Republicanos consuman su control de la Justicia en EEUU

La juez Amy Coney Barret jura su cargo en un acto en la Casa Blanca, Washington, 27 de octubre de 2020.

El Senado de EE.UU., con todos los votos demócratas en contra, confirmó el lunes a Amy Coney Barrett como nueva magistrada de la Corte Suprema del país.

Al confirmar sin un solo voto demócrata a Barrett como la 115.juez del Tribunal Supremo, la quinta mujer en los 231 años de historia de la institución, se ha evidenciado la polarización que ha lastrado la Cámara alta estos últimos años.

Barrett fue confirmada con 52 votos a favor —todos de senadores republicanos— y 48 en contra –todos los demócratas, más la conservadora Susan Collins–. Es la primera vez en la historia moderna que el Senado confirma a un juez del Supremo sin ningún voto del partido minoritario, con lo que los republicanos consuman su control sobre la Justicia de EE.UU.

Nunca antes se había aprobado un puesto en el Supremo tan cerca de las elecciones. Hace cuatro años, los republicanos se negaron siquiera a tomar en consideración al juez propuesto por el entonces presidente Barack Obama para cubrir una vacante, a 10 meses de las elecciones. Alegaron que no procedía hacerlo en año electoral y que correspondía al presidente que saliera de las urnas democráticas nombrar al juez.

El presidente estadounidense, Donald Trump, no ha querido, sin embargo, desaprovechar la oportunidad de exhibir una victoria a solo una semana de las elecciones, y ha celebrado una ceremonia en la Casa Blanca en la que la juez ha jurado el cargo.

Senado de EEUU avanza hacia la confirmación de candidata de Trump | HISPANTV

Senado de EEUU avanza hacia la confirmación de candidata de Trump | HISPANTVEl Senado de Estados Unidos dio un paso hacia la confirmación de la jueza conservadora Amy Coney Barret, propuesta por el presidente Trump, para la Corte Suprema.

Las reacciones no se han hecho esperar: el candidato presidencial demócrata Joe Biden ha señalado en un comunicado que “la confirmación sin precedentes y a toda prisa de Amy Coney Barrett, en medio de una elección, debe ser un crudo recordatorio a todos los estadounidenses de que cada voto importa”.

Algunos demócratas han exigido públicamente la reforma del Supremo para añadir más jueces y así neutralizar la mayoría conservadora que consideran ilegítima. El propio Biden dijo la semana pasada que si gana las elecciones pondrá en marcha una comisión de expertos para que elaboren recomendaciones sobre la reforma de la corte.

A partir de este martes, los jueces conservadores tienen en el Supremo una mayoría de seis votos contra tres. 

La jueza de 48 años juró su cargo vitalicio el lunes por la noche en un acto en la Casa Blanca en el que participó Trump. La confirmación de Barrett en el Senado llega tras un apresurado y polémico proceso que se inició el 18 de septiembre con la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg.  

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s