que puede transformarte en un elemento útil para la derecha, o peor aún, terminar siendo esa «izquierda» que la derecha ansía; una izquierda sonsa, ambigua, una izquierda inofensiva, que por oportunismo prefiere parecer «políticamente correcta», esa izquierda que no es «ni chicha ni limonada», esa que no quiere quedar mal con nadie.

Una izquierda así, confunde, pues no se atreve a señalar y enfrentar con coraje a los verdaderos enemigos de los pueblos. Ahí el peligro de emitir opiniones políticamente inmaduras.

¿Acaso te has preguntado por qué Venezuela está siendo tan vilipendiada y atacada mediáticamente? ¿Por qué es noticia todos los días en prácticamente todos los países del mundo occidental donde dominan los grandes medios de comunicación? ¿Por qué es atacada por todos los flancos y en patota? ¿Por qué esos grandes noticieros callan las continuas masacres en Colombia y México? ¿Por qué los que se rasgan las vestiduras preocupándose por un diputado venezolano, confeso de participar en un intento de magnicidio, no tienen el valor de exigir a Israel que cese el genocidio contra el Pueblo Palestino?

El mundo al revés. Ese es el mundo de la política sin corazón y sin coraje.

Ya Margarita Labarca Goddard te argumentó de forma clara y contundente por qué te equivocas en tus juicios hacia Cuba, Venezuela y Nicaragua. Yo solo agregaré que Venezuela tiene una democracia mucho más saludable y transparente que la que hay en Chile, cuando quieras te lo puedo argumentar y lo podemos debatir, si es que te interesa.

También resulta fácil argumentarte por qué es una falacia la «permanente restricción de las libertades en Cuba». Eso sin mencionar que la palabra «libertad» está tan manoseada, que a estas alturas su verdadero significado resulta ambiguo, y una definición sensata requiere de un debate hasta filosófico. O dime tú, ¿qué es la libertad?

Te nombro estos dos países porque los conozco bastante bien. En Cuba viví 9 años y en Venezuela llevo viviendo otros 9 años. A Nicaragua no la conozco de primera mano, pero te invito a preguntarte cómo habría sido la reacción de un gobierno de derecha ante la acción de bandas criminales pagadas y fuertemente armadas, que llegan a tomar sectores de las más importantes ciudades del país; y donde además, dichas bandas mercenarias se instalan a cometer hechos abominables como secuestrar, torturar, mutilar, violar y hasta quemar vivos, a decenas de seres humanos, por el solo hecho de ser militantes de una causa -en este caso, militantes sandinistas-, donde la persecución llegó al punto de asesinar a familias enteras en sus propios hogares.

El gobierno legítimamente electo en Nicaragua, aun teniendo los recursos, el marco jurídico y la fuerza para accionar contundentemente de forma inmediata contra semejante desestabilización fascista, bastante se contuvo. ¿Crees que la derecha en el poder habría tenido esa visión pacífica y de llamado a diálogo para la resolución del conflicto?

La historia nos responde.

Entiendo que puedas estar confundido por los grandes «medios de comunicación» que se encargaron de victimizar a los victimarios; igualito a como lo hicieron hace un año en Venezuela durante las llamadas guarimbas.

Por tanto, Gabriel, hablando objetivamente, con argumentos serios -sin opiniones formadas y modeladas mediáticamente a base de tergiversaciones y mentiras repetidas a diario-, no existe doble estándar en los que defendemos a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

No tenemos desaparecidos ni torturados, no metemos presos a quienes piensan u opinan distinto, sí a criminales; sean estos diputados, políticos o supuestos estudiantes. Más bien me parece ver ese «doble estándar» en ti mismo, al emitir cómodos juicios de valor desde la manipulación y el desconocimiento.

Sobre medios de comunicación, democracia y libertades, podemos discutir comparando a Chile con estos países. Te aseguro que lamentablemente Chile no saldría muy bien parado, más aún, si incluimos los derechos humanos, económicos y sociales que allá no son más que mercancías.

«Una persona alcanza su nivel más alto de ignorancia cuando rechaza algo de lo cual no sabe nada».

Salud.

(*) Médico, Coordinador de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, nieto del Presidente Salvador Allende Gossens.

20 años de ignominia de EEUU en Guantánamo, territorio robado: Análisis desde Cuba

Contra Cuba Bloqueo

Canal Caribe.- El 11 de enero de 2002 llegaron al territorio ocupado ilegalmente por Estados Unidos en Guantánamo los primeros detenidos de la llamada guerra contra el terrorismo lanzada por el entonces presidente George W. Bush, el hijo, tras los atentados del 11 de septiembre. Veinte años de escándalos por las denuncias de torturas que aún no terminan porque una treintena de presos aún están allí retenidos. El periodista Jorge Legañoa profundiza en el tema en análisis desde Cuba.


La cárcel de Guantánamo: 20 años de torturas sin fecha de cierre

EFE – Tomado de CubaSí.- La prisión de Guantánamo cumple el martes 20 años abierta, pese a ser un polémico símbolo de la lucha antiterrorista de Estados Unidos que actualmente alberga a 39 reos y cuyo cierre todavía no se vislumbra a pesar de las promesas del presidente, Joe Biden.

Ubicado en una base naval estadounidense en el este de Cuba, el centro de detención de la bahía de Guantánamo abrió en 2002 por orden del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush (2001-2009) como respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

«Veinte años después, es innegable que la prisión de la bahía de Guantánamo es un fracaso legal, moral y ético. Es un símbolo mundial de la injusticia, la tortura y el desprecio por el Estado de derecho», dijo este lunes a Efe Hina Shamsi, directora de Seguridad Nacional de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés).

Destino de casi 800 presuntos terroristas detenidos en Afganistán e Irak, Guantánamo ha estado en el ojo del huracán por los programas de detenciones secretas y torturas, que incluían ahogamientos simulados y técnicas para que los presos no pudieran dormir.

Estados Unidos gasta cada año 540 millones de dólares para mantener Guantánamo, donde en la actualidad hay 39 hombres internados, 27 de ellos sin cargos penales en su contra, según un informe publicado por la ONG Human Rights Watch (HRW) con motivo del 20 aniversario del penal.

Para HRW, el uso de estas prácticas por parte de Estados Unidos ha dañado todo el sistema internacional de derechos humanos, facilitando los abusos por parte de otros países y haciendo más fácil su justificación.

UN CIERRE QUE SE ETERNIZA

La polémica que generó Guantánamo fue tal que su cierre se convirtió en una de las grandes promesas del expresidente Barack Obama (2009-2017), aunque jamás pudo cumplir su compromiso.

Obama quiso enviar a los presos a cárceles en territorio estadounidense, pero el Congreso, con mayoría republicana, bloqueó sus esfuerzos con diversos pretextos, por lo que el Gobierno los trasladó a otros países.

Con la llegada de Donald Trump (2017-2021) al poder, la Casa Blanca abandonó sus esfuerzos por cerrar el penal y tan solo trasladó a un solo reo en cuatro años.

Según un libro publicado por los periodistas del diario The Washington Post Yasmeen Abutaleb y Damian Paletta, Trump incluso habría sugerido en dos ocasiones a su equipo trasladar a Guantánamo a los enfermos de covid-19 al inicio de la pandemia.El actual mandatario, Joe Biden, ha retomado la promesa de cerrar la cárcel, pero con un perfil mucho más discreto que el que tuvo Obama en su momento, lo que ha sido criticado por organizaciones de la sociedad civil.

El año pasado, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró que «el objetivo y la intención» de la actual Administración es cerrar el penal, si bien no es un asunto que haya estado presente en la agenda de Biden durante su primer año de Presidencia.

Por lo pronto, el Gobierno ha autorizado transferir a tres presos fuera de la base naval de Guantánamo, donde quedan 39, lejos de los 780 que llegaron a pasar por sus instalaciones durante la Administración de Bush.

El verano pasado, Estados Unidos repatrió a Abdul Latif Nasir, último preso marroquí de Guantánamo y el primer reo que el Gobierno de Biden devuelve a su país, pero desde entonces no ha habido nuevos avances.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, fue preguntado este lunes por los periodistas en una rueda de prensa si el Ejecutivo ha adoptado alguna medida concreta para clausurar Guantánamo y contestó que la Administración de Biden «sigue centrada en el cierre de la instalación de detención».

«Nada ha cambiado a ese respecto, estamos en mitad de una revisión ahora sobre la manera de proceder», apuntó Kirby, quien destacó que actualmente la Junta de Revisión de los casos de los reclusos en penal continúa su trabajo para reubicar a los reos fuera del centro.

La directora de Seguridad Nacional de ACLU dijo a Efe que «hay que obligar a Biden a cumplir su promesa», porque «su Administración puede hacerlo y se trata de una cuestión de voluntad».

«Si el presidente Biden se toma en serio la defensa de los derechos humanos, la equidad racial y la justicia, debe tomar medidas y cerrar Guantánamo definitivamente”, expresó Shamsi.

Amnistía Internacional (AI) denunció en un comunicado, publicado en la última semana, que «el Gobierno de Estados Unidos continúa perpetrando graves violaciones a los derechos humanos en Guantánamo», dado que «ninguno de los presos ha recibido un juicio justo y continúan detenidos indefinidamente vulnerando el debido proceso».

La ONG, que cada 11 de enero organizaba una concentración con gente vestida con monos naranja frente la Casa Blanca, hará una protesta virtual debido al avance de la variable ómicron del coronavirus en Estados Unidos.

Doble rasero en el tratamiento a los derechos humanos en Cuba desde el Parlamento Europeo

Contra Cuba Contrarrevolución

En tres de las últimas seis sesiones plenarias de la Eurocámara se ha debatido sobre Cuba. Es el único país de América Latina y el Caribe sobre el que se ha discutido tanto en ese lapso de tiempo. Foto: Minrex.


Minrex – Tomado de Cubadebate

La derecha en el Parlamento Europeo ha promovido, una vez más, un debate sobre “la situación en Cuba”, el cual ha sido agendado para el próximo jueves 16 de diciembre como parte de la sesión plenaria del mes de diciembre.

Como pretexto, se utiliza la presunta situación de un grupo de ciudadanos que no son defensores de los derechos humanos en Cuba, ni representan a la mayoría de la población cubana. Se trata de personas que responden a los intereses explícitamente enunciados por el gobierno de los Estados Unidos. Sus acciones tienen como principal objetivo lograr un “cambio de régimen” en Cuba; subvertir el orden interno y desestabilizar el país a cualquier precio.

En tres de las últimas seis sesiones plenarias de la Eurocámara se ha debatido sobre Cuba. Es el único país de América Latina y el Caribe sobre el que se ha discutido tanto en ese lapso de tiempo, muestra de la singularización, la manipulación del tema de los derechos humanos y el doble rasero de quienes lo utilizan con un trasfondo marcadamente político. Con semejante actitud se desacredita, aún más, la imagen de la llamada casa de la democracia europea.

En ninguna de las últimas resoluciones aprobadas sobre Cuba se tiene la decencia mínima de mencionar los impactos del criminal bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por el gobierno de los Estados Unidos desde hace más de seis décadas y que ha sido recrudecido de manera genocida y premeditada en medio de esta pandemia.

Si los eurodiputados que han promovido esta nueva maniobra anticubana estuvieran realmente interesados en los derechos humanos del pueblo de Cuba, denunciarían en primer lugar la flagrante y sistemática violación que representa la implementación del bloqueo. Sus efectos extraterritoriales afectan, de igual forma, los intereses de las empresas y ciudadanos europeos que deben representar los miembros de la Eurocámara.

A pesar de los impactos de esa política hostil que asfixia y mata, y de los escasos recursos con que cuenta el país, Cuba ha gestionado de manera exitosa el control sobre la pandemia y ha sido capaz de producir sus propias vacunas; gracias a lo cual ya se ha inmunizado a más del 90% de nuestra población y nos convertimos en el primer país del mundo en vacunar a los infantes mayores de dos años. Esta y otras muchas realidades serán omitidas, una vez más, por la derecha en el debate sobre Cuba.

Queda claro que con esta maniobra anticubana se pretende nuevamente entorpecer las relaciones bilaterales entre Cuba y la Unión Europea, y socavar la implementación del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre Cuba, la Unión Europea y sus Estados miembros. El diálogo en igualdad de condiciones, bajo el principio de respeto mutuo, la no injerencia, y la cooperación constituyen las bases apropiadas para fomentar los lazos entre ambas partes.

Como ha expresado nuestro Canciller: “Ni amenazas ni chantajes nos arrancarán la menor concesión política”. Solo el pueblo cubano puede decidir sobre su destino.