Bloqueo de Estados Unidos niega a Cuba el acceso a tecnologías médicas

Por:  ACN

El acceso a tecnologías médicas de Estados Unidos, o con más de un 10 por ciento de componentes de ese país, se ha visto afectado en Cuba por el bloqueo económico, comercial y financiero, lo cual tiene impactos negativos en la atención a la salud de la población.

Las nuevas tecnologías, que permiten una mayor precisión en los diagnósticos, tratamientos y rapidez en la recuperación de los pacientes con intervenciones menos invasivas, en muchos casos no se pueden adquirir por esa política genocida, impuesta hace casi seis décadas a la nación antillana y recrudecida en los últimos años con medidas destinadas a asfixiar al pueblo cubano.

Asimismo, ese cerco hostil afecta importantes programas nacionales de salud, como los de atención Materno Infantil y al Paciente Grave, para el Control del Cáncer y otros dirigidos a la prevención y el control de Enfermedades No Transmisibles, por citar algunos.

También se le niega el derecho a adquirir materias primas, reactivos, medios de diagnóstico, medicamentos, dispositivos, equipos y piezas de repuesto necesarios para el mejor funcionamiento de su sistema de salud pública, refiere el Informe de Cuba en virtud de la resolución 74/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas para poner fin al bloqueo que abarca
desde abril de 2019 a marzo de 2020.

En ese periodo las pérdidas en el sector de la salud causadas por la criminal política ascienden a 160 millones 260 mil 880 dólares, y el acumulado durante casi seis décadas de su aplicación alcanzan la cifra de tres mil 074 millones 033 mil 738 dólares.

Pero el dolor que nunca podrá ser cuantificado es el no contar con el medicamento o la tecnología idónea ante una enfermedad o en el momento necesario para salvar una vida, lo cual causa sufrimiento y desesperación en los pacientes y sus familiares.

Resulta aun más cruel el impacto negativo del bloqueo en el contexto actual de enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19,  que abarca a 185 naciones desde marzo último, y para lo cual se han destinado cuantiosos recursos en la atención clínica epidemiológica y acciones de prevención en todo el país, de forma totalmente gratuita.

Esta política supone una presión adicional para el sistema nacional de salud, al dificultar la adquisición de materiales, equipos y otros insumos que se requieren con urgencia.

Entre estos se destaca el donativo enviado por la compañía china ALIBABA de ventiladores pulmonares mecánicos, kits de diagnóstico, mascarillas y otros insumos médicos necesarios con vistas a enfrentar la COVID-19 y que no pudo arribar a territorio cubano.

La empresa transportista contratada se negó a enviar el cargamento alegando que su principal accionista era una sociedad estadounidense, por lo cual estaba sujeta a las regulaciones del bloqueo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s