Cuba y su emigración: 43 años de una primera cita

Por:  Ariel Pazos Ortiz

Recientemente se cumplió el aniversario 43 de la primera ocasión, el 6 de septiembre de 1978, en que el Gobierno Revolucionario convocó a encuentros con parte de la emigración radicada en Estados Unidos.
  
Conocido posteriormente como Diálogo del 78, fue el inicio de un acercamiento progresivo entre el     Estado cubano y su comunidad de asentados en la nación norteña. 

Por la parte del ejecutivo cubano, el Diálogo del 78 fue protagonizado por el Comandante en Jefe Fidel Castro. También participaron otros dirigentes, entre ellos Juan Almeida Bosque,  Sergio del Valle, Osmany Cienfuegos, José Ramón Machado Ventura y Ricardo Alarcón de Quesada.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Como contraparte asistieron representantes de los cubanos emigrados a Estados Unidos. De acuerdo con información publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, todos fueron bienvenidos, “independientemente de su orientación ideológica, salvo quienes atentaron contra nuestro pueblo”. 

La iniciativa se dio a conocer cuando, durante una conferencia de prensa, respecto a ciertos temas, Fidel respondió que “por una cuestión de dignidad nacional y de soberanía nacional, no los discutimos, ni lo discutiremos nunca, con el gobierno de Estados Unidos, porque son asuntos internos de nuestro país”.

Desde principios de la década de 1970 se desarrollaron condiciones favorables a un clima de diálogo. Una parte de la comunidad cubanoamericana comenzó a desligarse de la hasta entonces predominante posición de híper hostilidad hacia la Revolución. 

En opinión del ex diplomático Ramón Sánchez-Parodi, citado por Cubadebate en 2018, la llegada a la Casa Blanca del demócrata James Carter fue otro de los factores que posibilitaron la realización del Diálogo del 78, debido a que ese mandatario suavizó la política de confrontación contra Cuba. 

Durante los encuentros del 78 se debatió, entre otras temáticas, sobre la posibilidad de crear alguna institución en la Isla para atender los asuntos de la comunidad.

Se discutió, además, en torno a la entonces no  reconocida doble ciudadanía y acerca del derecho a la repatriación. 

El intelectual Elier Ramírez Cañedo ha reseñado que, en aquella primera interlocución, representantes de la comunidad cubana en Estados Unidos también plantearon la posibilidad de participar en elecciones y procesos políticos; y el derecho al voto, elegir, ser elegido, y a la posesión del carné de identidad.

A partir del Diálogo del 78 el gobierno de la Mayor de las Antillas ha convocado a otros intercambios con grupos en el exterior. Ejemplo de ello son las Conferencias de la Nación y la Emigración de 1994, 1995 y 2004. 

La cuarta edición de dichas conferencias estaba programada para 2020, pero fue pospuesta debido al avance de la Covid-19.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s