Cuba recuerda 64 años del crimen ‘Pascuas Sangrientas’

Hasta el 26 de diciembre, el coronel Fermín Cowley, jefe del Regimiento Militar de Holguín, llevó a cabo una serie de asesinatos de ciudadanos que luchaban en la clandestinidad o se oponían a la dictadura militar, la mayoría eran militantes del Movimiento revolucionario 26 de Julio (M26-7) y del Partido Socialista Popular.

De acuerdo con artículos históricos, los cadáveres de campesinos, trabajadores, estudiantes y dirigentes gremiales aparecieron en lugares apartados de la geografía oriental -con muestras evidentes de torturas- para infundir terror en la población e impedir la ayuda a los guerrilleros.

El ejército realizó esta operación bajo el título Regalo de Navidad por considerar ese momento el más propicio para localizar a las víctimas en sus respectivos hogares.

Medios de información como Granma y La Jiribilla explicaron que las acciones comenzaron en la noche del 23 de diciembre con el asesinato del joven Rafael Orejón, quien poco antes entregó a la dirección del M26-7 de Holguín el mensaje sobre la llegada a salvo de Fidel Castro.

Fermín Cowley fue ajusticiado meses después en 1957 por un comando revolucionario como castigo por sus crímenes contra la población, por su parte, Fulgencio Batista huyó del país ante el inminente triunfo de la Revolución y los guerrilleros en 1959.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s