Carta abierta a Yunior García

Paco Azanza Telletxiki – Cubainformación – Baraguá.- Hola Yunior. Te saludo porque me considero una persona educada, pero nada de comenzar la misiva con las habituales expresiones de estimado o querido compañero, ya que, si alguna vez lo fuiste, hoy estás en las antípodas de serlo.

Quién lo hubiera dicho hace unos años, cuando a tus 28 presentabas libro y estrenabas obra de teatro en tu ciudad natal. Nada que ver con la obra que protagonizas hoy en día, ya con 39 años, en el inmenso teatro que es toda la Isla de Cuba, y a cuyos espectadores y espectadoras (léase: habitantes) agredes de manera grosera e insultante con tu papel (no ficticio sino real) de agente del imperialismo yanqui.

En aquella ocasión tú eras el autor del libreto. Ahora eres el actor principal de la obra, pero esta no la has escrito tú, sino la garra asesina del Gobierno de los Estados Unidos. ¡Y cómo se nota!

Eso es así, Yunior. Por más que trates de ocultar la verdad, por más que la sumerjas en el océano de tu hipocresía y cinismo esta siempre sale a flote; más ahora que el agente Fernando de los Órganos de la Seguridad del Estado ha eliminado todo tipo de dudas corroborando con pruebas lo que, de alguna manera, ya sabíamos.

Huyes, huyes con tu verdad, que sabes que es mentira. Huyes hacia adelante, aunque seguro que sientes más cerca el borde del precipicio por el que acabarás precipitándote si no te bajas definitivamente del escenario. No parece que quieras abandonarlo y, quizás, tan avanzada como está la obra que te ha escrito el vecino del norte y tú obedientemente  interpretas, ya sea demasiado tarde.

Dices que el pueblo de Cuba quiere cambio, y resulta que hace menos de tres años decidió mayoritariamente aprobar la Constitución que proclama que el sistema socialista es irrevocable. Y no sólo eso, también expresa que “Cuba no volverá jamás al capitalismo como régimen sustentado en la explotación del hombre por el hombre, y que solo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena”.

Yunior, eso tú ya lo sabes, pero te haces el despistado. Igualmente sabes que el borrador de la mencionada Carta Magna fue elaborado con la participación de representantes de todas las organizaciones de masas y, después, este se sometió a discusión de toda la población a través de más de 130.000 asambleas en toda la Isla; ejercicio que cambió parte sustancial del texto inicial, lo que demuestra que la participación de la población no es testimonial sino efectiva. Esta democrática actividad culminó con un referéndum el 24 de febrero de 2019.

Déjame decirte (aunque sé que esto también lo sabes) que esta consulta arrojó el siguiente resultado: Participación electoral: 84.4% de los votantes elegibles. Votaron por el Sí: 86,85%; por el No: 9.0%; votos en blanco o anulados: 4,5%. Y se debe subrayar que el voto en la tierra de Martí y de Fidel es voluntario y secreto.

¿Qué no hay democracia en Cuba? Esos datos nunca los vas a encontrar en yanquilandia ni en la “democrática” España que tanto admiras. Échale un vistazo a ambos países y, luego, sin recurrir a tus habituales mentiras responde a mi pregunta.

En fin, Yunior, que cuando tú dices que el pueblo quiere cambio estás mintiendo descaradamente, porque sabes que eso no es verdad. La población lo que quiere es seguir profundizando o adaptando el socialismo a cada momento que vive (más todavía sufriendo un genocida bloqueo que obliga a reinventarse cada día), porque este sistema no es un dogma sino algo vivo y en constante movimiento.

Como comprenderás, muy distinto a lo que tú pretendes para Cuba: regresar al capitalismo y agitar el árbol para que la “fruta madura”, de la que con toda su desfachatez nos habló John Quincy Adams, caiga definitivamente en manos del Gobierno imperialista yanqui. ¿Qué esperas de este?, Yunior. ¿Alguna prebenda? ¿Por qué te vendes a quien tanto ha hecho sufrir al pueblo que, te guste o no, perteneces?

Deberías saber que si “Roma no paga a traidores”, Washington tampoco. La deslealtad no es recompensada ni por aquellos que la fomentan. Y contigo no va a ser diferente; te exprimirán hasta que les seas rentable en su desesperado intento de retomar el control de la Isla que perdieron el 1 de enero de 1959. Luego, sin miramiento alguno, te arrojarán al cubo de la basura, como ya han hecho con tantos otros.

Déjame recordarte, Yunior García, que la Constitución que tanta aceptación tuvo por parte del pueblo y tú tanto aborreces, dice también que “La traición a la patria es el más grave de los crímenes, quien la comete está sujeto a las más severas sanciones”. Trabajar a sueldo de una potencia extranjera que pretende derrocar al Gobierno revolucionario ¿qué crees que es?

Vas de pacifista, pero (¡qué bajo has caído!) cuentas con el beneplácito de connotados terroristas que han atentado contra Cuba, causando muertes y tremendo sufrimiento y, además, compadreas con ellos. Me estoy refiriendo a gentuza perteneciente a la Fundación Nacional Cubano Americana (fundada por el siniestro y ya fallecido Jorge Mas Canosa y Raúl Masvidal),  Omega 7, CORU y Alpha 66, por citar sólo unos pocos ejemplos.

Existen grabaciones que te delatan hablando con el conocido terrorista Ramón Saúl Sánchez. ¿Y de tu relación con el encargado de negocios de los Estados Unidos en Cuba? ¿Qué me dices? Has recibido formación por parte del señor X (Felipe González), creador de los GAL, que no era otra cosa que un grupo de mercenarios pagados con dinero público que asesinó a cerca de 30 personas en los años 80 del siglo pasado.

¿Dónde está tu pacifismo, Yunior? Si además sabemos que incitaste a la violencia del pasado 11 de julio, y pretendes no sólo lo mismo, sino más, el próximo 15 de noviembre.

Me pregunto qué pensarán de todo esto nuestros amigos y amigas comunes. Perteneciste a la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y a la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), asociación y unión que has abandonado con acusaciones burdas y groseras. Para ti, los artistas y escritores que continúan perteneciendo a ambas instituciones son colaboradores del “régimen comunista”, de la “violenta dictadura” que dices, sin sonrojarte, es el Gobierno cubano.

¡Cuánta desfachatez, Yunior! ¡Cómo te contradices! El 24 de febrero de 2012, Juventud Rebelde publicó una entrevista que le concediste y en la que dices: “Desde que empecé a hacer teatro en Holguín ingresé a la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Integrarme en esa organización me ofreció la posibilidad de participar en talleres, de compartir experiencia con otros creadores, hacer encuentros y publicar mis obras. Tengo los motivos del mundo para agradecer el apoyo brindado, porque sin la Asociación no hubiese podido hacer la mayoría de mis trabajos”.

Cuando sabemos que la AHS fue creada y es subsidiada por el Estado cubano y, además, es patrocinada por la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), ¿no resulta contradictorio tu actual y furibundo anticomunismo? Si la AHS sigue funcionando igual (y esto me consta que es así), ¿qué te ha podido hacer cambiar de opinión y de manera tan brusca? ¿No serás tú el que ha cambiado convirtiéndote en el enésimo mercenario a sueldo del imperio? Déjalo, no te esfuerces en buscar una respuesta a esta pregunta; la conozco más que de sobra.

A finales de 2010, en Holguín, tu ciudad natal, se te veía contento con la publicación y representación de una de tus obras, rodeado de amigos y amigas comunes. Ya no eres el mismo, y no porque hayas cumplido años. Ahora te conoce muchísima gente en todo el mundo, pero no por tus obras teatrales, sino por las del Gobierno imperialista yanqui que, obediente, tú interpretas sin cambiar ni una sola coma.

Me acuerdo de la dedicatoria que me escribiste hace once años en un ejemplar de tu libro “Cierra la Boca”; dice, entre otras cosas: “Nos parecemos mucho más de lo que podemos imaginar”.

Sé que lo expresaste porque conocías mi relación con el mundo de las letras pero, por si acaso, para que no te quede ninguna duda, te diré que, afortunadamente, no nos parecemos en nada. Tú tratas de destruir la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, y yo, dentro de mis modestas posibilidades, hago justo lo contrario.

El próximo lunes, 15 de noviembre, volverás a ser el nefasto protagonista que fuiste el 11 de julio. Has de saber, y con esto ya termino, que a ti la Historia nunca te absolverá. En la heroica Cuba siempre se te recordará como el enésimo Judas; eso es lo que eres.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s