El millonario heroico de la Revolución de 1868

En este artículo: Carlos Manuel de CéspedesCubaGuerra de Independencia de CubaHistoriaHistoria de Cuba

Busto de Francisco Vicente Aguilera y Tamayo. Foto: ACN.

Por Jorge Wejebe Cobo. 

Era el bayamés Francisco Vicente Aguilera y Tamayo a los 47 años, en 1868, uno de los hombres más ricos de la Cuba colonial. Pero en contra de lo que podía esperarse, por su privilegiada condición social, junto a su amigo de la infancia Carlos Manuel de Céspedes, y como él propietario de grandes fortunas, conformaron junto a otros una generación de opulenta cuna que lo sacrificaron todo por ver a Cuba independiente.

Aguilera tenía un gran talento para multiplicar la fortuna heredada en plena adolescencia al morir su padre, que lo convirtió en quizás el más joven dueño de alrededor de 500 esclavos, incontables haciendas e ingenios en la región de Jiguaní, Manzanillo, Bayamo, Guantánamo y Tunas, que rendían innumerables ganancias tanto en la producción azucarera y agrícola, como en negocios de almacenes y del comercio.

Estaba muy lejos de ser un fracasado en los negocios e inclusive tenía lazos familiares en la alta sociedad colonial, al estar casado con Ana de Quindelán, hija de un coronel de milicias y procurador a las Cortes españolas, lo que incrementó su fortuna y ascendencia entre las autoridades de la época que lo estimularon a optar y comprar el título de Conde.

Sin embargo, ni la riqueza, ni el poder pudieron desviar sus ansias libertarias que se vieron muy influenciadas en sus años de estudiante en La Habana, donde recibió clases en el aula de José de la Luz y Caballero, y entró en contacto con las ideas de la Revolución francesa, que entraban en evidente contradicción con la dura realidad represiva del sistema colonial español. Con una formación liberal como abogado retornó a su Bayamo natal.

Su preparación académica no resultó muy diferente a la de otros integrantes del Comité Revolucionario de Bayamo y el Oriente en 1867, al que se integró entre los primeros para conspirar en su residencia y la de Perucho Figueredo, donde compusieron la marcha guerrera La Bayamesa, junto a Carlos Manuel de Céspedes y Francisco Maceo Osorio, entre otros integrantes del futuro alzamiento del 10 de octubre de 1868, al que se sumó.

Francisco Vicente Aguilera fue uno de los primeros que prendió fuego a su residencia en los dominios bayameses, ante la inminente entrada de las fuerzas españolas en la ciudad en 1869, y sacrificó todos sus bienes a la causa independentista.

No aspiró al poder y desde el inicio del movimiento revolucionario rechazó la división y expresó ante los dudosos la frase de: “Acatemos a Céspedes si queremos que la Revolución no fracase”.

Manuel Sanguily escribió sobre él: “No sé que haya una vida superior a la suya, ni hombre alguno que haya depositado en los cimientos de su país más energía moral, más sustancia propia, más privaciones a su familia adorada, ni más afanes ni tormentos del alma”.

Lo nombraron Mayor General, Secretario de la Guerra, General en Jefe del Ejército de Oriente y vicepresidente de la República de Cuba en Armas hasta que en 1871, cuando ocupaba esa última responsabilidad, se trasladó a Estados Unidos con el encargo de unir a los emigrados y aumentar el envío de recursos.

Esa misión se haría casi imposible de cumplir por la división de la emigración y la acción del gobierno norteamericano, aliado a España en la coincidencia de intereses temporales que los unía en mantener el dominio colonial sobre Cuba, lo que consideraba Washington como más beneficioso hasta poder anexarse la Isla en un futuro.

Pero no desistió en la misión encomendada y viajó al Viejo Continente con la esperanza de encontrar mayor receptibilidad en la emigración, de donde regresó a EE.UU. y escribió “(…) los ricos cubanos que se hallan en Europa fueron educados por el gobierno español para esclavos, disipan sus rentas en los placeres de París; pero, no ayudan a la Revolución.”

En sus últimos meses de vida se le veía en New York abandonado y pobre, sin recursos para subsistir y casi sin poder hablar por el cáncer en la garganta que padecía, pero sin renunciar a los ideales de independencia en aras de los cuales sacrificó todo, incluyendo su vida.

De Francisco Vicente Aguilera, quien dejó de existir hace 145 años en la mañana invernal de New York del 22 de febrero de 1877, dijo José Martí que era “el millonario heroico, el caballero intachable”.

(Con información de ACN)

Desalojan a un escritor cubano de un apartamento en Miami

En este artículo: Crisis EconómicaDiscriminaciónEconomíaEstados UnidosPobrezaSociedad

A Ismael Lorenzo le deben el depósito de su apartamento y el último mes, que no pudo vivirlo porque lo desalojaron del apartamento. Ahora está en un cuarto en Hialeah con sus gatos. Foto: David Santiago DSANTIAGO@MIAMIHERALD.COM

Tres gatos, 16 libros publicados, un colchón en el piso y una computadora sin monitor podrían parecer el resumen de los 76 años de vida del escritor cubano Ismael Lorenzo, 42 de ellos en Estados Unidos.

Eso es todo lo que tiene ahora Lorenzo en un pequeño cuarto de Hialeah por el que paga $1,100, después de ser desalojado de su anterior vivienda hace una semana.

“Me engañaron”, dice Lorenzo, en medio del polvo y el ruido de la construcción en el efficiency que consiguió luego de una carrera desenfrenada para no quedarse sin techo en Miami, donde el promedio de los alquileres de un cuarto está en más de 2 000 dólares y él solo recibe 900 de retiro.

Lorenzo se había mudado en septiembre para un apartamento de un cuarto, mucho más espacioso que el de ahora, en la parte trasera de un dúplex, en Biscayne Park, al norte de Miami, desde donde podía caminar a la avenida para tomar el transporte público, una de las pocas cosas que es gratis para los adultos mayores.

Pagó entonces $3 300, por el primer mes, el depósito de seguridad y el último mes, solo que nadie le dijo cuando firmó el contrato de arrendamiento que la propiedad en el 1257 NE 110 Terrace estaba en foreclosure.

A pesar de que el baño estaba constantemente tupido, y que cuando llovía caían goteras en la sala y el cuarto, Lorenzo pagó el alquiler a tiempo todos los meses.

El último pago de 1 100 dólares fue el 15 de enero, con un cheque a nombre de la propietaria, Irlande Joseph, a través de un intermediario, que tampoco le dijo que el juicio hipotecario ya estaba muy avanzado en la corte.

El 21 de enero llegó una notificación de la corte de que la propiedad iba ser reposeída y que lo iban a desalojar. Unos días después irrumpieron en el apartamento sin avisarle.

“A mi edad, no había vivido un momento tan terrible”, dice Lorenzo, que estaba trabajando en la computadora en su programa de radio digital cuando llegaron dos policías, abrieron con una llave y se pararon en la puerta de su cuarto.

“Me tiraron las cosas para afuera. Estoy un poco desorientado”, dice.

En el apuro para salvar algunas de sus pertenencias y proteger a sus gatos, perdió su teléfono, con los contactos que le sirven para organizar sus programas y llevar adelante su espacio cultural, Creatividad Internacional, donde publica sobre literatura y cine. También se le rompió el monitor de su computadora Mac, que le permite seguir escribiendo sus libros y complementar en algo sus ingresos mensuales.

Cuando lo expulsaron de su apartamento en Biscayne Park, Lorenzo tuvo que dejar uno de los dos colchones que ponía doble para llegar a la altura necesaria para sentarse con comodidad. “Para levantarme es de madre, ya a cierta edad no se tiene la misma agilidad y tengo un poco de artritis”, dijo Lorenzo, que tuvo que hacer malabares para conseguir el dinero para el fondo para mudarse al nuevo apartamento.

Del dúplex de Biscayne Park le deben todavía el depósito y el último mes de alquiler. El Nuevo Herald trató de comunicarse con la propietaria, Irlande Joseph, con quien Lorenzo hizo el contrato de arrendamiento, y el teléfono que aparece en los récords público está desconectado.

El proceso de juicio hipotecario contra Joseph fue emprendido por el banco HSBC Bank USA como fideicomisario de Rennaisance Home Equity Loan, y venía caminando desde el 2015, según documentos de la corte civil y de familia de Miami-Dade.

Después de un hiato, los juicios hipotecarios se reiniciaron el año pasado, y en enero alcanzaron la cifra más alta desde el comienzo de pandemia de la covid-19 en el 2020. “Estoy casi en la calle”, dijo Lorenzo, que este año le aumentaron la pensión $40 y le rebajaron la misma cantidad en los cupones de alimentos.

“Estaba cogiendo $160 y ahora en este mes cojo $119”, detalló Lorenzo, que se decidió a contar su caso públicamente porque es la “situación que están viviendo muchos en Miami, especialmente los adultos mayores que tienen ingresos limitados”.

Antes de Biscayne Park el escritor tuvo que mudarse a la carrera en agosto del apartamento en que vivía hacía varios años en North Miami porque 12 edificios que ocupaban toda una manzana fueron vendidos a un urbanizador para construir un nuevo proyecto.

El alquiler en Miami subió un 34 por ciento desde el año 2020, y la situación de la vivienda asequible se ha convertido en un problema grave, al punto que hay familias que están pagando $1 100 por un espacio de 250 pies cuadrados en Liberty City.

Recientemente, vecinos de un complejo de apartamentos de Hialeah, en el 1501 W 42 St, organizaron una protesta porque los nuevos propietarios, la empresa inmobiliaria Eco Stone Group, planea subir el alquiler mensual en $650 de una vez.

La Comisión de la ciudad de Miami Beach aprobó a principios de febrero una ley que los propietarios tienen que avisar a los inquilinos de un aumento en el alquiler con 60 días de antelación.

Los eficientes en Miami por los aires

Los precios de los efficiencies también se han disparado. En el 2018 el Nuevo Herald publicó un artículo sobre esas habitaciones tipo studio que durante un tiempo fueron una tabla de salvación para quienes llegaban a la ciudad.

Entonces costaban alrededor de $800 y ya eran considerados caros por los residentes de Miami, que no ganan salarios altos. Hoy es una suerte encontrar alguno por menos de $1 000.

Lorenzo, ganador de la prestigiosa beca CINTAS a mediados de los 1980, se mantiene lleno de energías para seguir escribiendo. El ex profesor, que enseñó español en California y Nueva Orleans antes de retirarse, habla de sus gatos. Felipito, que ya tiene 15 años, le inspiró dos libros, Soy Felipito y Felipito busca novia. “Ellos ahora están meditando en la cama”, dice optimista, mientras espera a un amigo que le ha prometido una plataforma para subir el colchón.

Lorenzo ha tenido tres ataques al corazón, el primero a los 52 años; es diabético y asmático, pero no pierde el sentido del humor.

“El comandante Hugo Chávez me salvó la vida”, dice, mientras del otro lado del teléfono esta periodista se queda en suspenso.

Resulta que el escritor se casó con una venezolana y se fue a vivir a su país, hasta que vio el peligro que representaba el chavismo y decidió venir para Miami.

Unos días después de volver, saliendo del Publix, le dieron los primeros síntomas del ataque al corazón, y llamó a un amigo, el fotógrafo Carlos Licea, y al 911. “Lo único que funciona bien en Miami”, dice sobre el servicio de emergencias.

Lorenzo tendrá solo unas cuantas bolsas de nylon y un colchón en el suelo, pero la vida de un escritor no se resume en sus pertenencias. El sentido del humor y de la crítica los conserva intactos. “Sata siempre está conmigo”, dice maldito. Sí, se refiere a Satanás, y como ya está bromeando, se va pasando la tristeza de verlo frágil y solo en espera de que su hija, también venezolana, pueda emigrar de Grecia.

(Tomado de El Nuevo Herald)

Estrategia para extender a Europa el bloqueo contra Cuba

Opinión

Integrantes del Grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo, en acción contra el bloqueo que sufre la isla caribeña. Foto: Grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo.


José Manzaneda*

Las derechas y ultraderechas europeas son, en el viejo continente, la punta de lanza de la estrategia global contra Cuba del Departamento de Estado de EEUU y la Mafia cubanoamericana asentada en el estado de Florida.

Destruir el Acuerdo de Diálogo y Cooperación Unión Europea-Cuba

Su papel es el de minar, hasta su destrucción, el actual Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación Cuba-Unión Europea, y así regresar a la política marcada por la llamada Posición Común de la UE hacia Cuba, un pacto de facto entre el ex presidente español José María Aznar y la Casa Blanca que, desde 1996 y durante 20 años, fue instrumento de presión y sanciones contra La Habana, complementario al bloqueo de EEUU.

En esta estrategia se inserta la actual ola de acciones disímiles de presión política, mediática y económica contra Cuba a cargo de organizaciones políticas, como el Partido Popular, Vox y Ciudadanos, y de asociaciones y fundaciones “anticastristas” asentadas en el Estado español y financiadas y dirigidas desde EEUU.

Es “el momento”

La estrategia de acoso contra Cuba se produce cuando el Gobierno de EEUU y sus aliados en Europa han considerado es “el momento”: una coyuntura de máxima debilidad del gobierno cubano. La combinación de las 243 últimas sanciones económicas, aprobadas por Donald Trump y aplicadas, en violación de sus promesas electorales, por Joe Biden, como el cierre de remesas o la persecución del transporte petrolero a la Isla, junto a la pulverización de los ingresos por turismo debido a la pandemia, han provocado en Cuba un grave desabastecimiento de alimentos, medicamentos y transporte, así como una inflación disparada.

Resultado de ello fueron las protestas de Julio de 2021, un fenómeno de contestación desconocido en seis décadas de Revolución que levantó, como nunca antes, las esperanzas de quienes trabajan sin descanso en la derrota de la Revolución. Una gigantesca campaña comunicacional en redes sociales, impulsada por el Internet Task Force (Fuerza de Tarea de Internet para Cuba) del Departamento de Estado, entidad creada en 2017 por Donald Trump, consiguió que el descontento, producto del cansancio, la penuria y la desesperación, se canalizara hacia el Gobierno Revolucionario y no hacia los artífices y propagandistas del bloqueo.

En Julio, momento álgido de la crisis y mayor pico de la pandemia, una campaña en redes sociales, perfectamente orquestada, a partir de la etiqueta “SOS Cuba”, logró endosar a la supuesta ineficiencia de las instituciones cubanas la responsabilidad de las penurias generadas por el bloqueo, las sanciones y la pandemia, y colocar, en el imaginario de ciertos sectores de población, como pruebas de la inequidad del sistema, ciertas medidas indeseadas y coyunturales de salvación frente a la guerra económica, como la apertura de tiendas en divisas.

Hoy, la Casa Blanca, la derecha europea y el “anticastrismo” continúan presionando con la misma esperanza: que la asfixia económica al pueblo cubano, junto al bombardeo mediático y en redes sociales, lleve a aquel a la definitiva insurrección contra el Gobierno Revolucionario.

EEUU paga la extorsión en Europa

Este doble carril (asfixia económica y guerra psicológica) tiene, en Europa, como aliados: a los partidos de la derecha y ultraderecha, principalmente el Grupo Popular Europeo; a importantes medios de comunicación; y a una red de organizaciones “anticastristas” que se han multiplicado de manera proporcional a las subvenciones procedentes de EEUU.

Recordemos que Washington, a través de sus agencias USAID y NED, canaliza, cada año, entre 20 y 30 millones de dólares a un enjambre de medios digitales de “temática cubana” y a más de cincuenta grupos del “anticastrismo”, con sede –mayoritariamente-en Miami. Estos, a su vez, triangulan parte de estos fondos no solo hacia la llamada “disidencia” interna cubana, sino también a organizaciones ubicadas en Europa. De ahí la consonancia y coherencia absoluta entre los mensajes y objetivos de la Casa Blanca con estos grupos asalariados, que se presentan como “ONG de derechos humanos” o “asociaciones del exilio cubano” y realizan una labor constante de cabildeo con un objetivo muy preciso hoy: la destrucción de las relaciones UE-Cuba y el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación.

Diversidad de acciones de acoso en Europa

Hoy, estamos ante una ola de acciones disímiles en favor de la extensión a Europa del bloqueo a Cuba, entre ellas:

  • La actual campaña contra el turismo a la Isla, con el objetivo de taponar los ingresos en un sector que, se prevé, servirá de rampa de despegue para la recuperación del país.
  • La persecución de empresas europeas con inversión en Cuba, a través de actos de boicot y campañas contra su imagen, en coherencia con la Ley Helms-Burton. Es el caso de Hoteles Meliá, diana desde hace años del Departamento de Estado y cuyos directivos han sido sancionados por la citada ley.
  • La destrucción de los acuerdos de cooperación médica de Cuba con otros países, mediante la publicación de informes sobre la supuesta “esclavitud laboral” del personal médico cubano. Estos informes, firmados por entidades con sede en Europa, pretenden cortar los ingresos que sostienen, hoy, el sistema público de salud de la Isla y están en la raíz de los problemas sanitarios actuales del país.
  • El boicot a artistas de Cuba en sus giras por Europa, para impedir sus actuaciones y minar sus ingresos, en la misma línea que el veto que ya se les impone en Miami.
  • El acoso violento a sedes diplomáticas de Cuba, como el aplicado, desde hace meses, al Consulado General de Cuba en Barcelona, en clara violación de la Convención de Viena.
  • Las agresiones físicas a militantes de la solidaridad y los intentos contantes de reventar sus actos.
  • La presión sobre las instituciones para denegar fondos para la cooperación en Cuba, acompañada de la criminalización de ONG y grupos solidarios.
  • Las querellas judiciales contra periodistas y activistas de la solidaridad con Cuba.
  • Y las mociones contra Cuba en parlamentos y ayuntamientos por supuestas “violaciones de derechos humanos”, basadas en el guión escrito en Washington y Miami.

60 años de bloqueo, 30 condenas en la ONU

Este febrero se han cumplido 60 años de la oficialización del bloqueo económico, financiero y comercial de EEUU contra el pueblo cubano que, de facto, comenzó años antes. Este próximo abril, será la vez número 30 en que la Comunidad Internacional, en la Asamblea General de Naciones Unidas, exigirá a EEUU eliminarlo.

Del Gobierno de Joe Biden se esperaba que retomara la “vía Obama” de diálogo con La Habana, o al menos el levantamiento de alguna de las 243 medidas sancionatorias aprobadas por Donald Trump, especialmente las que afectan a las familias cubanas residentes en ambos países.

Pero llegaron la pandemia y las protestas de Julio, y la Casa Blanca cerró cualquier posibilidad de acercamiento, esperando que los 60 años de guerra económica, al fin, den el fruto esperado: la derrota de la Revolución. Pero aún en el peor escenario económico, con sus chacales pagados mordiendo con desesperación, aún con todas las vías cerradas desde Europa, acompañada de la Solidaridad Internacional, Cuba resistirá.

* José Manzaneda es coordinador de Cubainformación TV y responsable de Medios de Comunicación de la asociación Euskadi-Cuba y del MESC (Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba)

Cuba y Rusia: diálogo para más cooperación

En el encuentro sostenido entre el vicepresidente del Gobierno de la Federación de Rusia, Yuri Borísov, y el vice primer ministro de Cuba, Ricardo Cabrisas Ruiz, se patentizó el deseo de los gobiernos de ambos países de ampliar la cooperación bilateral

Autor: Redacción Internacional | internacionales@granma.cu

En el encuentro sostenido entre el vicepresidente del Gobierno de la Federación de Rusia, Yuri Borísov, y el vice primer ministro de Cuba, Ricardo Cabrisas Ruiz, se patentizó el deseo de los gobiernos de ambos países de ampliar la cooperación bilateral.

En ocasión de la visita realizada por el dirigente ruso a nuestro país, Cabrisas Ruiz transmitió el agradecimiento por la ayuda brindada durante los meses más difíciles en el combate a la pandemia de la COVID-19, exigió el levantamiento de las sanciones unilaterales de occidente y reiteró la solidaridad del pueblo ante las constantes campañas de desinformación y guerra propagandística que desarrolla Estados Unidos contra el país euroasiático, detalló el sitio web Cubaminrex.

Yuri Borísov señaló que su visita se lleva a cabo como continuidad de la conversación telefónica sostenida el pasado 24 de enero entre los presidentes Vladímir Putin y Miguel Díaz-Canel, y mencionó el envío de donativos a la Mayor de las Antillas el año pasado y este.

La delegación rusa intercambió, además, con directivos en las áreas del transporte, la energía, la industria y la bancario-financiera.

¿Cuba existe?

Opinión

Pedro Monzón* – Folha de S.Paulo — Tomado de Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano –  Foto: Xinhua / Joaquín Hernández.- La respuesta a esta pregunta, que debería ser obvia, tiene un carácter relativo. Me refiero a las diferencias que medios de comunicación fundamentales  y ciertas redes sociales establecen entre las “realidades” virtuales y las objetivas. Según el comportamiento de buena parte de estos medios, Cuba, a veces existe; otras veces, no. 


Todo depende de la filiación de la fuente. Para los medios que siguen  guiones habitualmente generados en EEUU, país que utiliza infinidad de recursos para tratar de justificar el bloqueo comercial, económico y financiero ejercido contra nuestro país por más de 60 años, Cuba existe sólo en cuanto es un ejemplo de todo lo malo, de la ausencia de democracia y de derechos humanos. La oposición sostenida de la inmensa mayoría del mundo a semejante atropello convierte estas justificaciones en argumentos que EEUU considera imprescindibles para intentar revertir el rechazo.

Por ello llueven “fake news”,  construidas sin ningún recato, que se repiten al infinito y acusan a Cuba de reprimir al pueblo y limitar su derecho a la libre expresión. Sobre estas falsas bases se ha llegado a proferir amenazas de invasión y se aplican, de manera creciente, medidas asfixiantes,  que  incrementan las aplicadas durante el mandato de Trump para profundizar el bloqueo. Sin embargo, ataques como este están completamente ausentes cuando se trata de gobiernos aliados, donde ciertamente se cometen  múltiples injusticias. La parcialidad es deliberada.

Para proyectar esa imagen tétrica, Cuba sí existe. Sin embargo, no sucede lo mismo cuando el objetivo es reflejar reconocidos méritos en muchos terrenos. En estos casos, Cuba no existe.

No es noticia el hecho de que Cuba tiene uno de los más altos niveles de educación del planeta; ni que todos los niños asisten diariamente a la escuela, incluyendo a los discapacitados. Tampoco es noticia que en Cuba los servicios médicos son gratuitos y se extienden al mundo solidariamente; no hay moradores de rua, las drogas no son un problema, es un país muy estable y seguro, y toda discriminación legal y estructural terminó con la Revolución en 1959. Aunque hay dificultades para obtener la comida debido, fundamentalmente, al bloqueo, nadie deja de comer y ni un solo cubano muere de hambre. Según la  UNICEF en Cuba no hay desnutrición infantil!.

El desarrollo científico del país es muy alto. Se han producido cientos de medicamentos, muchos únicos y, en este momento, aplicamos tres vacunas cubanas contra la COVID 19 (las primeras en América Latina) a casi toda la población, lo que ha asegurado  el control de la pandemia. Cuba fue el primer país en inocular sus vacunas a niños entre 2 y 18 años. Todo esto ha permitido reanudar muchas actividades nacionales, incluidas las clases presenciales, suspendidas por la pandemia, y que Cuba se abra al turismo. Estas son muestras de derechos  humanos tangibles, pero para los grandes medios esa Cuba, asombrosamente, no existe.

Por suerte,  muchos países y pueblos del mundo sí reconocen a  esta Cuba y la disfrutan como visitantes y turistas. Y, lo más importante: la inmensa mayoría del pueblo la respalda manifiestamente.

* Embajador de Cuba en Sao Paulo.

Diferendo EEUU-Cuba impacta en dinámica de familia, asegura experta

La Habana, 17 feb (Prensa Latina) La realidad de la familia en Cuba está marcada por los procesos de separación a causa de la migración muchas veces irregular, que provoca el diferendo entre la isla y Estados Unidos, afirmó hoy la doctora Patricia Arés.

Al intervenir en el programa Solidaridad vs Bloqueo, convocado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), la especialista sostuvo que familia y sociedad son dos términos interdependientes, por lo que los fenómenos ocurridos en una de estas instituciones impactan en la otra.

Hay factores potencialmente devastadores y traumáticos, que influyen en las dinámicas del hogar, como los ocasionados por las políticas migratorias devenidas en separaciones largas, procesos irregulares generadores de grandes riesgos, explicó la doctora en Ciencias Psicológicas.

Por más de 60 años el gobierno de Estados Unidos ha aplicado contra la isla caribeña un bloqueo económico, comercial y financiero con impacto en todas las esferas de la sociedad, que restringe la adquisición de recursos básicos, como medicinas y alimentos y coarta el intercambio con otros países del mundo.

Constituye una intención declarada la de asfixiar por hambre y necesidad a los habitantes de la mayor de las Antillas, a lo que se suman medidas para provocar la migración irregular e insegura por vía marítima y terrestre, con consecuencias para la vida de las personas.

En su intervención, Patricia Arés abordó también los elementos novedosos sobre el proyecto del nuevo Código de las Familias que se somete a consulta popular en Cuba hasta el próximo abril.

Sobre las incomprensiones que han existido por el cambio del término patria potestad por el de responsabilidad parental, dijo que se ajusta a lo estipulado por la Convención Internacional de los derechos del niño y también a la realidad de la familia cubana, en la cual existen diversos sistemas parentales, como madres y padres afines y abuelos al cuidado de los nietos.

La denominación no implica la expropiación del derecho de los padres a decidir, criar, conducir, alimentar, sancionar, ni tampoco sugiere una injerencia del Estado –explicó- sino que los padres son los máximos responsables en la educación y la crianza de los hijos, aunque eso no les dé derecho a prácticas abusivas y a no escuchar la voz del niño.

“La patria potestad implicaba la cultura del respeto a ultranza. La responsabilidad parental implica una nueva cultura donde el respeto se conquista”, insistió.

El nuevo documento legal también permitirá las garantías de los derechos a las llamadas familias transnacionales, aquellas formadas por individuos con lazos estrechos habitantes en territorios distintos, trascendió recientemente en una Mesa Redonda sobre el tema.

Una de las novedades más importantes constituye la posibilidad por vez primera de solucionar conflictos internacionales a partir de la elección de las partes de aplicar la ley del lugar de domicilio o del sitio de origen de la unión matrimonial, en dependencia de cuál otorgue más prerrogativas.

En esta jornada contra el bloqueo, el ICAP convocó también para las 21:00 hora local un espacio interactivo a través del perfil @Siempreconcuba en Twitter, la cual permitirá continuar el abordaje de cuánto impacta la política de Estados Unidos contra la nación.

mem/lrg

Cuba recuerda a Juan Almeida en el 95 aniversario de su natalicio

Cuba Historia

Gala homenaje por el aniversario 95 del natalicio del Comandante Juan Almeida Bosque. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.


Asiste Díaz-Canel a homenaje al Comandante Juan Almeida Bosque

José Manuel Lapeira Casas

La Habana, 16 feb (ACN) Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, asistió hoy, en esta capital, a la gala homenaje al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, por el aniversario 95 de su natalicio.

En la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), estuvieron presentes también Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y otros funcionarios del gobierno, así como altos oficiales de las FAR y del Ministerio del Interior.

Durante la ceremonia se proyectó un material audiovisual referente a la vida y obra del destacado revolucionario, con palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en reconocimiento a la dedicación y tesón que distinguieron al entrañable combatiente.

Se presentaron, además, obras musicales de la autoría de Almeida interpretadas por la Banda Nacional de Conciertos, la Compañía Infantil La Colmenita, su hijo Juan Guillermo Almeida y Beatriz Márquez.

La velada resultó un momento oportuno para recordar al hombre que encarnó el espíritu de lucha y el coraje del pueblo cubano al gritar en Alegría de Pío: ¡Aquí no se rinde nadie…!

Juan Almeida Bosque nació un 17 de febrero de 1927 en La Habana, y llegó a ostentar el grado de Comandante gracias a su participación en acciones decisivas para el triunfo revolucionario en Cuba, como el asalto al cuartel Moncada (Santiago de Cuba, 1953), el desembarco del Granma (1956) y la guerra de guerrillas en la Sierra Maestra.

En ese periodo condujo el Tercer Frente Mario Muñoz, en el cual, además de los seis mil kilómetros cuadrados que abarcó, se ganó el amor de los pobladores, como símbolo de consagración por la Patria.

Luego del triunfo de la Revolución en 1959, ocupó numerosas responsabilidades como integrante del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde su fundación en 1965, vicepresidente del Consejo de Estado y presidente de la Asociación de Combatientes.

Además de su labor revolucionaria, tuvo una prolífica obra musical y literaria, entre la que se incluyen más de 300 piezas musicales y nueve libros.

Almeida, un cubano especial

Eduardo Palomares Calderón

Granma

Cuánto puede decirse del revolucionario nacido en la barriada habanera de Poey hace justamente hoy 95 años; aquel que, convertido en Comandante de la Revolución, vive eternamente en la cumbre de Loma de la Esperanza, allá en el corazón de la Sierra Maestra: Juan Almeida Bosque.

Enaltece la historia de Cuba la vida de quien desde los nueve años limpiaba zapatos, que para respetar a los albañiles se consideró «media cuchara», pero cuyas ideas y valor lo hermanaron a Fidel y a Raúl como moncadista, expedicionario del Granma y jefe de columna guerrillera.

En el juicio del Moncada, aquel que ante la fortaleza amurallada no vaciló con un fusil calibre 22, fue de los primeros en reconocer su participación y dejar sentado que volvería a hacerlo. Tras el revés siguió a Fidel por el lomerío de la Gran Piedra y, encarcelado, coreó el Himno Nacional en la visita de Batista al mal llamado Presidio Modelo.

Capitán desde el Granma, como un rayo bajo el sombrío bautismo de fuego resonó en Alegría de Pío el grito lanzado pistola en mano: «¡Aquí no se rinde nadie, c…!», para definir por siempre a un país, y luego en El Uvero solo paralizó su avance el balazo en el pecho, cuyo corazón salvó milagrosamente la cuchara en el bolsillo de la camisa.

Al ascenderlos a Comandantes, en él y Raúl depositó Fidel toda la confianza para extender la lucha guerrillera, y bajo su mando, en el Tercer Frente Mario Muñoz Monroy se combatió todos los días. La grandeza y la sencillez del jefe sellaron la admiración de su tropa, y una especial interrelación predominó con los campesinos.

 Surgido así del pueblo, con la victoria haría gala, aún más, de sus dotes para dirigir, de las virtudes políticas, revolucionarias y humanas, del patriotismo que ardía en sus venas, ya sea al frente del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias luego de la desaparición de Camilo, como jefe fundador del Ejército Central en los días de Girón, o en la dirección política de la otrora provincia de Oriente.

No pocos piensan que era santiaguero el campechano y sonriente Héroe de la República, el hijo amoroso que reservó a su lado un espacio a los padres, el que dialogaba con hombres, mujeres y niños en Enramadas, Plaza de Marte, el Parque Céspedes o la Casa de la Trova, quien en el ataque a El Cobre advirtió: «ni un solo tiro en el Santuario de la Virgen».

Era, en fin, un cubano especial, el guerrillero y dirigente político que compuso más de 300 canciones, que escribió numerosos poemas y una docena de libros imprescindibles a la hora de pulsar esta hermosa etapa en la historia de Cuba, quien sintió a Fidel como a un padre, y como a un hermano a Raúl, quien lo definió como el combatiente que más se parecía a Antonio Maceo.

Aquí no lo olvida nadie, Comandante y cantor de la Revolución

Gladys Leidys Ramos López

Granma

Puro arte: en el alma y hasta los huesos, con la pluma e igual con el fusil. Por eso se echaba al bolsillo el papelito que luego sería canción, mientras combatía sin miedo, sin importar el cansancio o un disparo en el pecho, para lograr la Cuba libre que su generación, la del Centenario, soñó.

Es este 17 de febrero el aniversario 95 del natalicio de Juan Almeida Bosque, y vale recordarlo tal y como el Comandante en Jefe Fidel Castro lo describió una vez: «joven negro, obrero, combativo, que sucesivamente fue jefe de célula revolucionaria, combatiente del Moncada, compañero de prisión, capitán de pelotón desembarcando del Granma, oficial del Ejército Rebelde, Comandante de Columna, marchando para crear el Tercer Frente Oriental, compañero que comparte la dirección de nuestras fuerzas en las últimas batallas victoriosas que derrocaron a la tiranía».

También vale evocar al hombre que, mientras crecía, le aumentaban las ganas de convertir en esperanzas todas las penurias y eliminar la discriminación de los barrios pobres donde vivió, lo que lo llevó a sumarse a la lucha para transformar una sociedad que auguraba más privaciones y vicios con el golpe de Estado de Fulgencio Batista, en 1952.

Y como esa lista sigue, hay que rememorar, especialmente, al cantor de la Revolución, a ese compositor de música y al autor de una docena de libros, entre ellos, Contra viento y marea, merecedor del Premio Casa de Las Américas, de 1985.

La víspera de su cumpleaños fue el momento preciso para rendirle homenaje, con la presencia del Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; los miembros del Buró Político, Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Manuel Marrero Cruz, primer ministro, y el general de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, ministro de las far; así como el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, vice primer ministro, y el Comandante José Ramón Machado Ventura, y otras autoridades del Partido y del Gobierno.

La Sala Universal del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias se estremeció al escuchar, mediante un audiovisual, el ¡Aquí no se rinde nadie!, en la propia voz de Almeida, frase suya tan legendaria como famosa su canción La Lupe, que interpretó la compañía infantil La Colmenita.

Sobre su prolífera creación de piezas musicales, esas que incluso ahora tararean hasta los más jóvenes, dijo Fidel que Almeida la ignoraba, no sabía que había escrito más de 300 canciones, las cuales sumó a su obra literaria.

Por ejemplo, en la memoria popular se coloca Dame un traguito, obra que cantó su hijo Juan Guillermo en la gala, a la que se sumaron muchas más interpretaciones como A Santiago, El gran día de enero y Mejor concluir.

Nuestra resistencia

Publicado por AUCALATINOAMERICANO 

Si mañana el gobierno de Estados Unidos regresa a una política de acercamiento y diálogo constructivo con Cuba, debe tenerse en cuenta que fue gracias a nuestra resistencia.

No a la “benevolencia” del agresor.

El agresor, en el colmo de la deshonra, vio en una pandemia una herramienta para “acabar el trabajo”. Violando cualquier lógica y ética de humanidad.

Negociar con Cuba, será también nuestra victoria.

Estar vivos es nuestra carísima victoria, que habremos pagado con toneladas de sufrimientos y carencias; pero vivos. Con los muertos no se negocia.

Por: Israel Rojas

Yara… o Miami

Contra Cuba Opinión Contrarrevolución

Alejandra Brito Blanco – Razones de Cuba.- El Festival de San Remo en La Habana y las polémicas a su alrededor me han llevado de vuelta en el tiempo, unos veinte años atrás. Todavía ahora nos llegan los ecos del recuerdo, cuando Alex Ubago o Andy y Lucas se escuchaban por las calles cubanas.


Yo también tarareé el estribillo de sus canciones, incluso llevo algunas en la memoria. Por eso me impacta en mayor medida en lo que se han convertido estos artistas. Cuando la lógica de mercado manda, la mejor alternativa es suscribir el discurso hegemónico.

Ayer tuvieron un concierto en Miami, luego de haberse retirado del Festival San Remo en la Isla. Muchos fans cubanos estarán decepcionados, no por privarse de escucharlos cantar en vivo, sino por verlos ceder a la presión del verdugo, hasta el punto de negar incluso el peso de las cadenas. Y es que, además de no reconocer la presión mediática como causa de las decisiones de los últimos días, han hecho suyo el discurso del rencoroso “exilio histórico”.

Se mueven hacia donde vaya la marea de la opinión pública. Cualquier cosa, con tal de llenar los bolsillos de monedas.

¿Por qué Miami?

Debería analizarse también el peso simbólico de la ciudad estadounidense. Constituye la base del sector más reaccionario de la comunidad cubana radicada en ese país. Desde la Florida se gestan numerosas acciones, incluso terroristas, para destruir el estado de derecho en Cuba y minar el camino del sistema socialista.

No hablamos, por supuesto, de la totalidad de los asentados allí, sino de un grupo político radical, influyente, dispuesto a cualquier cosa para destruir la Revolución. Esta misma masa enardecida, junto a instituciones y personajes de la mafia anticubana, han protagonizado la intensa campaña mediática que llevó a un grupo de cantantes internacionales a “salirse” del Festival San Remo Music Awards.

Ellos no lo admiten, por supuesto, pero estos círculos de odio pretenden señalar a Cuba como una especie de “país maldito”, donde todo el que pone un pie “apoya a la dictadura”. Los transgresores quedan fuera de los circuitos de la industria cultural yanqui, la más grande del mundo. De haber tocado en Cuba, muchas puertas habrían quedado cerradas. Por lo tanto, mejor no arriesgarse.

Un discurso manido

Los protagonistas del show de Miami leyeron, uno a uno, el mismo guion de desentendimiento. Tanto Andy y Lucas como Ubago alegaron pensar que el contrato lo habían firmado “por medio de un promotor” desligado del gobierno antillano.

“Nosotros no estamos a favor de ninguna dictadura, ni de regímenes militares que tienen al pueblo ahogado”, dijo uno de los integrantes de la agrupación española. En la misma línea, el cantautor vasco alegó la falta de nexos entre la respuesta y la propaganda negativa. “Esto no tiene que ver con presiones mediáticas, ni las controversias que se han creado en redes sociales y en los medios (…), es una cuestión de desinformación”, declaró.

Resulta penoso ver cómo convierten la supuesta ignorancia en escudo. ¿Acaso podemos atribuir el súbito cambio de criterio a indagaciones reales sobre la realidad cubana o a datos imparciales sobre los acontecimientos? ¿Alguien les habrá informado a los músicos de la larga lista de logros del país en el enfrentamiento de la Covid 19, del esfuerzo descomunal del pueblo y sus gobernantes para mantener a flote una Isla que ha padecido los constantes ataques del país más poderoso del mundo durante los últimos 60 años?

No lo creo. Cuando vemos a Ubago, sonriente, sentado junto a voceros de la contrarrevolución, resulta evidente de dónde sacó el estribillo repetido ahora hasta el cansancio. Lo mismo para el resto. Declaran la salida del evento como una muestra de dignidad, cuando realmente significa lo contrario.

La hipocresía de un “San Remo” en Miami

En una videollamada, Ubago agradeció varias veces Alexander Otaola por “la oportunidad de hacer llegar a tanta gente” sus “principios y sentimientos sobre el tema”. Precisamente este personaje de la escena miamense representa uno de los rostros más visibles de la manipulación y el odio visceral anticubano. Ha pedido intervención militar para Cuba y llamado “engendro” al avanzadísimo proyecto de Código de Familias que hoy sometemos a consulta popular, por solo citar algunos ejemplos de su quehacer. Sin embargo, posee gran número de seguidores del otro lado del Estrecho de la Florida, cuestión oportunamente aprovechada por el intérprete.

El solista español utilizó el espacio para promocionar ampliamente el concierto del día 13, donde compartirá escenario con Andy y Lucas. El segundo miembro de esta agrupación había pedido en su comunicado en redes sociales que se valorara “el gesto” realizado por el conjunto al decidir no tocar en Cuba, mientras pedía que acudieran en masa a la presentación en la Florida.

“Con esa clase de cosas no jugamos, nos ha costado mucho llegar a donde estamos”, confesó. En esta frase, pienso, recae gran parte de la interpretación a los acontecimientos.

Ellos no están dispuestos a perjudicar su carrera al interponerse en la injusta acometida contra Cuba. Para quienes figuraban anteriormente en el cartel del Festival de la Canción San Remo, el revuelo se ha convertido en una maniobra publicitaria, cuando los días de gloria profesional habían quedado ya demasiado lejos. Por primera vez en más de una década, la atención mediática vuelve a posarse sobre figuras casi olvidadas.

Ni sinceridad, ni coherencia

No les importó presentarse en Colombia, caracterizada por masacres a guerrilleros de las FARC; ni en Cataluña, donde las aspiraciones independentistas han cortado la libertad de muchos. Al parecer, en el imaginario de estos intérpretes, no existe “violencia” ni “falta de libertad” en Estados Unidos. En ese país sí se encarcela a menores de edad, los índices de brutalidad alcanzan niveles alarmantes y los crímenes de odio ponen en peligro la vida de las minorías étnicas.

El dúo gaditano ya había tocado varias veces en Cuba, incluso junto al director artístico de San Remo Cuba. Las mismas instituciones que, según ellos, “ahogan al pueblo”, los convocaron. Desde ese entonces, Cuba sigue siendo la misma. Más bloqueada, sumida en una crisis mundial, pero los principios de la nación caribeña continúan intactos. No puede decirse lo mismo de ellos y de su discurso contradictorio.

Después de retirarse de la edición cubana del evento, todos los tickets del concierto en Miami fueron vendidos. ¿Queda alguna duda de la naturaleza económica y promocional de los pronunciamientos?

Todavía hablan de realizar un concierto multitudinario en La Habana si “algún día cambia en régimen” tienen manía con esa palabrita, régimen. Hasta entonces, no será el momento. Qué pena. Parece que ya nunca los veremos por acá, al menos no en esta vida.

Explosión del Maine en Cuba y cómo intervenir en una guerra ajena

explosion-del-maine-en-cuba-y-como-intervenir-en-una-guerra-ajena

La Habana, 15 feb (Prensa Latina) Más de 260 marinos muertos dejó hace hoy 124 años la explosión aquí del acorazado Maine, pretexto perfecto para que Estados Unidos interviniera en la guerra independentista de Cuba contra España.

Con gran parte de la alta oficialidad oportunamente en tierra y pasadas las nueve de la noche en la capital habanera, una detonación sacó del agua la mitad del buque, que terminó hundiéndose junto a la boya donde estaba anclado.

De acuerdo con documentos históricos, el acorazado de la marina estadounidense arribó a La Habana el 25 de enero de 1898 con una dotación de 354 hombres para una supuesta visita de rutina.

Su explosión deja hasta hoy más preguntas que respuestas sobre una posible autoagresión, accidente o hecho premeditado por parte de España.

La prensa sensacionalista estadounidense no dudó en acusar a los españoles del hundimiento y periódicos como New York Journal y el New York World incidieron en la opinión pública según ese criterio.

La marina estadounidense creó una comisión para investigar los hechos y tras sus pesquisas elaboraron un informe en el que observaban que «sólo la explosión de una mina situada debajo del buque» podía haber provocado tal destrucción.

El reporte llegó al Congreso de Estados Unidos el 29 de marzo y se convirtió en el pretexto directo para declararle la guerra a España el 25 de abril.

La parte española sustentó que tras la explosión no se apreció ninguna columna de agua ni oleaje, así como tampoco peces muertos en los alrededores, fenómenos que hubieran sido perceptibles de mediar una explosión bajo el agua.

Otras teorías versan sobre un posible accidente provocado por una explosión en su interior debido al sobrecalentamiento del carbón.

Documentos de la época muestran que este acorazado fabricado en 1895, de 100 metros de eslora, 17 de manga y seis mil 700 toneladas de peso, llevaba una doble carga que requería medidas de seguridad especiales.

El buque cargaba carbón para alimentar las ocho calderas que movían sus hélices gemelas y unas 60 toneladas de pólvora negra usada como munición para sus sistemas de armas.

En 1911 el gobierno estadounidense decidió sacar del fondo de la bahía de La Habana los restos del Maine, los cuales fueron remolcados, dinamitados y hundidos en alta mar, con ello desaparecieron las pruebas físicas.

Historiadores coinciden en que la explosión fue el pretexto norteamericano para inmiscuirse en la guerra independentista contra España, que finalizó con una intervención militar y la instauración de una República sometida a los intereses del país vecino.

En 1925, el gobierno cubano de Alfredo Zayas inauguró el monumento dedicado a las víctimas del Maine frente al Malecón capitalino en recordación de los 266 marinos que perdieron la vida en la explosión.

En la parte superior de la estructura, un águila calva se instauró con las alas extendidas como símbolo de la presencia de Estados Unidos en la isla.

Y allí permanecería hasta que el 18 de enero de 1961, la Junta de Monumentos creada por el gobierno revolucionario cubano, acordó la modificación del monumento y como consecuencia de esto se suprimió el águila, y se realizaron otros cambios como la colocación de una tarja con la siguiente inscripción: «A las víctimas de El Maine que fueron sacrificadas por la voracidad imperialista en su afán de apoderarse de la isla de Cuba».

jha/idm