Amigos

Por: Michel E Torres Corona

En este artículo: CulturaPolíticaRedes SocialesSociedad

Los más jóvenes solemos negarnos a creer que hay elementos circunstanciales en una amistad. Un poco intoxicados por la propaganda hollywoodense, nos cuesta trabajo desprendernos de ese mito romántico que, como con el amor, vende la idea de eternidad. Los amigos son para siempre, pensamos, las amistades nunca mueren.

La vida real es muy diferente. Como todo en este mundo, la amistad nace y muere; y muchas veces somos amigos de alguien solo en determinado espacio, en determinado tiempo.

Están los amigos que tuvimos en la escuela y que, una vez graduados, nunca más volvimos a ver. Las redes digitales suelen darnos unos vistazos fugaces a su devenir: aquella que ya no vive en Cuba, aquel que tuvo par de hijos… Amigos de juventud, con los que compartíamos intereses y temas de conversación, que luego, con la inexorable madurez, se nos fueron convirtiendo en extraños. Gente que uno se encuentra por la calle, con la que uno solía conversar largo rato, y que ahora solo inspira silencios incómodos.

El diccionario conceptualiza a la amistad como una relación de afecto, simpatía y confianza que se establece entre personas que no son familia. Hay diferentes grados: amigos viejos, que no se ven a menudo, pero que se guardan cariño en la distancia; amigos con los que se comparte en una fiesta, pero que en el fondo sabemos no seguirán siendo amigos si la música para; amigos que, en cambio, solo aparecen cuando hacen falta, cuando es necesario su apoyo, sin pedir nada a cambio.

La vida adulta le impone al individuo ciertas decisiones. Solo los niños y los cretinos eluden la responsabilidad de tomar una postura, de defender un conjunto de ideas, de luchar por lo que se cree. La política, como campo de conflicto que es, marca entre las personas profundas diferencias.

Y se van dividiendo hombres y mujeres en distintos bandos, bajo distintas banderas. La idea romántica y hollywoodense insiste en la noción de que la amistad está por encima de cualquier credo político pero, una vez más, la realidad disiente. Se pierden amistades muchas veces cuando las diferencias políticas se tornan antagónicas e irreconciliables.

Ciertamente hay amistades que sobreviven a esa discrepancia. Suelen existir amigos que han firmado una suerte de “pacto de no agresión” y declaran a la discusión política como zona vedada. La amistad se convierte en una suerte de burbuja frágil que trata de sobrevivir en medio de un intercambio que suele ser muy hostil.

Para que esa amistad en forma de tregua indeterminada no muera, tienen que darse dos elementos: la buena fe y la decencia. Es lógico que hay posturas que no son ni una cosa ni la otra y que, por mucho que lo intentemos, terminarán por provocar el fenecimiento de nuestros afectos personales.

Todos hemos perdido amigos. Van cayendo poco a poco en el olvido o se vician hasta convertirse en nuestros más enconados detractores. La honestidad es importante: hay amigos que no piensan igual que uno y así te lo hacen saber, sin odio o condescendencia, desde el respeto auténtico que solo puede nacer de la mutua admiración, de la verdadera empatía. Y los hay que insisten en llamarse amigos y hablan por detrás, o buscan hacer daño, o solo usan la historia en común como arma. Esos no son amigos, son ratas. Y abundan.

Sí, hay amistades que mueren, o que se trastocan con el tiempo. Pero si nocivo es idealizar a la amistad, también lo es convertirse en rehén del pesimismo. Hay amigos que sí son para toda la vida, generalmente aquellos cuyo vínculo se forjó en la lucha, aquellos que además de amigos, son aliados, compañeros: amigos que no solo se identifican con quiénes somos sino que comparten un mismo sistema de valores, que miran en nuestra misma dirección. Esas amistades solo se pierden cuando dejamos de ser fieles a nosotros mismos.

(Tomado de Granma)

«Cuando los píxeles lloran»: exposición fotográfica sobre sucesos del Hotel Saratoga

Cuba Cultura

La Habana, 25 may (ACN) La exposición fotográfica Cuando los píxeles lloran, con imágenes alegóricas a la explosión este 6 de mayo del hotel Saratoga, se inauguró hoy en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), de esta capital.


Aylin Herrera Reyes – Foto: Omara García Mederos – Video: Cuba en Resumen

La Habana, 25 may (ACN) La exposición fotográfica Cuando los píxeles lloran, con imágenes alegóricas a la explosión este 6 de mayo del hotel Saratoga, se inauguró hoy en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), de esta capital.

Con 35 fotos impresas y otras 300 en formato digital, la muestra revela la obra de fotorreporteros de medios de comunicación cubanos como los diarios Juventud Rebelde y Granma, las revistas Bohemia, Muchacha y Verde Olivo, la Agencia Cubana de Noticias, Prensa Latina y la radio.

El trabajo incensante de rescatistas, bomberos y otras fuerzas especializadas durante seis días ininterrumpidos, unido al dolor de familares, amigos y el pueblo son los centros de interés de las piezas fotográficas.

Aunque a los pies del hotel Saratoga cada cubano registró su imagen en esa rojísima caja negra llamada corazón, varios de los mejores fotorreporteros de nuestros medios de prensa utilizaron el alcance de sus lentes y su sensibilidad para plasmar en instantáneas la conmoción de los cubanos, escribió el periodista Enrique Milanés León sobre la exposición.

Señaló en su texto que estas fotos, seguramente tomadas bajo miradas sísmicas, temblores íntimos y pequeñas grietas emocionales hallaron la firmeza exacta para confirmarse, en el repaso del duelo, como grises postales de la mayor familia.

Jorge Legañoa Alonso, vicepresidente de la UPEC, expresó que las fotografías son no solo un homenaje a las víctimas del accidente, sino a quienes estuvieron día y noche, entre los que se incluyen los periodistas.

La curaduría de Cuando los píxeles lloran estuvo a cargo de Ricardo López Hevia, fotorreportero del periódico Granma, quien aseveró que la selección de las fotografías fue un proceso complejo, no solo por la cantidad recibida sino a la hora de elaborar un recorrido visual sobre una de las semanas más duras que ha vivido Cuba en los últimos tiempos.

La prensa cubana ante el dolor de los píxeles

Patricia Maria Guerra Soriano

Cubaperiodistas

El viernes 6 de mayo, a las 10 y 51 con dos segundos, pedazos de ventanas, puertas, concreto, cristales y vidas estallaron sin avisar, se disolvieron etéreamente y enseguida un chorro de desasosiego empezó a nutrir las próximas jornadas.

Casi veinte días después, decir “hotel Saratoga” continúa implicando una estela de asociaciones dolorosas y mientras eso sucede, 35 imágenes de más de una veintena de fotorreporteros cubanos que cubrieron el siniestro, contornean una tristeza pegada hasta en el nombre de la exposición que, esta mañana se inauguró en la sede nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC): “Cuando los píxeles lloran”.

A la Upec —precisó Jorge Legañoa, vicepresidente de la organización— fueron enviadas más de 300 fotografías y las que desde hoy se muestran, encontraron, en palabras del periodista Enrique Milanés León, “la firmeza exacta para confirmarse, en el repaso del duelo, como grises postales de la mayor familia”.

Cuando los píxeles lloran es el nombre de la exposición fotográfica inaugurada esta mañana en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba. Foto: Stephania Núñez/Cubaperiodistas.

Así también lo cree el fotorreportero y curador de la expo, Ricardo López Hevia, para quien esa tragedia ha sido “uno de los acontecimientos más complejos vividos en el país en los últimos años”.

Y “esas grises postales” son “no solo un homenaje a las víctimas y a sus familiares-como agrega López Hevia-sino también un reconocimiento a los profesionales de la prensa, a los rescatistas y a las autoridades “que no se movieron del lugar” mientras se desarrollaba la búsqueda de personas.

Luego de la inauguración de la muestra, un grupo de periodistas reunidos en el teatro de la casa de la prensa protagonizó un taller que analizó las experiencias periodísticas y comunicacionales puestas a prueba durante los acontecimientos.

“Situaciones como esta-dijo Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la UPEC-exponen las capacidades e incapacidades de nuestro sistema de prensa” y comprueban-agregó- “si existen fallas entre la comunicación pública y la comunicación política”.

De ahí que resaltara “la actuación oportuna y ágil de los profesionales de la prensa”, un indicador que demostró-de acuerdo con Ronquillo- “la efectiva relación de ese sistema con las instituciones públicas del país”.

Valiéndose de una comparación figurada donde los periodistas deben asumir la rapidez exigida al Cuerpo de bomberos ante situaciones de desastre, Ronquillo fundamentó la importancia de contar lo que ocurre en tiempo real porque “eso decide la narrativa” y las matrices de opinión que se posicionan.

En este caso —haciendo alusión a un análisis de la vicepresidenta primera de la UPEC, Rosa Miriam Elizalde—Ronquillo afirmó que hubo un “repliegue de la maquinaria tóxica del gobierno de los Estados Unidos” que se intenta instalar en los sitios de redes sociales.

A continuación, periodistas de distintos medios de prensa conversaron sobre las particularidades de su praxis profesional y de cómo convergió el trabajo en equipo ante un escenario de tanta tensión.

“Reforzar la redacción, convocar a todos los reporteros, disponer de recursos técnicos, ampliar la programación”, fueron algunas de las maniobras desplegadas por el equipo de Cubavisión Internacional, las cuales, como explicó el periodista, Carlos Manuel Gallardo, permitieron desarrollar la cobertura de manera ininterrumpida, y demostraron “la preparación de un equipo de trabajo, en su mayoría, compuesto por jóvenes”.

Raúl San Miguel, del periódico Tribuna de La Habana, no pudo contar detalles de ese día, solo agregó que en cuanto conoció la noticia-como muchos de los presentes en la sala esta mañana-salió para los predios del hotel Saratoga a informar. Luego, la conmoción por el recuerdo, le impidió seguir.

Sobre ese impacto emocional, representado en “flujos de adrenalina que debemos controlar”, habló Ricardo López Hevia, quien al ver a los rescatistas imperturbables ante el peligro de derrumbe de la edificación se dijo: “Hay que estar hecho de un material especial para concentrarse en salvar vidas atrapadas bajo los escombros y olvidar el instinto natural de sobrevivencia”.

Cuando al periodista y director de programas informativos de la Televisión Cubana, Lázaro Manuel Manuel Alonso, le avisaron sobre los hechos, estaba en Santa Clara. Dos horas y veinticinco minutos fueron suficientes para regresar a La Habana y comenzar a reportar desde el lugar, aunque no con todos los requerimientos técnicos que implica una transmisión televisiva.

A pesar de los posibles errores y deficiencias de la comunicación en crisis aún por perfeccionar, Bárbara Avendaño e Iramis Alonso Porro, directoras de las revistas, Bohemia y Juventud Técnica, respectivamente, dialogaron sobre la importancia del seguimiento periodístico realizado minuto a minuto y a través de las distintas redes.

Lo ocurrido —expresó al final el periodista de Radio Habana Cuba, Dairon Caballero Heredia— demostró que “Cuba no está perdida mientras exista esa sensibilidad a flor de piel” expresada en una enorme respuesta de solidaridad humana de la cual quedó un estremecedor registro gráfico.

Con Filo: Suicidas (+ Video)

En este artículo: Con FiloCubaCulturaDesfileEstados UnidosLos Van VanMafia de MiamiManipulación PolíticaMúsicaRicardo Alarcón de Quesada

La contrarrevolución destaca por sus “suicidas morales”, esos que echan por la borda cualquier prestigio o credibilidad que pudieran haber tenido. Gente que pasó de adorar al Che a denostarlo; gente que se burla de los muertos; gente que un día baila con los Van Van y al otro se asquea; gente incapaz de admitir que no se puede obligar a cinco millones de personas a que desfilen un domingo… De esa gente se habló este martes en Con Filo.

En video, el programa

San Remo Music Awards sí va

El evento se realizará del 5 al 10 de abril próximo, a pesar de la presión mediática y los acontecimientos de los últimos días, confirmaron este miércoles miembros del comité organizador

Autor:

Juventud Rebelde

 digital@juventudrebelde.cu

Festival San Remo Music Awards

Ver Más

Festival San Remo Music Awards. Autor: Tomado de Internet Publicado: 09/02/2022 | 11:13 pm

Pensado como un evento para celebrar las relaciones culturales entre Cuba e Italia, el San Remo Music Awards (SRMA) va, y se realizará del 5 al 10 de abril próximo, a pesar de la presión mediática y los acontecimientos de los últimos días, confirmaron este miércoles miembros del comité organizador de la cita y de las instituciones que lo avalan.

Según reporta la Agencia Cubana de Noticias, en el emblemático Hotel Nacional, Jorge Luis Robaina, director artístico general del SRMA, detalló en declaración propia de principios, que el evento debe hacerse, porque, explica, no posee otras lecturas salvo la de ser un intercambio cultural entre Cuba e Italia.

El pueblo de Cuba merece degustar ese tipo de espectáculo, manifestó el también líder de la agrupación Karamba, y argumentó que entiende, y no enjuicia ni cuestiona, la postura de algunos artistas extranjeros invitados, adoptada luego de la presión a la que han sido sometidos con lo que nombró como «un acoso incisivo, diario, cotidiano y constante en sus redes».

De tal forma se llevará a cabo el encuentro, que es organizado por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales y su agencia de representación artística Musicuba, en estrecha relación con el Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Música, y las sedes diplomáticas de Cuba e Italia, entre otras instituciones.

Tendrá como eje central el Concurso de Interpretación, donde competirán, tras la presentación de cerca de 800 aspirantes, 16 concursantes en representación de nueve provincias. Además, San Remo se planeó un programa de actividades, el cual incluirá acciones colaterales dedicadas a la moda, la cocina y a los representantes de negocios de la industria musical.

Dentro del cronograma del evento, se previó incluir a la Avenida de Italia (Galiano), como espacio para las actividades populares, también en homenaje al aniversario 105 del nombramiento de esta popular calle habanera. Más adelante se brindarán detalles específicos de la programación que podrá disfrutar el pueblo cubano.

«Soberanía», el documental sobre la proeza científica de Cuba frente a la Covid-19

Cuba Cultura

Cine cubano ICAIC – Foto: Biocubafarma.- Soberanía: es una obra documental que se acerca a las circunstancias e ideas valorativas con las cuales se inició el rumbo del Proyecto Vacunal Cubano, haciendo énfasis en el universo humano de sus protagonistas desde un discurso audiovisual propiciador de lecturas y disfrute estético.


EQUIPO TÉCNICO ARTISTICO

Néstor Alejandro Gil Álvarez, Guión y dirección Jorge Javier González Fernández, Director de Producción Milton Alvarado Pérez, Productor de Avanzada, Rodaje y Post Producción Marcelo Suárez Cardona, Director de Fotografía Diego Javier Figueroa Torres, Sonido directo, mezcla y diseño de banda sonora Tania Ceballos Vázquez, Directora Asistente Livan Erick Gispert Gordillo, Dirección de Arte Julio Tomás Simoneaut Rodríguez, Camarógrafo Asistente Alejandro Vázquez García, Camarógrafo Asistente Rigoberto Senarega Madruga, Camarógrafo Asistente Madeleyn Monteagudo Rodríguez, Contadora de Producción Mercedes del Carmen Peruchena Bravo, Auxiliar de Producción Santiago Modesto Santana Yanes, Auxiliar de Producción Ihosvany Zumeta Laredo, Iluminación Ernesto Suárez Barroso, Auxiliar de Producción Sergio Javier Cabrera Remedios, Auxiliar de Producción Melba Núñez Isalbe, Subtitulaje Fermín Domínguez Fernández, Edición Jorge Carlos Céspedes Montesinos, Efectos Visuales Abel Machado Pando Confección de DCP Gerard Manuel Martínez Rodríguez, Corrección de Colores Alejandro Pérez de la Cruz, jefe de la Unidad de Drone Marcos Jesús Casamayor Martínez, Piloto de Drone Ariel Suárez García, operador de cámara de drone Onelio Raydel Grizzle. Gaffer Roward Negret del Toro, Operador de Dolly Ronald Companioni Naranjo, Asistente de Operador de Dolly Raúl Maceira Bombino , Chofer de Micro Jorge Luis Pérez González, Chofer de ómnibus Héctor Batista Mora, Auxiliar de Producción Vladimir de la Rosa Rabelo, Auxiliar de Producción OFICINA SANTIAGO ÁLVAREZ Lázara Herrera González, Productora Asistente Teresita de Jesús Herrera González, Coordinadora de Producción Iván Nápoles Céspedes, Asesor de Fotografía Carlos Daniel Carrillo Herrera, Foto fija Kianay Anandra Pérez, Asistente de Dirección María Camila Maury Vázquez, Asistente de Dirección

Documental Soberanía: un motivo más para el orgullo

Vladia Rubio/ CubaSí

El documental Soberanía, estrenado en la Tv cubana, constituye un motivo más de orgullo para los cubanos.

Dos son las razones para el regocijo: el cortometraje, escrito y dirigido por Alejandro Gil, nos ratifica el profundo sentido humanista y la incondicional entrega de los científicos cubanos.

A la vez, su excelente realización como producto audiovisual igual subraya la excelencia con que contamos en ese ámbito del séptimo arte. 

Se añade a este último logro el hecho de haber sido concretado precisamente en medio de los momentos más duros de la pandemia, que tan fuerte nos golpeara durante casi dos años.

En respuesta a la convocatoria que le hiciera el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), para abordar el proceso de las vacunas , Gil, quien inicialmente pensaba concentrarse en solo una de las historias, concluyó a medida que investigada y se entrevistaba con directivos y protagonistas, que deberían ser cinco y no una las hazañas a relatar.

El resultado fue una magnífica entrega donde las historias de vida de los creadores principales de las cinco vacunas, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y el grupo Biocubafarma, conforman una suerte de canto coral con perfecta armonía y equilibrio.

Conservando como fondo los espacios o paisajes que más les definen, cada uno de los protagonistas relata sus avatares en la obtención de esos inmunógenos salvadores y, a la vez, una patente más de soberanía para Cuba.

Y si la realización impacta y comunica por lo bien logrado de la fotografía, el empleo de la música y la edición, entre otras fortalezas; el contenido mismo del corto igual conmociona y lleva al espectador hasta a plantearse reflexiones en torno al altruismo, la solidaridad humana y también el sacrificio personal en aras de la salvación de muchos.

Símbolos, poesía de la buena, y un valioso poder de síntesis que logra destacar las esencias de cada uno de los científicos, se conjugan en el corto.

 “Hay un mundo inmenso de colaboraciones detrás de este documental. La cultura acompañó esos momentos de dificultad emotiva y, por tanto, el producto incorpora diversas manifestaciones artísticas como la danza”, precisó Gil.

Lo que, obviamente,  no dice el director en ninguna de las entrevistas concedidas es que este documental que nos entrega constituye para los cubanos un motivo más para sentirnos orgullosos de esta soberana tierra.

Homenaje a los hombres y las mujeres de ciencia

Redacción Cubacine

Este 13 de agosto el cine Chaplin acogió la presentación de manera especial del documental Soberanía (2021), dirigido por el cineasta Alejandro Gil, que destaca la labor de los científicos cubanos que trabajan en la producción de las vacunas contra la COVID-19. 

El presidente del ICAIC, Ramón Samada, resaltó el valor de este audiovisual como homenaje a los científicos cubanos: “Es el acercamiento del cine cubano a la vida y la labor que ustedes representan para todos nosotros”. 

Por su parte, Gil agradeció a los entrevistados la posibilidad “de abrirnos un poquito de sus vidas, que es lo que estamos reflejando en el documental. También el cariño, la ternura, la dedicación que ustedes sienten por el trabajo…”.

En Soberanía se incluyen las historias de vida de científicos e investigadores que han desempeñado un importante rol en el desarrollo de los candidatos vacunales cubanos. 

Los testimonios de personalidades que pertenecen al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y el grupo BIOCUBAFARMA, todos encargados del desarrollo de las investigaciones, la producción y la certificación de las vacunas cubanas, aportan el lado humano detrás del gran compromiso que contrajo la ciencia cubana en su propósito de contrarrestar los efectos de la pandemia. 

Los testimonios de científicos como Vicente Pérez Bencomo, director general del IFV, junto a Yuri Valdés y Dagmar García, directores adjunto y de investigaciones del Instituto Finlay de Vacunas, respectivamente, transmiten sus propósitos en la concepción de las vacunas, pero también sus relaciones familiares e historias de vida. 

Las anécdotas de Marta Ayala, directora general del CIGB; además de Gerardo Guillén, director de Investigaciones Biomédicas; Verena Muzio, directora de Investigaciones Clínicas; Lourdes Costa, directora de Control de Calidad del CIGB, forman parte de la narrativa del documental. 

Como destacó Gil en una reciente entrevista publicada en Cubacine: “Las entrevistas se van a insertar en ese mundo de imaginación y de sublimación de las imágenes, que van a estar respaldando las palabras de los académicos y los investigadores”. 

La presentación de Soberanía se realizó este 13 de agosto en homenaje al natalicio de Fidel Castro, quien impulsó el desarrollo de la ciencia cubana, la creación de estos centros de investigación y el precepto de que “el futuro de nuestra Patria tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia”. 

Junto a los entrevistados y sus familias en el Chaplin se encontraban otros investigadores y científicos que han formado parte de los equipos que desarrollaron las vacunas. 

Igualmente asistió Alpidio Alonso, ministro de Cultura; los cineastas Fernando Pérez y Lourdes de los Santos, junto a Lázara Herrera, directora de la Oficina Santiago Álvarez. 

Empeño y espíritu de consagración

Rubén Ricardo Infante

Cubacine

La pandemia generada por la COVID-19 ha afectado los procesos creativos en cada una de las manifestaciones artísticas. En el caso del audiovisual los efectos han sido considerables, debido a que es un arte colectivo, requiere de equipos de trabajo integrados por varios especialistas.

En medio de la actual circunstancia sanitaria, el cineasta cubano Alejandro Gil fue convocado por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) para la realización de un documental con los científicos que trabajan en el proceso de investigación y desarrollo de los cinco candidatos vacunales.

Los resultados han desbordado aquel proyecto inicial y cuando el director de Inocencia (2018) refiere su reencuentro con el documental lo califica como un hecho “muy interesante”. El proyecto, cuyo título de trabajo es Soberanía, deberá estar listo para el mes de agosto.

Para conocer detalles sobre el proceso de realización de este documental, Cubacine conversó con su director sobre las motivaciones, el equipo de trabajo que lo acompaña y el concepto artístico que maneja Soberanía.

¿Cómo surge la idea de realizar un documental dedicado a los científicos cubanos que trabajan en los candidatos vacunales? 

En medio de la situación más compleja, donde no se suscitaba trabajo de ninguna naturaleza, incluido desde el punto de vista audiovisual, se comenzaron a abordar desde el ICAIC trabajos que referían temáticas sobre la pandemia. Fui convocado para dirigir un proyecto que pretendía abordar el proceso de las vacunas, es decir, cómo se estaba ordenando el sistema de vacunación y la propia búsqueda de esos candidatos.

Empezaban las primeras informaciones de las vacunas a nivel internacional y se pensaba ya en la posibilidad de Cuba de hacer sus propias vacunas.

A partir de ese momento comenzamos a organizar un equipo de trabajo. El ICAIC inmediatamente se conecta con el propósito y empieza a conformar un proyecto con una mirada mucho más abarcadora. Cuando hacemos la exploración del tema o primeras investigaciones, esa zona antes de entrar de lleno a esa etapa de la prefilmación más consolidada, el presidente de BioCubaFarma, Eduardo Martínez, nos dijo que no podía ser sobre uno, sino sobre los cinco candidatos vacunales.

Nuestra idea inicial era concentrarnos solo en los protagonistas detrás de la vacuna Soberana, porque fue la que primero asomó su testa en el ámbito mediático, pero Eduardo nos comentó que debían ser los cinco porque son muchas instituciones trabajando en común, no solo para Soberana, sino también para Abdala, Mambisa, Soberana 01 y Soberana Plus.

Por ese entonces, la televisión bombardeaba, saturaba los espacios, por razones obvias, para crear esa imagen, esa visión de Cuba puesta para hacer sus candidatos vacunales. Y nosotros, en esa carrera que no podemos seguirle a la televisión, hicimos una mirada cinematográfica. Nos planteamos hablar con los protagonistas, pero haciendo la historia de otra manera, es decir, la historia de quiénes son las personas que están detrás de ese engranaje productivo, de ese empeño y espíritu de consagración en aras de tener las vacunas.

Nos dimos cuenta de que las anécdotas eran maravillosas, en algunos momentos, muy sensibles, emotivas en otras. Teníamos que tener un discurso completamente distinto, justamente subrayando el carácter humano de las personas que en un país como Cuba, con las fragilidades económicas y otras situaciones, están emprendiendo una carrera de país de primer nivel.

¿Cómo tiene concebida la estructura del documental?

Esa construcción simbólica, entre la circunstancia con una dinámica muy particular, es la que nos empujó a idear un documental más centrado en la imagen y en la fortaleza de estas imágenes que en las mismas entrevistas. Porque las entrevistas se van a insertar en ese mundo de imaginación y de sublimación de las imágenes, que van a estar respaldando las palabras de los académicos y los investigadores.

Este es el concepto artístico donde tenemos la inclusión de Lizt Alfonso, que se integra como parte de la narrativa audiovisual de la obra. La música es del DJ Iván Lejardi y creo que esa propuesta musical más contemporánea permitirá conectar también con la propuesta estética.

Será un audiovisual donde pretendemos —ojalá que lo podamos lograr— que el espectador logre cierta empatía con el discurso y la narrativa del documental. Esta empatía se puede lograr sobre una base, fundamentalmente, de sugerencias, de simbolismos y de metáforas, con la concreción tácita y objetiva de las entrevistas que abordan esta temática de la vacunación.

Para la realización de estas producciones se han cumplido también los protocolos establecidos y ha sido necesario reducir al mínimo el personal para la filmación. ¿Cómo lograr la realización de un documental de este tipo con un equipo reducido?

Yo creo que esta experiencia de estos trabajos va a dar lugar a crear una especie de estructura de cómo se pueden hacer. Ojalá que nos convoquen para establecer a partir de las experiencias que hemos tenido cómo debería maniobrarse con respecto a los equipos pequeños, medianos y de gran formato para el audiovisual.

¿Quiénes conforman ese equipo?

Tenemos el equipo de Javier González producciones, con Milton Parado, y un equipo muy pequeño del ICAIC y de la Oficina Santiago Álvarez. Son personas que siempre han estado vinculadas al ICAIC en la producción de ficción o de documental. Con este equipo reducido hemos logrado mucha movilidad, con el cual tenemos que concebir planes de rodajes muy cuidadosos, muy certeros, tener paliativos, tener plan A, B, C y D.

Por la misma agenda de los protagonistas, que son la columna vertebral del proyecto, hay que tener en cuenta cómo maniobrar si uno de ellos nos comunica que no podrá estar y cómo buscar alternativas, porque si no sería un documental que estaría dos años para filmarse, porque buscando la idoneidad objetiva y subjetiva para hacer un trabajo de esa naturaleza podríamos estar un año y medio o dos años.

Es que nosotros estamos en el centro, con los protagonistas que ahora mismo son esencia y la luz del acontecer mediático de este país.

¿En que momento de la producción se encuentra actualmente Soberanía?

Actualmente tenemos pendiente terminar, porque debemos tener en cuenta las agendas, y es un documental que no solo se hace en medio de la pandemia, sino que se hace con el equipo que está justamente en el centro de la preocupación nacional, por el tema de que la pandemia está cuesta arriba.

Hacer este tipo de trabajo ha significado tener un alto grado de implicación —yo que hacía tiempo no me vinculaba al documental—, este reencuentro con el documental ha sido muy interesante. Es la primera vez que lo comento, porque ese sentimiento de trabajar en una circunstancia psicológica muy distinta, con un nivel de fragilidad, de observación del carácter de las personas, de la manera de interpretar la vida, el día a día, minuto a minuto…, todo esto influye en la manera de asumir el trabajo audiovisual. Creo que para cualquier creador, sea escritor, artista visual o realizador audiovisual, siempre la obra se va a ver marcada por el influjo de este momento, donde subyacen las sensaciones y relaciones personales y humanas.

En medio de esta circunstancia el campo de la ciencia ha tenido un resurgir, porque me he dado cuenta de que han estado trabajando mucho durante mucho tiempo, pero no con una presencia dentro de los medios, pudiera ser más habitual.

¿Para cuándo deberá esta concluido y listo para su presentación pública?

Queremos que sea para agosto, ahora viene todo el proceso de transcripción de las entrevistas, hacer el guion de montaje, de estructuración temática, tenemos alrededor de 13 entrevistas. Los entrevistados han sido muy locuaces, establecen un diálogo espectacular, son gente maravillosa que se unen y dan el máximo, incluso fuera de las zonas de confort.

Me parece que trabajar con estas entrevistas nos permitirá desbordar los términos de metraje que nos habíamos trazado y va a traspasar esa primera idea del tiempo.

Vicente Feliú, el más grande de los trovadores de Cuba, se fue sobre un escenario

Cuba Cultura

Vicente Feliú en el Concierto por Los Cinco en Bellas Artes, 5 de septiembre de 2013. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate. Video: RT.


Entrevistas a Vicente Feliú en Cubainformación TV

Vicente Feliú: `No podemos olvidar que la trova cubana y latinoamericana es una historia de luchas populares, represión y sangre´ (+ Fotos)

Entrevista a Vicente Feliu, trovador cubano

Entrevista: Vicente Feliú, trovador y bloguero cubano, recibe en su casa a Cubainformación TV

Cubadebate

Instituciones de la cultura cubana lamentan el fallecimiento del trovador Vicente Feliú, a causa de un infarto.

“Créeme, nos será muy difícil acostumbrarnos a que no estés. Créeme, te agradeceremos siempre todos los años que le dedicaste a la música, a Cuba», publicó el Centro Nacional de la Música Popular.

Gracias, Vicente Feliú, por todo. Hoy la música, la patria pierden a uno de sus mejores hijos. “Gracias a ti trovador, que guitarra en mano fuiste haciendo melodías de la vida”.

“Yo soy un soldado de la Casa”, así solía decir de sí mismo Vicente Feliú. Y es cierto, eres nuestro compañero, nuestro amigo, nuestro hermano. Aquí estarás siempre. Esta será siempre tu Casa. Buen viaje hermano, publicó Casa de las Américas.

“Estaba en un escenario. Empezaba a cantar La Bayamesa”

La hija del trovador publicó en su cuenta de Facebook que antes de fallecer, Vicente Feliú estaba en un escenario.

“Empezaba a cantar La Bayamesa. Se fue en toda su estatura y con el corazón más grande que el pecho. Te amo, papá. Te amo!!!”, escribió.

Vicente Feliú: Apuntes para mi muerte

Así le cantaba Vicente Feliú a la muerte en 1971. Sirva hoy de testamento.

Como cualquier hombre común
amo la vida en su esplendor
viviendo en su interior.
Pero la posibilidad
de dejar de vivir está
como el amanecer.
Si un día muero irremediablemente,
sin terminarlo todo,
o al menos lo que me corresponde,
quisiera que lo poco que tenga
se utilizara al máximo.
No espero ver mi cuerpo estacionado
en esa hora en que acabó
el movimiento de sus huesos
hundan sus manos en mi piel
y experimenten con mis vísceras.
No espero verme en un ataúd
cubierto de trapos y luego de cal.
Quisiera un cuerpo picado en mil trozos
por hombres dignos de hallar el vivir,
por hombres dispuestos a no sucumbir,
llevando la vida al límite mayor.
He amado mucho.
Nada pedí y nada pretendo pedir para mí.
Lo que resulte será para ustedes
que seguirán renaciendo por mí.
A quien me amó más acá de la luz
guarde mi foto en el bolso de andar,
llore en el día del aniversario,
en la hora en que no diré el último adiós.
A quien haya llegado hasta el fondo de mi hombre,
sencillamente olvídeme.
A mis amigos les pido vivir
toda la vida que quede ante mí,
toda la muerte que no haya podido matar
con mis manos, mi sueño y mi voz.
Que no haya canciones, ni duelo, ni adiós,
que nadie se pare a contar que me vio
arrastrando el alma hacia encima de dios,
mordiendo una flor y pidiéndole amor.
A quien no entendió mi forma de estar
recomiendo mirar hacia el fondo de sí.
Mire bien, pues quizás hubo alguna que otra presencia
que no se advirtió por temor.
Que nadie se calle todo lo que fui,
lo hermoso y lo triste que engendra un perfil
centrado en los años mediados del cerdo
y del hombre que un día esperamos nacer.

“La Cuba que está por venir depende de la que ha sido”

“Creo que la Cuba que está por venir depende de la Cuba que ha sido y la que está siendo. Por lo tanto, me parece que cabrían todos los acordes”, dijo Vicente Feliú en una entrevista hace un par de años.

Díaz-Canel: Adiós, querido amigo

“Adiós, querido amigo”, escribió en su cuenta en Twitter el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez al lamentar la muerte repentina de Vicente Feliú. “Muy triste golpe en el alma de la Patria”.

“Tocaba acordes de La bayamesa cuando falló su corazón. Que su emblemático Créeme, sus Guevarianas, sus Auroras y su honda lealtad a la Revolución, nos iluminen siempre”, dijo el mandatario.

Cultura de Cuba llora a reconocido cantautor Vicente Feliú

La Habana, 17 dic (Prensa Latina) El Ministerio de Cultura de Cuba y el Instituto Cubano de la Música ofrecieron hoy sus condolencias por el deceso del cantautor, Vicente Feliú, víctima de una muerte repentina en el escenario.Ambas instituciones confirmaron que se informará oportunamente al pueblo el homenaje que se realizará a quien ha sido símbolo de la canción revolucionaria para Cuba y América Latina y, por decisión familiar, su cuerpo será cremado.

En vida, Feliú trascendió por su obra vinculada a la Revolución Cubana junto a Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Noel Nicola como fundadores del Movimiento de la Nueva Trova y compartió escenario con relevantes músicos de América Latina, entre ellos, el español Luis Eduardo Aute, los chilenos Isabel Parra e Inti Illimani, los argentinos León Gieco y Mercedes Sosa, los norteamericanos Jackson Browne y Pete Seeger, los uruguayos Daniel Viglietti y Alfredo Zitarrosa.

Asimismo, impulsó el trabajo del Centro Pablo de la Torriente Brau- institución de referencia para los trovadores cubanos dirigió el centro cultural Canto de Todos, que promueve encuentros e intercambios, desde la canción, en los países de Iberoamérica.

El artista cubano fue distinguido con el Premio de Honor Cubadisco (2012), que otorga la industria fonográfica cubana a instituciones y personalidades que han realizado aportes significativos a la cultura musical de nuestro tiempo así como el premio “Por la cultura de la Patria Grande”, por sus aportes a la música latinoamericana.

Instituciones de Cuba lamentan muerte de trovador Vicente Feliú

La Habana, 17 dic (Prensa Latina) Instituciones de la cultura de Cuba transmitieron su pesar por la muerte del exponente de la Nueva Trova, Vicente Feliú, quien falleció hoy a los 74 años de edad durante una presentación.«Yo soy un soldado de la Casa, así solía decir de sí mismo Vicente Feliú. Y es cierto, eres nuestro compañero, nuestro amigo, nuestro hermano. Aquí estarás siempre. Esta será siempre tu Casa. Buen viaje hermano», divulgó Casa de las Américas a través de Twitter.

Por su parte, el Centro Nacional de la Música Popular escribió en la red social: «CRÉEME, nos será muy difícil acostumbrarnos a que no estés. CRÉEME, te agradeceremos siempre todos los años que le dedicaste a la música, a Cuba».

Internautas en las redes sociales también compartieron mensajes de pesar por el fallecimiento del artista a causa de un infarto, según los reportes preliminares.

Vicente Feliú fue miembro fundador del movimiento de la Nueva Trova, junto a Silvio Rodríguez, Noel Nicola, entre otros.

El cantautor formó parte de una generación que creció con la épica revolucionaria luego del triunfo de 1959, lo que se reflejó en sus canciones.

Autor del tema “Créeme”, compuso también para obras de teatro y televisión, y colaboró en programas culturales como asistente de dirección y director musical.

Fue asesor de música de la radio y la televisión cubanas y guionista, locutor y director de radio.

Dolor en Argentina por muerte de músico cubano Vicente Feliú

Buenos Aires, 18 dic (Prensa Latina) Destacados artistas argentinos expresaron hoy su profundo dolor por la partida física del músico cubano Vicente Feliú, muy querido en estas tierras, donde dejó huellas en varios conciertos y giras que brindó por varias ciudades.Consternada por la noticia, la exministra de Cultura y trovadora argentina Teresa Parodi escribió un mensaje en sus redes sociales en el cual recuerda varios momentos vividos junto al guitarrista y cantante, fundador de la Nueva Trova.

«Murió Vicente Feliú cantando en un escenario en su amada Cuba. Como si estuviera escrito su guitarra latiendo fue testigo del vuelo de aquel último gesto de su vida fecunda. Lo imagino sereno cruzando a la otra orilla. De pie sobre sus sueños, de pie sobre su muerte diciéndonos que ahora vivirá para siempre en el alma infinita de los pueblos en lucha», expresó.

Parodi señaló que el trovador «se fue como ha vivido: todo lleno de música. No habrá olvido para él, ni soledad, ni nunca. Su nombre ya es bandera de amor que nos empuja a seguir construyendo patrias libres y justas. Vamos tras la esperanza, su canción nos alumbra. Hasta la victoria siempre», subrayó la exfuncionaria.

Por su parte, Paula Ferré, impulsora del proyecto MujerTrova se mostró impactada por la muerte de una persona a quien consideraba como un padre y su padrino musical.

En su mensaje, que acompaña con una imagen junto a Feliú, Ferré calificó al artista como ju hombre inmenso, generoso, solidario. Se fue guerreando, entregando todo sobre un escenario. Tu familia de Buenos Aires está de duelo, expresó la artista, quien le mandó un abrazo a sus familiares.

«Hasta la victoria siempre querido Vicente. Gracias inmensas por todo tu amor. El mundo hoy te homenajea Y ahora a seguir levantando todas tus banderas», apuntó la trovadora, quien en 2008 le de dedicó una pieza.

Desde la agencia estatal Télam, pasando por el diario Página 12 y otros medios como Minuto Uno y Ámbito Financiero, se hicieron eco del fallecimiento del gran trovador, quien era muy conocido en esta tierra austral.

«Poeta agudo e inspirado y un guitarrista cargado de expresividad», así lo calificó la agencia Télam, que recordó cómo compartió escenario con Isabel Parra, Inti Illimani, León Gieco, Mercedes Sosa, Myriam Quiñones, Pete Seeger, Daniel Viglietti, Alfredo Zitarrosa y Carlos Mejía Godoy, entre tantos otros.

Por su parte, el diario Página 12 recordó que entre muchas cosas, Feliú escribió música para obras de teatro, televisión y espectáculos y colaboró en programas culturales como asistente de dirección y director musical.

Dirigía el centro cultural Canto de Todos, que promueve encuentros e intercambios, desde la canción, en Iberoamérica, y recorrió gran parte del continente, incluyendo Argentina, precisó ese medio.

Hondo pesar en México por deceso de trovador cubano Vicente Feliú

México, 17 dic (Prensa Latina) Un hondo pesar provocó en México la muerte de uno de los fundadores de la Nueva Trova Cubana Vicente Feliú por un infarto en un concierto en el Museo de la Música de La Habana, relata La Jornada.El diario se une a otras publicaciones, la radio y la televisión mexicanas que dieron la noticia y recordaron su presencia en este país en varias oportunidades para ofrecer su arte y sus canciones de contenido social y político muy profundo.

Con 74 años de edad y aparentemente con una condición física excelente, al trovador lo sorprendió el infarto en plena actuación, y curiosamente, por una causa igual que la de su hermano menor Santiago, quien falleció en su casa a los 51 años de edad.

Durante su carrera, Vicente lanzó ocho álbumes: Créeme (1978) Y No sé quedarme Artepoética (1990), Aurora (1995), Ansias del Alba (1985), (junto a Santiago en 1997), Guevarianas (1997), Itinerario (1998) y Colibrí (2001).

Fue una de las voces más representativas junto a Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Sara González y otros fundadores del Movimiento de la Nueva Trova que sentó pauta en Cuba y toda América Latina.

Las informaciones de prensa en México lo califican como un músico, poeta agudo e inspirado y un guitarrista cargado de expresividad, que aprendió ese arte de la mano de su padre.

“Yo Creo que Alba comenzó con este abrazo”: compañía Infantil La Colmenita en la Clausura de la XX del ALBA-TCP

Cuba Cultura

teleSUR.- Presentación de la Compañía Infantil la Colmenita en la Clausura de la XX del ALBA-TCP en La Habana.


Mandatarios de la Alianza Bolivariana disfrutaron pieza teatral “Yo Creo que Alba comenzó con este abrazo”

Caracas, 14 de diciembre de 2021 VTV

Este martes en la noche, los Mandatarios de los países integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que participaron en la XX Cumbre del bloque integracionista regional, disfrutaron de un Acto Político-Cultural, donde se desarrolló una interesante obra teatral basada en la expresión del Comandante Hugo Chávez, cuando refirió que tras el abrazo con el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en 1994, se inició el proyecto de la cooperación bolivariana y latinoamericana.

“Yo Creo que Alba comenzó con este abrazo”, es la frase que utilizó Chávez en aquella oportunidad, y es el título de la obra teatral interpretada por la compañía infantil La Colmenita, en el Centro Cultural Fidel Castro Ruz, de La Habana.

La puesta en escena de esta musical y conmovedora historia, evocó de manera significativa la vida del Comandante en Jefe de Cuba, Fidel, y la memoria del Comandante Chávez, y la entrañable amistad que los unió a ambos para siempre.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro Moros, quien asistió a la gala cultural junto a sus homólogos de Cuba, Nicaragua, Bolivia y las naciones caribeñas, había intervenido previamente con unas palabras aleccionadoras sobre el significado del ALBA en la actual situación regional.

“El ALBA es una alianza para la cooperación, no es una alianza bélica ni amenazante, es una alianza para la paz. Convoquemos a los pueblos…”.

«Hasta siempre Fidel», un libro para la posteridad

Cuba Cultura

Rosa Miriam Elizalde en una nueva presentación de Hasta Siempre Fidel, libro del que es coautora junto a Ernesto Niebla, Premio Nacional de Diseño del Libro 2019. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate. Video: TV Cubana.


Presentaron edición de libro en homenaje a líder histórico de Cuba

La Habana, 3 dic (Prensa Latina) Más de 500 imágenes de 41 fotógrafos y textos en una secuencia cronológica de las honras fúnebres al líder histórico de la Revolución cubana conforman el libro Hasta siempre Fidel, presentado hoy nuevamente.

Según explicó Rosa Miriam Elizalde, Premio Nacional de Periodismo José Martí y responsable de la selección y notas del compendio, el mismo es el testimonio gráfico del suceso que conmocionó a la nación caribeña y al mundo el 25 de noviembre de 2016.

Detalló que el volumen, obra de la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, parte de esa noche de viernes cuando el general de Ejército Raúl Castro compareció en televisión nacional para informar sobre el deceso de Fidel Castro, jornada seguida por nueve días de duelo oficial.

La doctora en Ciencias de la Comunicación apuntó que el libro llega hasta el 4 de diciembre y recoge la impronta de esos momentos en que más de cinco millones de cubanos despidieron al líder a lo largo del itinerario que portó sus cenizas desde la provincia de La Habana (occidente del país) y hasta la de Santiago de Cuba (oriente).

La Caravana recorrió mil 121 kilómetros, y más de un millón de personas participaron en el acto en la Plaza de la Revolución capitalina, el 29 de noviembre de 2016, al cual también acudieron 23 jefes de Estado o de Gobierno.

El compendio está integrado por datos, un mapa con el recorrido, textos explicativos, los discursos de los actos, las notas oficiales emitidas durante esos días, versos de autores nacionales y extranjeros, así como fragmentos de las intervenciones de presidentes, ministros y funcionarios de distintas partes del mundo.

Elizalde destacó que los grandes protagonistas del libro son la considerada una de las principales figuras del siglo XX y el pueblo, en “una especie de lectura y escritura visual de ese momento en que Cuba dijo Hasta siempre, Fidel Castro”.

La periodista destacó asimismo la calidad de la presente edición, con un diseño exquisito y realización a cargo de Ernesto Niebla.

Elier Ramírez, subdirector del Centro Fidel Castro Ruz, sede de la presentación, señaló el extraordinario valor del texto y la emoción existente en sus páginas, a las cuales acompaña un disco compacto con informaciones e imágenes. “Hasta siempre Fidel es un libro de colección, para guardarlo, y tenerlo para la posteridad”, subrayó Elizalde.

Hasta siempre Fidel, un libro para la posteridad

Yurina Piñeiro Jiménez, Ismael Francisco

Cubadebate

Esta tarde, en el Centro Fidel Castro Ruz, a la doctora en Ciencias de la Comunicación y Premio Nacional de Periodismo José Martí, Rosa Miriam Elizalde, volvió a entrecortársele la voz y ahogársele la mirada al hablar de los días posteriores al 25 de noviembre de 2016 en Cuba, y del libro que recoge los sentimientos de millones de cubanos durante el itinerario de las cenizas de Fidel desde La Habana hasta Santiago de Cuba, donde el pueblo le dio el adiós definitivo a su Comandante.

Hasta siempre Fidel, un libro de colección, para guardarlo, y tenerlo para la posteridad. El que me han dado aquí hoy, lo voy a guardar para mis nietos, para mis bisnietos… Porque es una edición realmente de primera. Es muy lindo y además de eso, aunque van a ver poco texto, es muy exhaustivo: a qué hora pasó por cada pueblito, dónde se detuvo el armón, qué pasó, quiénes estaban. Es realmente un libro de consulta y muy emotivo, comentó Rosa Miriam durante una nueva presentación de la obra.

La también Vicepresidenta Primera de la Unión de Periodistas de Cuba, contó que cuando le propusieron a Ernesto Niebla y a ella hacer el libro, ambos estaban en shock, sin haber vivido ni la mitad de las emociones de aquellos días, pues aún no había salido el armón militar de La Habana. Entonces una pregunta los confrontaba: “¿Cómo íbamos a replicar el sentimiento de millones de cubanos, sentimiento que era colectivo, pero a la vez muy íntimo, abrumadoramente personal? ¿Cómo traducir aquel dolor que como diría la poeta matancera Carilda Oliver, era todavía difícil de interpretar y que crecía con una profundidad inplacable?».

Tomaron distancia unos días para armar la arquitectura del libro y decidieron entre todos los implicados, que sería eminentemente gráfico, pensado para el lector que había vivido en primera persona estos acontecimientos o para alguien que en la distancia de los años, o de los siglos, pudiera comprender qué pasó del 25 de noviembre al 4 de diciembre de 2016, en este país.

Sería factual, habría datos, un mapa con el recorrido de la caravana, la hora exacta en qué pasaba el armón por cada tramo de la carretera central, pequeños textos explicativos, los discursos de los actos, las breves notas oficiales que se emitieron en esos días, y también algunos versos. Pero la reina de este volumen sería la fotografía de prensa. Y es por eso que verán aquí 529 imágenes, de 40 fotógrafos que cubrieron los homenajes para publicaciones nacionales y provinciales, además de las que aportó el equipo de Estudios Revolución.

Son fotos seleccionadas entre miles, algunas hechas con cámaras muy sofisticadas, y otras muy modestas, aunque todas en conjunto arman un especie de lectura y escritura visual de ese momento en que Cuba dice: Hasta siempre Fidel; explicó la Premio Nacional de Periodismo José Martí.