Nos bloquean porque nos temen

Por Domingo Pérez

Imagen de Razones de Cuba

Como cualquier cubano común, muchas veces he reflexionado sobre las verdaderas razones que sostienen el criminal y genocida bloqueo de Estados Unidos contra Cuba. Recientemente, tras el nuevo ridículo que escenificaron 4 países, en el 77 Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, una vez más volví a reflexionar sobre el asunto que nos ocupa.

Debe ser realmente penoso verse totalmente aislado, esgrimiendo estupideces de todo tipo, que ni el mismo representante de los Estados Unidos se las creía, y escuchar a decenas de oradores que denunciaban en su propia cara el carácter ilegal, extraterritorial y abusivo de ese engendro maquiavélico.

Entonces arribé definitivamente a la conclusión de que las causas no podían ser solo el millonario negocio que se esconde detrás de esa maquinaria de odio o la propia esencia agresiva del Imperio que, por demás, desde su surgimiento ha estado obsesionado con apropiarse de nuestro archipiélago.

Se trata del ejemplo que representa Cuba para el mundo y aunque la prepotencia los ciega, haciendo que cometan constantes errores de cálculo, están conscientes y reconocen que si con cientos de medidas de todo tipo, incluyendo hasta la agresión directa con fuerzas mercenarias, acciones terroristas, guerra económica, comercial, diplomática, financiera, biológica… no han podido destruirnos y el país exhibe indicadores de calidad de vida superior a países desarrollados, qué no seremos capaces de hacer sin bloqueo.

Además, el acoso mediático incluye el cierre de cuentas revolucionarias en diferentes plataformas digitales, para silenciar la verdad. No cabe la menor duda que nos temen y están conscientes de que si eliminan el bloqueo, en muy breve tiempo, hasta los más incrédulos descubrirán que solo el Socialismo es capaz de salvar a la humanidad de la autodestrucción a la que el Capitalismo la está arrastrando.

Testimonios del Periodo especial sobre Fidel que atesora el exministro de Economista José Luis Rodríguez

Cuba Historia

Canal Caribe.- Y como parte de la serie de testimonios realizada por el Centro Fidel Castro Ruz en homenaje al sexto aniversario de la partida física del Comandante en Jefe, hoy nos acercamos a algunos de los tantos recuerdos que atesora el destacado economista de Cuba, José Luis Rodríguez, un hombre que, durante 25 años, fue colaborador cercano del Líder de la Revolución Cubana.

José Luis Rodríguez: “Para Fidel no había economía sin política ni política sin economía”

Cubaperiodistas.cu

septiembre 3, 2019

Para Recordar a Fidel en su 93 cumpleaños, la Unión de Periodistas de Cuba auspició un conversatorio con el Dr. José Luis Rodríguez, quien fuera colaborador del Comandante y ministro de Economía durante los duros años del Período Especial.

Rosa M. Elizalde: Quien va a hablarnos es muy conocido. Fue Ministro de Economía durante todo el Período Especial, uno de los arquitectos —con Fidel, por supuesto, como maestro de obra— de la estrategia que permitió que el pueblo cubano sobreviviera en la peor crisis que ha vivido la Revolución en sus más de 60 años de existencia.

Actualmente José Luis Rodríguez es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial, colaborador de Cubadebate y uno de los pocos economistas que está tratando de interpretar con objetividad, desde la pedagogía de Fidel y su visión socialista, las transformaciones económicas y sociales que se iniciaron con los Lineamientos del Partido en ya casi una década.

Hoy nos hablará del pensamiento económico Fidel, porque mañana es el cumpleaños 93 del líder de la Revolución. A tono con las nuevas medidas que han celebrado los periodistas y todo el sector público, consideramos que debíamos recordar de dónde vienen estas decisiones que benefician a millones de cubanos, con un hombre que estuvo todos los días junto al Comandante en Jefe —mañana, tarde y noche—, tratando de alimentar a un pueblo y de desarrollar a un país en las condiciones más adversas.

Gracias, José Luis, por estar acá, un abrazo y bienvenido. Tienes la palabra.

José Luis Rodríguez: Gracias a ustedes por la invitación. Hay muchos compañeros que pueden hablar de esa época y de otros momentos, de la obra de Fidel y del trabajo con Fidel. Realmente me considero muy afortunado. La vida de una persona tiene momentos determinantes, y para mí lo fue sin duda alguna haber podido colaborar con Fidel durante veinticinco años.

Esa colaboración empezó cuando se crea el Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM), en 1979, durante el período en que Cuba presidió los No Alineados. El objetivo del CIEM era asesorarlo a él en temas de economía internacional, de economía mundial, y a partir de ahí comenzamos un trabajo, primero de ayuda en la elaboración de materiales y discursos. Pueden imaginar la enorme responsabilidad que tuvimos encima -Osvaldo Martínez, que dirigía el CIEM en ese momento, y yo, que era el subdirector, aunque ambos éramos profesores con cierta experiencia en la universidad.

En mi caso, había trabajado en empresas (era contador) y, además, había trabajado los temas económicos por dentro. La experiencia de haber dado clases en la universidad desde 1967 ayudaba mucho a la hora de traducir ideas, de presentarlas lo más sencilla y objetivamente posible.

Relevancia del pensamiento económico

Hay toda una serie de anécdotas que revelan la importancia que Fidel le daba a ese trabajo y a la economía propiamente dicha, de todas formas era realmente un trabajo de mucha responsabilidad.

Los primeros contactos que tuve con él fueron telefónicos. Me acuerdo que un día de un discurso en un aniversario de los CDR me avisaron en mi casa: “lo va a llamar el compañero Fidel”. Me quedé electrizado, era la primera vez que iba a hablar directamente con él, y estuvimos conversando como dos horas por teléfono. Ustedes saben cómo era Fidel, habló de cuanta cosa en ese momento estuviera discutiéndose en la economía, en la política internacional, etcétera. Él hacía preguntas y yo trataba de responderlas.

Empezamos a trabajar directamente con Chomy (José Ramón Miyar Barruecos) que era el secretario del Consejo del Estado y atendía directamente los vínculos de Fidel con el Equipo de Apoyo. También estaban otros compañeros que atendían los temas que no eran de economía, como el periodista Julio García Luis; Pedro Álvarez Tabío, que era el editor del Consejo de Estado: su último trabajo fue enorme: Cien horas con Fidel, que se desarrolló con mucha calidad, y había otro grupo de compañeros que eventualmente colaboraban en este sentido.

El interés de Fidel por los temas de economía internacional creció mucho a partir su discurso en Naciones Unidas en 1979. Fidel levantó la idea de crear un fondo de trescientos mil millones para impulsar el desarrollo. Empezó un trabajo muy intenso para promover estas ideas con participación en una serie de eventos. Eso fue entre 1980 y 1983, aproximadamente.

La crisis económica y social del mundo

Ya a finales de 1982 y principios del ‘83, Cuba tiene que entregar la presidencia de los No Alineados a la India. Fidel decide hacer un libro que se llamó La crisis económica y social del mundoque se entregó en la Cumbre de Nueva Delhi. En el texto se analizaba la coyuntura internacional en todos sus aspectos: los problemas de alimentación, la industrialización, del medioambiente (que empezaban a tratarse en ese momento). Fue un trabajo muy intenso. Un grupo de compañeros, prácticamente estuvimos internados durante dos meses preparando los borradores, después de haber discutido con Fidel el esquema y los borradores de cada uno de los capítulos. Teníamos sesiones de discusión con él en relación a lo que se presentaba, a lo que él creía.

Fidel revisó y, en definitiva, palabra por palabra de ese libro. Es decir, se leyó todos los capítulos, discutió todos los capítulos y, desde luego, de cada discusión salían nuevas versiones y nuevos elementos a incluir. Al final él tuvo la gentileza de reconocer en el prólogo del libro el trabajo del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial, y de otros como el Centro de Investigaciones de la Economía Internacional, de la Universidad de La Habana, que también había colaborado con un grupo de compañeros.

Sobre ese libro hay muchas cosas que se pudieran contar. Ya en ese momento, los criterios de Fidel eran muy firmes en relación a temas como la crisis. El título del libro él lo defendió (La crisis económica y social del mundo), aunque en el mundo había países capitalistas y países socialistas.

Se hicieron traducciones a cuanto idioma fundamental existía: el inglés, el francés, el alemán, el ruso, el árabe, y todo eso se preparó en paralelo, para entregarlos en la Cumbre de Nueva Delhi en el ’83. Cuando llega la traducción al ruso los camaradas soviéticos dijeron que ellos no estaban de acuerdo con el título, porque se incluían los países socialistas, pero Fidel no cedió y dijo que la crisis económica y social estaba afectando al mundo.

Esto, provocó una reacción no muy agradable por parte de los soviéticos, y la edición rusa del libro fue de sólo cuatrocientos ejemplares, que no alcanzaban ni a uno por biblioteca en la Unión Soviética de entonces. Pero él no cedió con el título del libro y el libro en ruso también se llama La crisis económica y social del mundo. No del mundo capitalista, no del mundo subdesarrollado: del mundo. Porque ya había elementos suficientes para hablar de ciertas crisis en los países socialistas.

Era la etapa, año 1983, en que Cuba estaba participando en las guerras de liberación de África. Hay toda una serie de historias que contar también en ese sentido, sobre la participación de los soviéticos en esos hechos. Ocurrieron también otros intercambios en los que Cuba tuvo que asumir expresamente la defensa del país.

Recordemos la famosa conversación de Yuri Andropov con Raúl cuando le dijo que si había un ataque a Cuba ellos no iban a participar directamente; es decir, había toda una serie de elementos que ya daban señales de que no estábamos, digamos, de acuerdo en una serie de cuestiones, y Fidel tenía sus criterios muy firmes en ese sentido, no todos públicos, desde luego. Él se cuidaba mucho de no crear un cisma, cualquier grieta que pudiera ayudar al enemigo en ese momento, pero en realidad tenía criterios muy definidos en relación a lo que estaba ocurriendo en la economía mundial y la responsabilidad que, en este sentido, tenían los países socialistas.

Fidel en ese momento, inmediatamente después del año ’83, nos pidió que le preparáramos un plan de estudio de los temas de economía en general, pero de economía mundial en particular.

Sigue leyendo

«Si Biden quiere, se pueden hacer ajustes importantes en la relación»: Johana Tablada, subdirectora para EEUU del Gobierno cubano

Cuba Política

Juan Palop – La Habana, 21 nov (EFE).- La subdirectora para EE.UU. del Gobierno cubano, Johana Tablada, percibe “algunos ajustes” en Washington aunque no “un cambio de política” y dice que “ojalá” tuviese lugar un segundo “deshielo”, algo que la isla “necesita”, aunque cree que la pelota está en el tejado del presidente estadounidense, Joe Biden.


“Hay algunas señales, a partir del incremento del diálogo bilateral, de que, si el Gobierno de Biden quisiera, se podrían introducir ajustes importantes”, asegura Tablada en una entrevista a EFE. “Si EE.UU. abre una puerta, siempre nos puede encontrar”, agrega.

En su opinión, “sobran los motivos para tener una relación con Cuba no solo normal, (sino) una buena relación. Los temas en común son muchos”.

Señala que un “deshielo”, como el que se produjo durante las presidencias de Barack Obama en EE. UU. y Raúl Castro en Cuba, es lo que “necesita” y “merece” su país para salir de la grave crisis económica -con gran escasez, inflación galopante y elevada migración- que arrastra desde hace dos años.

La subdirectora, presente en la ronda migratoria que celebraron la semana pasada en La Habana EE.UU. y Cuba, apunta que observa “algunos ajustes en la forma en la que se aplica la política” por parte de Washington.

“En los últimos meses nosotros hemos visto y registrado, y es obvio y visible, un incremento del intercambio bilateral oficial entre los dos Gobiernos, un incremento del intercambio de agencias de los dos Gobiernos” en una serie de temas, del migratorio al medioambiental, pasando por la sanidad y la regulación aérea, indica.

Sin embargo, no aprecia un “cambio de política” en Washington, porque “lamentablemente” las sanciones -incluso la última vuelta de tuerca introducida por el anterior presidente de EE.UU., el republicano Donald Trump- persisten “prácticamente” sin modificaciones.

“Habrá que ver si el Gobierno de Biden, más allá de incrementar la conversación con Cuba, está dispuesto a dejar de serle fiel a las medidas de Trump”, dice.

DIÁLOGO Y SANCIONES

Tablada asegura que Cuba tienen la “voluntad” de resolver los problemas con “cooperación” y “diálogo”, pero deja clara su línea roja: “Lo que Cuba no está dispuesta a hacer es negociar temas de orden interno y constitucional con un gobierno extranjero”.

Afirma que su país no ha cambiado de estrategia frente a Washington, pese a la rebaja del tono, la intensificación de los contactos y su inusual petición de ayuda tras el huracán Ian, que fue respondida por EE.UU. con dos millones de dólares de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) en ayuda humanitaria.

Cuba, subraya Tablada, busca “encontrar una forma civilizada de que ambos países puedan aprovechar” lo que les une, y no lo que les divide, y los dos “puedan avanzar en beneficio” de sus pueblos. De forma similar, el departamento de Estado de EE.UU. hablaba la semana pasada de dialogar con La Habana para hacer “avanzar los intereses” nacionales.

A juicio de la subdirectora, los resultados electorales en las elecciones de mitad de mandato en EE.UU. abren “una ventanilla” para que Washington y La Habana avancen hacia la normalización de las relaciones bilaterales. En los comicios, los demócratas de Biden demostraron una fortaleza inusual para ser el partido en la Casa Blanca y conservaron el Senado.

“El único camino es que nos entendamos, que nos respetemos, que aprendamos a lidiar con nuestras diferencias”, señala Tablada parafraseando unas declaraciones recientes del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

MIGRACIÓN

Tablada, que niega que Cuba haya utilizado la presión migratoria para sentar a EE.UU. en la mesa de negociación, sostiene que son las sanciones las que están “estrangulando” a su país y promoviendo la emigración, principalmente a EE.UU.

En el año fiscal 2021-2022, fueron cerca de 225.000 los cubanos que llegaron de forma irregular a la frontera sur de EE. UU., una cifra récord.

“La vicepresidenta (de EE.UU.), Kamala Harris, puede llegar a Honduras y decir -y yo estoy de acuerdo con ella- que hay que hacer escuelas, para que las personas no abandonen su pueblo; que hay que hacer hospitales, para que las personas no tengan que irse; que hay que mejorar la vida de la gente,… y ahora llegan a Cuba, donde hay escuelas, hospitales, seguridad social… y con Cuba se hacen lo contrario”, argumenta.

Subraya que “no deben seguir en pie los incentivos” estadounidenses a la migración como las sanciones y la ley de ajuste cubano (que otorga la residencia permanente a los cubanos cuando cumplen un año en EE.UU.). También destaca que Washington debería acabar con la “injusticia” que supone incluir a La Habana en la lista de patrocinadores del terrorismo.

“Tengo esperanzas (de que saquen a Cuba de la lista), pero no porque el Gobierno de EE.UU. nos haya dado ninguna señal” al respecto, asegura.

Díaz-Canel sobre RT: Es un espacio informativo de referencia

Singular resultó la visita, este lunes, del Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la sede de la cadena de televisión internacional de noticias Russia Today (RT), donde recorrió varios estudios de grabación y fue actualizado sobre el uso que allí se hace de diferentes recursos técnicos para producir noticias

Autor: Yaima Puig Meneses | internet@granma.cu

Autor: Alina Perera Robbio | perera@juventudrebelde.cu

diaz-canel
En declaraciones a Russia Today, el mandatario cubano destacó las excelentes relaciones que existen en el orden político con Rusia. Foto: Alejandro Azcuy

MOSCÚ, Federación de Rusia.–Singular resultó la visita, este lunes, del Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la sede de la cadena de televisión internacional de noticias Russia Today (RT), donde recorrió varios estudios de grabación y fue actualizado sobre el uso que allí se hace de diferentes recursos técnicos para producir noticias.

En intercambio con directivos del canal, y con varios profesionales de la información, el Jefe de Estado destacó la relevancia del trabajo que han consolidado en RT.

Particularmente sobre la aceptación que ha tenido su transmisión en Cuba, detalló que el canal se ha convertido en una opción muy seguida en la Isla, por «la certeza, la objetividad, por la manera en que abordan problemáticas que otros no abordan, y que dan una perspectiva al latinoamericano, al cubano, que no dan otros medios internacionales».

A la altura del mediodía en Moscú, cuando en Cuba apenas comenzaba a nacer el día, y tras cerca de una hora de compartir experiencias con miembros del canal, el Presidente de la República visitó los estudios de RT en español, donde concedió declaraciones a la periodista Aliana Nieves, en las cuales destacó las excelentes relaciones que existen en el orden político con Rusia; al tiempo que aseguró que se da un «grupo de
pasos para profundizar la relación económica y comercial, sobre la base de que sea mutuamente beneficiosa».

Equipo de RT en Español está en Cuba

De «oportunidad tremenda» catalogó su visita a la cadena de noticias, en la cual aseguró que «en pocos minutos se siente como en su casa; y eso tiene que ver mucho con una relación que se ha ido forjando, que se ha ido alimentando en los últimos años».

En sus palabras rememoró que fue el presidente Putin quien «pidió que RT tuviera mayor presencia en Cuba». Actualmente, el canal en español transmite las 24 horas del día, desde marzo de 2020, y en «poco tiempo se ha convertido en un espacio informativo de referencia para los cubanos de diferentes generaciones», aseguró.

Eso tiene mucho que ver, dijo, con la «profesionalidad con que ustedes desempeñan su labor comunicacional; con la manera objetiva y certera con que abordan los problemas internacionales» y, además, con el modo en que llevan las problemáticas de Rusia y de otros países al entorno cubano, al latinoamericano y al internacional.

De forma especial, el dignatario referenció el encuentro que meses atrás sostuviera en Cuba con una delegación del canal de noticias, la cual desarrolló varias actividades con el equipo de prensa de la Presidencia, y también con otros periodistas, sobre todo en temas asociados al uso de las redes sociales.

Podemos hacer mucho de manera conjunta, subrayó; y esta, enfatizó, es «una relación que tenemos que seguir fortaleciendo, que tenemos que seguir alimentando».

Habló entonces sobre la importancia de potenciar los intercambios y los muchos temas sobre los cuales se puede trabajar de conjunto, para fortalecer el desarrollo de la comunicación social en Cuba, definida como uno de los tres pilares de la gestión de gobierno en el país.

Estamos dispuestos a seguir colaborando con Cuba, con los profesionales de la prensa en Cuba, con el equipo de prensa que lo acompaña, aseguró su interlocutora, en nombre del canal de noticias.

«Las puertas de nuestro canal siempre estarán abiertas para usted y para todas las personas que lo acompañan. Le agradecemos nuevamente su visita a RT en español, y lo esperamos en una próxima ocasión. ¡Esta es su casa!».

Foto: Tomada del Twitter de la Presidencia Cuba
Informaciones relacionadas