Un Sí mucho más largo que el malecón de La Habana

Entre el mar de muchachos que hizo suyo el recorrido en La Habana, Liudy García Hernández aseguró que votaría Sí, pues «es este un Código en el cual lo que prima es el derecho al amor, el respeto por los demás, la humanidad y la inclusión»

Autor: Pedro Jorge Velázquez | internet@granma.cu

Caravana en el Malecón habanero por el sí al Código de las familias
¡Sí por Cuba!, se oyó constantemente, y los colores, la diversidad, la alegría por la transformación eran visibles en los caravanistas. Foto: Endrys Correa Vaillant

El tramo largo que une el muelle flotante de La Habana Vieja y el Torreón de La Chorrera, a lo largo del malecón de la capital, fue una distancia mínima comparada con la suma de los kilómetros recorridos por los jóvenes caravanistas que, en todo el país, y a una semana del referendo popular para votar por el Código de las Familias, salieron el sábado pasado a las calles, a fin de hacer constar su voto afirmativo por la aprobación del documento.

¡Sí por Cuba!, se oyó constantemente, y los colores, la diversidad, la alegría por la transformación eran visibles en los participantes.

Entre el mar de muchachos que hizo suyo el recorrido en La Habana, Liudy García Hernández aseguró que votaría Sí, pues «es este un Código en el cual lo que prima es el derecho al amor, el respeto por los demás, la humanidad y la inclusión».

Con ella coincidió el joven Danilo Serrano: «El 25 no solo votaré yo, sino todas las familias cubanas, porque este es un proceso participativo, dinámico y auténtico». Según argumentó, el Código de las Familias responde a las necesidades de los tiempos actuales, protege todavía más a los niños, a los ancianos, a las personas LGBTIQ+ y a quienes estén en situación de discapacidad.

En la Caravana multicolor participaron estudiantes de la Enseñanza Media, de la Federación Estudiantil Universitaria, motoristas, ciudadanos en bicicletas, cocheros de la Oficina del Historiador y demás personas y transportistas que desearon sumarse.

Informaciones relacionadas

Cubanos en el exterior ya decidieron el Código que desean

Este domingo, los cubanos que cumplen misiones diplomáticas y laborales en varias partes del mundo acudieron a las urnas habilitadas en más de mil mesas electorales, coordinadas por 123 colegios especiales en los cinco continentes

Autor: Redacción Internacional | internacionales@granma.cu

bruno código
Desde el colegio electoral ubicado en la ONU (Nueva York), el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, ejerció su derecho al voto. . Foto: Tomada del twitter del Canciller

Este domingo, los cubanos que cumplen misiones diplomáticas y laborales en varias partes del mundo acudieron a las urnas habilitadas en más de mil mesas electorales, coordinadas por 123 colegios especiales en los cinco continentes.

«Desde el colegio electoral ubicado en la ONU (Nueva York), el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, ejerció su derecho al voto en el referendo popular por el nuevo Código de las Familias», divulgó en Twitter el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En un mensaje en esa red social, el también miembro del Buró Político del Partido Comunista añadió: «Código Sí porque refleja nuestra realidad y la voluntad del Estado de alcanzar la mayor justicia social posible para todos los cubanos».

Regidos por el Consejo Electoral Nacional cubano, en el exterior se garantizó el éxito de los comicios, y con anterioridad se realizó una prueba dinámica (11 de septiembre) para concretar toda la logística para este ejercicio, incluyendo la revisión de los listados.

Los colegios abrieron sobre las siete de la mañana con la entonación del Himno Nacional, la presentación de la mesa electoral, el sellado de la urna y las garantías en cabinas para ejercer el voto directo y secreto.

Esas entidades de carácter temporal cerraron sus puertas a las siete de la noche, según los horarios locales, con la apertura de las urnas ante testigos, y el conteo de los votos por parte de los miembros de las mesas electorales, hasta poner los resultados finales en un lugar visible.

En China se instalaron colegios dentro de la Embajada de la Isla en Beijing, en los consulados de Shanghái (este) y Guangzhou (sur), así como en las ciudades de Hong Kong (sur) y Chengdu (sudoccidente), reportó Prensa Latina.

En todos, las urnas fueron resguardadas por niños y adolescentes, y las votaciones transcurrieron en calma y con toda tranquilidad.

Igual proceso ocurrió en Vietnam. Al abrir el colegio en Hanoi se hicieron sentir las notas del Himno Nacional, entonadas por el propio personal diplomático, tal como sucedió en los cinco colegios electorales habilitados en la nación indochina.

El jefe de la misión estatal en Japón, Miguel Ángel Ramírez, comentó a pl que «este es un Código revolucionario, no solo porque se hace en el marco de la Revolución, también porque transforma la concepción de cómo debe verse la familia en la sociedad, el papel de cada uno de sus integrantes y el matrimonio».

La agencia de noticias reseñó también la realización del proceso en la República Popular Democrática de Corea, en Cambodia, en Tailandia, en Laos y en la India.

Los cubanos en diferentes misiones en Europa participaron masivamente en la votación.

En Moscú, Ufá y San Petersburgo, en la Embajada cubana y las oficinas consulares en la Federación de Rusia funcionaron los colegios especiales. El embajador Julio Garmendía expresó a pl que en los días previos se realizó un trabajo organizativo que incluyó verificar las listas de electores, sobre todo en las ciudades donde hay más concentración de cubanos.

Algo similar ocurrió en Roma y Milán, ciudades de Italia; en Irlanda y en el Reino Unido, y se tuvieron reportes desde Francia, y las cuentas en Twitter mostraron imágenes de Noruega, República Checa, Chipre, Suiza y Turquía.

De Latinoamérica y el Caribe, se informó del proceso en Ecuador, Colombia, Argentina, República Dominicana, Granada, Bahamas y Barbados; y en Montevideo, Uruguay, la embajadora Zulán Popa declaró a pl que, con este ejercicio constitucional, Cuba refrenda su respeto por los derechos humanos.

Fotos de Namibia, Liberia, Argelia, Mozambique, República Árabe Democrática Saharaui, Marruecos, Mauritania, Arabia Saudita, Zambia, Egipto, Guinea Ecuatorial y República Democrática del Congo, confirman el orden, la disciplina y la tranquilidad con que se ejerció el derecho al voto.

De Angola, la embajadora Esther Armenteros detalló que cerca de 2 000 cubanos acudieron al referendo en 20 colegios, 19 de ellos en territorio continental y uno en Santo Tomé y Príncipe.

En Beirut, Líbano, el embajador Jorge León calificó el proceso de amplio y democrático, y ponderó el carácter participativo e inclusivo de todos los debates sostenidos, desde la concepción del Código de las Familias hasta su aprobación por la Asamblea Nacional del Poder Popular, y ahora sometido a referendo.

Tras entonar las notas de nuestro himno nacional, se inició en la Embajada de Cuba en EE. UU. la votación sobre el Código de las Familias Foto: Lianys Torres Rivera
Abren los colegios electorales de las 123 circunscripciones electorales en el exterior, y comienza el voto sobre el Código de Las Familias de Cuba. Foto: Gustavo Machin
Votación en el Referendo del Código de las Familias en la Embajada de Cuba en República Checa Foto: Embajada de Cuba en República Checa
Votación por el Código de las Familias en la Embajada de Cuba en la República Dominicana. Foto: Edilberto Méndez/Prensa Latina
Iniciada la votación del Código de las Familias en Etiopía Foto: Embajada de Cuba en Etiopía