Verdades irrefutables sobre la manipulación de la emigración cubana

Foto: Internet

Desde el 1ro de enero de 1959 el gobierno de Estados Unidos inició la manipulación del tema migratorio cubano, al aceptar asesinos, torturadores y ladrones del gobierno del dictador Fulgencio Batista que huyeron de la justicia, a pesar de los reclamos oficiales de Cuba por las causas pendientes que tenían. A todos los consideraron refugiados, a pesar de que muchos arribaron de forma ilegal, dando inicio a este término para los que salían de la Isla.

Posterior a la ruptura de las relaciones diplomáticas el 3 de enero de 1961, los cubanos que deseaban viajar a Estados Unidos fueron eximidos de visas de turismo y/o emigrante, aprobándose el empleo de las llamadas visas “Waiver” (visa volante), porque “huían del comunismo”. Al prohibir los vuelos entre ambas naciones se iniciaron las salidas ilegales y todo cubano que arribara al territorio yanqui era aceptado de inmediato.

Como resultado de esa política, se afirma que 49 mil 961 personas emigraron a los Estados Unidos en 1961 y al año siguiente 78 mil 611. Sólo había que decir que “huían del régimen comunista” para
ser admitidos, situación que se mantiene como parte de la manipulación mediática contra la Revolución. La CIA inició rápidamente el reclutamiento de cubanos para la invasión y otras actividades subversivas.

Ante esa situación migratoria, el presidente John Kennedy, aprobó el propio año 1961 el Programa de Refugiados Cubanos, destinado a facilitar la integración de los “exiliados” cubanos a la sociedad yanqui, bajo el pretexto de “ayudar a toda persona que huía del régimen comunista” y ponerla en las mejores condiciones posibles para adaptarse y disponer de un mejor nivel de vida”.

Ese programa contenía nueve puntos y unos de los fines colaterales era el financiamiento de los contrarrevolucionarios cubanos que ya ejecutaban acciones terroristas contra Cuba, gracias a la guerra clandestina promovida en 1960 por el presidente Dwight Eisenhower, destinada a derrocar al gobierno revolucionario con el empleo de los llamados “refugiados”.

El presupuesto inicial del Programa de Refugiados Cubanos fue de 4 millones de dólares en 1961, 38 millones de dólares en 1962, hasta alcanzar la cifra de 144 millones de dólares en 1972. Duró 15 años, costándole 727 millones de dólares al Tesoro estadounidense.

El 28 de junio de 1962 Estados Unidos aprobó la Ley Pública 87-520, bajo el nombre de “Ley de Migraciones y de Asistencia a los Refugiados”, restringiéndose la definición de “refugiado” sólo al Hemisferio Occidental.

El presidente Lyndon Johnson, firmó el 3 de octubre de 1965, la “Ley de Inmigración y Naturalización”, la que no resolvía el problema del estatus legal de la emigración cubana, pero creó una Comisión Selecta de Inmigración para el Hemisferio Occidental, compuesta por 15 miembros para estudiar el ajuste del estatus legal de los cubanos.

El 2 de noviembre de 1966, Johnson aprobó la Ley Pública 89-732, conocida como “Ley de Ajuste Cubano”, la que cambió el estatus jurídico sólo de aquellos cubanos que habían ingresado sin visas a Estados Unidos, a partir del 1ro de enero de 1959, porque miles de cubanos se encontraban “Bajo Palabra” y a partir de dicha Ley pasaron a ser considerados como “refugiados políticos”, aunque su salida de Cuba fuera por motivos familiares.

La Ley benefició a los cubanos que automáticamente pudieron solicitar un permiso de trabajo y pasados 366 días de su ingreso a ese país, aplicar para obtener la residencia permanente sin formalidades particulares, debido a que los cubanos “huyen del comunismo” y son especialmente protegidos.

Para darle más privilegios a los cubanos que “escapaban del comunismo”, el Presidente Ronald Reagan en 1986, aprobó la Ley Pública 99-603, llamada “Ley para el Control y la Reforma de Inmigración”, que incluía su Sección 202 un “Ajuste para cubanos y haitianos”. Esa Sección permitió que los cubanos llegados por la vía del Mariel en 1980, pudieran solicitar la residencia después de haber permanecido más de 6 años en los Estados Unidos sin tener un estatus definido, porque los “marielitos” no recibieron el estatus de refugiados al no estar contemplados en la letra de la “Ley de Refugiados”, aprobada el 17 de marzo de 1980, Ley Pública 96-212.

Ronald Reagan quiso enmendar la decisión tomada el 20 de junio de 1980 por el Presidente James Carter, de asignar el estatus migratorio de “entrantes”, a ese grupo de cubanos y a los haitianos, que arribaron a los Estados Unidos entre el 21 de abril y el 19 de junio de 1980.

En mayo de 1995, al firmarse un nuevo Acuerdo Migratorio entre Estados Unidos y Cuba bajo la administración del presidente William Clinton, la Ley de Ajuste Cubano sufrió su primera reforma, al establecerse la conocida política de “pies secos-pies mojados”, en la cual toda persona que se detenga en alta mar es devuelta a Cuba, y sólo son aceptados los que logren tocar tierra firme.

El 30 de septiembre del 1996, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley pública 104-208, Acta de Reforma a la Inmigración legal y la Responsabilidad del Inmigrante Ilegal, que en su Sección 606 establece:

“Se condiciona la eliminación de la Ley de Ajuste Cubano, solamente por la determinación del Presidente de Estados Unidos, bajo lo establecido en la Sección 203 (c)(3) del Acta de la Libertad y Solidaridad Cubana de 1996, Ley pública 104-114, conocida como Ley Helms-Burton, cuando ostente el poder en Cuba un Gobierno elegido democráticamente”.

En noviembre de 1997, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley Pública 105-00, Ley de Ajuste Nicaragüense y Alivio Centroamericano, (NACARA), la que en su Sección 202 define un “ajuste del estatus de ciertos nicaragüenses y cubanos”, donde expone los requisitos necesarios para que ciertas personas de origen nicaragüense y cubano, puedan solicitar la residencia permanente en Estados Unidos.

Una prueba de la mezquindad en la manipulación migratoria contra Cuba, fue el Cuban Medical Professional Parole, puesto en vigor en septiembre del 2006. Ese programa, coordinado por el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, perseguía la deserción y compra de profesionales cubanos de la Salud que integran las brigadas de solidaridad en el mundo.

El 31 de julio del 2007, el gobierno norteamericano dio a conocer la segunda reforma realizada a la Ley de Ajuste Cubano, donde refrendan la decisión de las autoridades federales de Inmigración, de facilitar que, personas nacidas fuera de Cuba puedan obtener la residencia permanente en los Estados Unidos, si al menos uno de sus padres nació en Cuba, reafirmando la manipulación política del tema migratorio contra la Revolución cubana.

La migración cubana es la única que recibe este tratamiento político con fines subversivos, a diferencia de los millones de latinoamericanos que anualmente caminan miles de millas para ingresar en Estados Unidos, huyendo de la miseria, el hambre, enfermedades y la muerte, en países con sistemas capitalistas “democráticos”.

Por eso dijo José Martí: “Ver para juzgar después”

Confirmado: La conexión Biden con los biolaboratorios militares en Ucrania

Por Misión Verdad

Hunter Biden ayudó a Metabiota (biolaboratorio operativo en Ucrania) a ganar un contrato multimillonario con el gobierno de Estados Unidos (Foto: AP)

La revelación del Ministerio de Defensa ruso sobre un programa biológico militar del Pentágono en Ucrania, de escala sin precedentes, ha dado de nuevo de qué hablar, ahora que se sabe que la financiación se realizó a través de estructuras asociadas al hijo del presidente estadounidense Joe Biden.

No es un dato menor que los detalles fueran publicados por los diarios The New York Post y The Daily Mail, después de que el gobierno estadounidense tratara de teorías conspirativas las acusaciones de Rusia.

HUNTER BIDEN PARTICIPÓ EN LABORATORIOS BIOLÓGICOS UCRANIANOS

Ucrania ha aparecido en los negocios turbios de Hunter Biden durante varios años. En 2014, el hijo del entonces vicepresidente de Estados Unidos pasó a formar parte del consejo de administración de la empresa energética ucraniana Burisma Holdings. El caso pronto se convirtió en un escándalo de corrupción y, en 2016, Biden padre exigió la destitución del fiscal general ucraniano Viktor Shokin, que estaba investigando las actividades de Burisma.

Pero los intereses financieros de Hunter Biden afectaron no solo al sector del petróleo y el gas, sino también a desarrollos militares secretos.

Sigue leyendo

Con inagotable amor patrio e impulso creador: ¡Vamos con todo!

Vamos con todo, sí, y vamos unidos, porque esa es nuestra mayor fortaleza. Los que esperan vernos detenidos y cansados es posible que terminen justo así, porque eso, en la Patria de Martí, de Fidel, de Raúl, en tierra de intrépidos mambises y dignos rebeldes, es sencillamente imposible

Autor: Leidys María Labrador Herrera | leidys@granma.cu

Carabana de reafirmación revolucionaria convocada por la UJC Nacional, por la Avenida del Malecón desde la Chorrera hasta el Parque 13 de Marzo
Foto: José Manuel Correa

No lo decimos nosotros, lo dice la historia: cuando el pueblo cubano, haciendo uso de su voluntad y su entereza, emprende una meta, no ceja en el empeño hasta cumplirla.

Como el corazón es el motor que nos impulsa, y el amor a esta cubana tierra nos aviva la fuerza y nos enciende la creatividad y el talento necesarios para edificar nuestros sueños, no se ha erigido aún el obstáculo capaz de frenar la avalancha que detona la unidad.

Por eso pueden creerlo los incrédulos, pueden ahorrarse sus valoraciones pesimistas los malintencionados, y recoger su circo los pagados desde el norte para montar la obra teatral del fin de la Revolución; si decimos que «vamos con todo», es porque ciertamente tenemos la más plena convicción de hacerlo.

Los motivos nos sobran, bien los definió el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su cuenta en Twitter: «Si se trata de Cuba, de su bienestar, de su lucha por la vida, de su futuro y el de todos sus hijos, vamos con todo».

Y sí, al frente, impetuosa, firme en sus ideales, capaz y digna, va la juventud. También de su iniciativa y de sus ganas de hacer por Cuba todo lo necesario, depende el éxito de esta frase que nació de esas nuevas generaciones, y que ahora acuñamos como país, con la disposición irreversible de plantarle cara a los tiempos adversos, al odio enemigo que nos acecha, a las cicatrices pandémicas.

Nuestra muralla se abre al corazón del amigo, al que con sincera solidaridad se dispone a ayudar. Se cierra a quienes, de manera hipócrita, claman SOS Cuba, con el puñal en alto para clavarlo en la espalda de los que abrazamos el empeño de seguir adelante, de crear, de vencer.

Tenemos retos inmensos ante nuestros ojos, pero ninguno nos sobrepasa. El camino recorrido hasta aquí nos enseñó que a las estrellas no se sube por caminos llanos, y que nuestro sol tiene manchas, pero también una luz inmensa y sobrecogedora que envuelve con calidez la cotidianidad de esta Isla heroica.

Absurdas campañas mediáticas y burdas manipulaciones de la realidad que vivimos no alcanzan para desmotivar a este pueblo. Todos esos esfuerzos huelen desde lejos a fracaso, porque los pueblos erigen sus decisiones sobre la base de la historia vivida, de aquello a lo que por convicción jamás renuncian, y tenemos ambas cosas de sobra.

Vamos con todo, sí, y vamos unidos, porque esa es nuestra mayor fortaleza. Los que esperan vernos detenidos y cansados es posible que terminen justo así, porque eso, en la Patria de Martí, de Fidel, de Raúl, en tierra de intrépidos mambises y dignos rebeldes, es sencillamente imposible.

Rechaza Bruno Rodríguez declaraciones de Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea

En este artículo: Bruno Rodríguez ParrillaContrarrevoluciónCubaDerechos CivilesEspañaEuropaJosep BorrellLa Habanalibertad de expresiónmanifestacionesManipulación MediáticaManipulación PolíticaPolíticaRevolución cubanaUnión EuropeaViolencia

Bruno Rodríguez Parrilla, canciller de Cuba. Foto: Cubadebate.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parilla rechazó enérgicamente la declaración sobre las condenas a los involucrados en las protestas del 11 y 12 de julio en Cuba, del Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell.

“Solo nuestros tribunales, y no ninguna autoridad europea, están facultados para emitir sentencias en apego estricto al debido proceso”, tuiteó el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba.

Asimismo agregó: “La Unión Europea debería ocuparse de episodios de represión se producen en sus Estados miembros y de menores detenidos en sus cárceles”.

A la UE, q actúa con evidente doble rasero, no le asiste derecho alguno o autoridad moral para intervenir en cuestiones solo competen a Estado Cubano, agregó.

Rechazamos enérgicamente declaración sobre #Cuba del Alto Representante de la #UE, Josep Borrell.

Solo nuestros tribunales, y no ninguna autoridad europea, están facultados para emitir sentencias en apego estricto al debido proceso. 1/2

— Bruno Rodríguez P (@BrunoRguezP) March 30, 2022

Vea además:

Diez cosas que no te han contado de los juicios de Toyo y La Güinera

http://www.cubadebate.cu/especiales/2022/03/23/diez-cosas-que-no-te-han-contado-de-los-juicios-de-toyo-y-la-guinera/embed/#?secret=9SfPvnyag4

11 de julio, del trauma a la oportunidad