Farmacéutica frena ensayo de terapia para COVID-19 que elogió Trump

Un investigador prueba posibles anticuerpos COVID-19 en un laboratorio de farmacéutica estadounidense Eli Lilly en Indianápolis (Foto: AP)

La compañía estadounidense Eli Lilly detiene “por seguridad” ensayos de su terapia para COVID-19 días después de que Trump elogiara el tratamiento.

A través de un correo electrónico los funcionarios norteamericanos señalaron el martes que la empresa con sede en Indianápolis (Indiana) había suspendido los ensayos clínicos con anticuerpos por “potenciales preocupaciones de seguridad”, según el diario estadounidense The New York Times.

La Junta de Vigilancia de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés) del ensayo, patrocinado por el Instituto nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, ha sido la organización que ha recomendado la pausa en el ensayo.

Lilly apoya la decisión independiente de la DSMB de garantizar con cautela la seguridad de los pacientes que participan en este estudio”, indicó la compañía en un comunicado.

El presidente estadounidense, Donald Trump, promocionó el medicamento Lilly, junto con el tratamiento con anticuerpos de Regeneron Pharmaceuticals Inc (REGN.O) que recibió por su COVID-19, como equivalente a una cura en un vídeo que publicó la semana pasada.

Medicamento antimalaria; receta médica de Trump contra coronavirus | HISPANTVEl presidente de EE.UU. pretende deshacerse de la epidemia del coronavirus que continúa aumentando en todo el país con el uso de un tratamiento antimalaria.

La decisión de la farmacéutica estadounidense surge un día después de que la multinacional Johnson & Johnson anunciara que se vio obligado a suspender sus ensayos de la fase 3, la final, para una vacuna contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, por seguridad después de que un voluntario presentara “una enfermedad inexplicable” durante los ensayos.

El anuncio se produce un día después de que Johnson & Johnson dijera que se vio obligado a pausar una gran prueba de alto perfil de su vacuna experimental contra el coronavirus porque un voluntario se enfermó. J&J dijo que aún no sabe si esa persona recibió la vacuna o un placebo.

Una razón similar llevó hace un mes a AstraZeneca, una empresa farmacéutica con sede en Cambridge, el Reino Unido, a suspender sus ensayos en la recta final de las pruebas clínicas después de que un voluntario del estudio se enfermara. Los ensayos de esa vacuna se reanudaron en otras regiones después de una breve interrupción.

El ocupante de la Casa Blanca quien menospreció la amenaza de la crisis sanitaria durante casi dos meses, calificándola de “pequeña gripe”, propuso dos remedios al virus: Inyectar desinfectante Lysol a los pacientes y beber lejía.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s