Ganó el Sí, se ha hecho justicia

El Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y el Presidente de la República firmaron y refrendaron, respectivamente, el Código de las Familias, convertido en Ley por la voluntad del pueblo

Autor: Granma | internet@granma.cu

cuba
Foto: De la campaña Cuba Vive

«Ganó el Sí, se ha hecho justicia», dijo el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al felicitar al pueblo de Cuba por el ejercicio democrático y participativo en el referendo popular del Código de las Familias.

Calificó la presencia del pueblo en la aprobación de la norma legal como «una muestra de civismo, de espíritu democrático y de participación entusiasta».

En un video en su cuenta en Twitter, Díaz-Canel afirmó «que ha sido una victoria de Cuba, del pueblo, de los afectos y del amor, y que ha constituido también una victoria de participación democrática en la construcción socialista».

Insistió en destacar la participación alcanzada, a pesar del difícil contexto por la situación económica, de movimientos migratorios y de discrepancias comprensibles con postulados del Código.

«A partir de hoy seremos una nación mejor, más completa, más democrática, más justa», subrayó.

La Cuba que celebra esta victoria sigue siendo la nación asediada por el bloqueo, agobiada por dificultades de todo tipo y bajo el fuego incesante de una guerra mediática infame; pero es también una nación renovada por la fuerza de sus más auténticos valores, aseguró el Presidente.

Denunció cómo la guerra no convencional dispuso de recursos millonarios para sembrar matrices adversas o inducir un voto negativo; pero no pudieron con la voluntad expresada en el voto por el Sí, de la mayoría de nuestro pueblo, enfatizó.

Reconoció la disciplina del pueblo y la tranquilidad con la que transcurrió el proceso, y agradeció a los miles de compatriotas que se desempeñaron como autoridades electorales, a los vecinos que embellecieron los colegios, a las familias que prestaron sus casas, a los que aseguraron las comunicaciones, la alimentación, el transporte y la logística que demandaba el proceso, así como a la prensa por mantener informados a los ciudadanos.

«Ha ganado Cuba, ha ganado todo el pueblo al darse más derechos. Hemos ganado en justicia social. Una vez más, desde lo más profundo de nuestros sentimientos, felicidades, Cuba», concluyó.

Firma y refrendación de un Código validado por el pueblo (+Video)

En el emblemático salón del Sol de América, en el Palacio de la Revolución, el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y el Presidente de la República firmaron y refrendaron, respectivamente, el nuevo Código de las Familias

Autor: Yaima Puig Meneses | internet@granma.cu

diaz-canel
Al culminar la solemne ceremonia, el Presidente de la República reiteró sus felicitaciones «a todo nuestro pueblo por esta victoria. Foto: Estudios Revolución

Como un hecho cívico, democrático, honesto y transparente, calificó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la participación del pueblo cubano en el referendo popular por el Código de las Familias, en el cual la opción del Sí superó el 66,8 % del total de boletas válidas.

Sobre el proceso de este domingo, el Jefe de Estado subrayó la calidad del voto, con el 94 % de las boletas válidas, en medio de una situación tan compleja como la que estamos viviendo.

Sus valoraciones –nacidas de la emoción y la trascendencia que tal acontecimiento tiene para Cuba– tuvieron lugar en la tarde de ayer, 26 de septiembre, en el acto oficial de firma y refrendación del nuevo Código de las Familias.

En el emblemático salón del Sol de América, en el Palacio de la Revolución, se volvió a hacer historia: junto a un grupo de personas que han estado involucradas en todo este proceso, el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, y el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, firmaron y refrendaron, respectivamente, la valiosa norma.

No bastaba con que aprobáramos en principio, en nuestra Asamblea Nacional, ese proyecto de Ley –dijo Homero Acosta Álvarez, secretario del máximo órgano legislativo, previo al significativo momento– sino que era importantísimo que fuera refrendado, ratificado y validado por el voto directo de nuestro pueblo, y así ocurrió.

Para satisfacción nuestra, consideró, ahí están los resultados: mayoritariamente el pueblo votó a favor del Código de las Familias y estará en vigor a partir de su publicación, este martes, en una edición especial de la Gaceta Oficial de la República de Cuba.

El momento resultó todo simbolismo y emociones. Dos cubanos de generaciones diferentes asumieron la enorme responsabilidad de firmar y refrendar un texto jurídico que sienta historia no solo en Cuba, lo hace también en el mundo, al ser el primer Código de las Familias que es sometido a referendo popular.

¡Cómo uno ha hecho firmas en la vida! –recordó el Presidente del Parlamento, mientras se disponía a la rúbrica del documento–, pero quizá ninguna como esta, con tanta satisfacción y regocijo por esta victoria, por esta trascendental victoria para la Patria y el socialismo.

Resonaron entonces los aplausos y el Presidente de la República –en un acto genuino y de una significación tremenda para la nación– refrendó con su firma el Código, ese que es ya Ley, y desde el cual se sostienen también las bases del futuro de la sociedad cubana.

«Estamos haciendo un homenaje a Fidel, a Vilma, a Raúl, a todos aquellos que dieron los impulsos fundamentales para que hoy tuviéramos en la sociedad la comprensión que tenemos sobre los temas de familias», valoró el Jefe de Estado, y acto seguido invitó al ministro de Justicia, Oscar Silvera Martínez, a explicar detalles sobre el intenso trabajo realizado durante las últimas semanas para, cuando llegara este momento, tener preparadas en el país todas las instituciones relacionadas con la implementación del Código de las Familias.

Ahora iniciamos una nueva fase de todo este amplio, complejo, necesario y vital proceso de aprobación del Código y de su implementación, refirió Silvera Martínez. En ese sentido –afirmó– hemos estado puntualizando en detalle todos los sistemas de trabajo y los modelos de actuación de nuestros funcionarios, directivos y trabajadores, para que la inmediata implementación sea exitosa.

Aun cuando en estos momentos se perfilan varias normas jurídicas –cuya creación se establece en las disposiciones finales del Código de las Familias, y están asociadas a temas como la reproducción asistida, las modificaciones al régimen de maternidad para aumentar su alcance, y el funcionamiento de la defensoría familiar– el Ministro de Justicia aseguró que están creadas las condiciones para, luego del adecuado proceso de capacitación que se ha llevado a cabo, y del apoyo y la aceptación mayoritaria que ha tenido este Código en el gremio de los juristas, lo aprobado se cumpla y se cumpla bien.

«Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos las instituciones y sus integrantes de defender y lograr el éxito de esta obra de la Revolución y de nuestro pueblo, para defender también los derechos en el entorno familiar de todas las personas de nuestro país», subrayó.

Al culminar la solemne ceremonia, el Presidente de la República reiteró sus felicitaciones «a todo nuestro pueblo por esta victoria, que nos da más energía para enfrentar ahora un ciclón». Los abrazos sellaron entonces el momento, otro en el que, una vez más, la historia demostró que Cuba jamás podrá perder la confianza en la sabiduría de su pueblo.

Firma y refrendación del Código de las Familias Foto: Estudios Revolución
Firma y refrendación del Código de las Familias Foto: Estudios Revolución

Cuba dijo Sí

La mayoría ha elegido un nuevo Código de las Familias, uno que retrata el país que somos y el que queremos ser

Autor: Yeilén Delgado Calvo | nacionales@granma.cu

Foto: Germán Veloz Placencia

«¡Sí!» La palabra es breve, pero el domingo se volvió inmensa para los destinos de la Isla, que se pronunció finalmente a favor de la inclusión, de la empatía, del amor, ese que alumbra lo que perdura, que engendra la maravilla, que convierte en milagro el barro.

La mayoría ha elegido un nuevo Código de las Familias, uno que retrata el país que somos y el que queremos ser, y responde a las esencias humanistas de la Constitución de la República y del Estado de derecho y justicia social que a partir de ella se erige.

Cada Sí que se dio este domingo en Cuba a este texto, profundamente revolucionario, es una afirmación por un presente reconocido en toda su diversidad, por un futuro de menos prejuicios y estereotipos, por una nación con todas las personas y para el bien de todas ellas.

Cada Sí estampado en boleta –como parte de un proceso democrático, transparente, y esta vez sin parangón por tratarse de una ley– resulta un voto por quienes alguna vez han sido discriminados en razón de su diferencia, por las familias que se apartan de lo tradicional, por las parejas que no han podido legalizar su afecto, por los niños o niñas que han sufrido violencia, por las maternidades y paternidades no realizadas.

Cuba ha dicho Sí por un país mejor, donde la virtud sea el único rasero para medir estaturas morales, donde la dignidad plena sea la regla, sin excepciones. La sabiduría popular ha hablado por el bien común, que incluye también a aquellos que decidieron votar en contra o no pronunciarse.

El 25 de septiembre de 2022 es ya un día histórico. La Isla ha demostrado una vez más que hacer la Revolución es no detenerse jamás en la búsqueda de más justicia, independientemente de las adversidades. El camino nunca ha sido fácil, pero sí muy digno. Quedan otras luchas en el empeño honroso de enaltecer lo humano, pero este Sí constituye, sin dudas posibles, la victoria de la belleza y la bondad.

[Lea aquí el Código de las Familias que Cuba aprobó]

¿Cuánto ha cambiado la familia cubana?

¿Cuánto ha cambiado la familia cubana? Foto: Mayrelis Hernández

¿Como enfrenta el nuevo Código la violencia familiar?

¿Como enfrenta el nuevo Código la violencia familiar? Foto: Mayrelis Hernández

¿Tiene valor económico –y puede ser compensado– el trabajo en el hogar?

¿Tiene valor económico –y puede ser compensado– el trabajo en el hogar? Foto: Mayrelis Hernández

¿Por qué el Código de las Familias se lleva a referendo?

¿Por qué el Código de las Familias se lleva a referendo y no fue aprobado directamente en el Parlamento? Foto: Mayrelis Hernández

Para la implementación del Código de las Familias

Para la implementación del Código de las Familias Foto: Mayrelis Hernández

¿Qué derechos tienen los niños en el nuevo Código de las Familias?

¿Qué derechos tienen los niños en el nuevo Código de las Familias? Foto: Mayrelis Hernández

¿Cómo defiende el derecho de los hombres cubanos?

¿Cómo defiende el derecho de los hombres cubanos? Foto: Mayrelis Hernández

¿Por qué la gestación solidaria es una opción pertinente?

¿Por qué la gestación solidaria es una opción pertinente? Foto: Mayrelis Hernández

¿Qué es la filiación adoptiva?

¿Qué es la filiación adoptiva? Foto: Mayrelis Hernández

¿Cómo protege a las personas en situación de discapacidad?

¿Cómo protege el nuevo Código de las Familias a las personas en situación de discapacidad? Foto: Mayrelis Hernández

¿Qué se dice sobre la obligación de dar alimentos?

¿Qué se dice sobre la obligación de dar alimentos? Foto: Mayrelis Hernández

¿Cómo se entiende el término de cuidado a los efectos del Código?

¿Cómo se entiende el término de cuidado a los efectos del Código? Foto: Mayrelis Hernández

¿Cómo protege el nuevo Código de las Familias a las personas de la tercera edad?

¿Cómo protege el nuevo Código de las Familias a las personas de la tercera edad? Foto: Mayrelis Hernández

Informaciones relacionadas