El Tratado Permanente de relaciones entre #Cuba y los #EUA. La suerte del apátrida.

Por: Marcos Torres

Mañana 22 de mayo se cumplen 117 años de la firma del documento que da título a este artículo.

Este documento, fruto de la anterior y ladina Enmienda Platt, ponía en claro las intenciones hegemónicas del

“gigante de las siete leguas” sobre la codiciada Cuba. Esta cesaba en su alcance jurídico en el mismo instante en el que la Constitución de 1901 fuera derogada o sustituida, pero en la cláusula final de la enmienda se acotaba que: “para mayor seguridad en lo futuro, el Gobierno de Cuba insertará las anteriores disposiciones en un Tratado Permanente con los Estados Unidos”, para de esta forma cerrar a hierro caliente el collarín sobre los destinos de la nación naciente, cansada por más de treinta años de luchas por su independencia y verdadera soberanía, la que no fue tal sino en los deseos de cubanos dignos.

Tal es así que el propio Gobernador Militar de la Isla, Leonard Wood, cínicamente expone:

“(…) Por supuesto, que a Cuba se le ha dejado poca o ninguna independencia con la Enmienda Platt y lo único indicado ahora es buscar la anexión (…). No puede hacer ciertos tratados sin nuestro consentimiento, ni pedir prestado más allá de ciertos límites y debe mantener las condiciones sanitarias que se le han preceptuado, por todo lo cual es bien evidente que está en lo absoluto en nuestras manos y creo que no hay un gobierno europeo que la considere por un momento otra cosa sino lo que es, una verdadera dependencia de los Estados Unidos, y como tal es acreedora de nuestra consideración. Con el control que sin duda pronto se convertirá en posesión, en breve prácticamente controlaremos el comercio de azúcar en el mundo. La isla se norteamericanizará gradualmente y, a su debido tiempo, contaremos con una de las más ricas y deseables posesiones que haya en el mundo (…)”.

Este documento estuvo vigente hasta el 29 de mayo de 1934 cuando fue sustituido por el Tratado de Relaciones entre la República de Cuba y los Estados Unidos (en el contexto de la política del buen vecino de Roosevelt), donde si bien se eliminaba la facultad de intervención yanqui, se mantenía la permanencia de la Base Naval sin límite de tiempo y se lastraba aún más a la maltrecha y dependiente economía de la isla.

Sólo el 1º de enero fue la luz capaz de arrasar con todo este sistema de dominación jurídico-económico-político impuesto tras la fuerza del cañón y la bota.

Ahora… en nuestros días, siguen existiendo falderos y apátridas que lejos de conocer la historia de su país, ponen de manifiesto la aneuronalidad de su pensamiento y la escasa valentía de su actuar, demostrando un servilismo que intentan enmascarar en programitas de Facebook Live y videos en streaming donde se descontextualiza la realidad para “abrir las puertas a la verdad” o “ser un buen cubano que lucha por su país”.

En estos espacios se incita públicamente al odio entre cubanos, a la desmemoria y al levantamiento contra los poderes del Estado, sin tener en cuenta que mientras estuvieron en Cuba (si… porque no están aquí en su gran mayoría) no se les ocurría alzar la voz y les agitaban la merienda en el receso, claro ejemplo de los rasgos que caracterizan a las variopintas personalidades de estos oxiuritos de inventario.

Y como en una danza macabra protagonizada por marionetas de papel, intentan inútilmente restaurar en Cuba la desidia y el capitalismo soñando quizás, con otro Tratado Permanente donde ilusoriamente sean considerados como actores de facto y tener un futuro promisorio bajo la misma bota que lamen en gesto lascivo y genuflexo.

Solo recordar que en las cloacas reservadas a esta calaña que se arrastra (o quizás debiera decir enterobius vermicularis… u oxiuros, que es lo mismo) reza el siguiente adagio: “Roma paga a sus traidores, pero los desprecia”, presagiando así la suerte del apátrida.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s