Cuba no necesita de las “bondades” del pluripartidismo

Viendo la hipocresía y el cinismo con los cuales se dirigieron a los argentinos María Eugenia Vidal gobernadora de la provincia de Buenos Aires y Mauricio Macri que no necesita presentación, (ambos fracasados en sus aspiraciones de ser relectos en sus cargos) presentando sus gestiones como exitosas y beneficiosas para ese hermano pueblo, cuando en realidad al decir de Axel Kicillof lo que dejaron fue tierra arrasada, me decía, ¡Que bien le hizo a Cuba desaparecer a partir de enero del 59 especímenes similares de su escena política!

Escupían a la cara de sus conciudadanos al hacer apologías de los resultados de sus respectivos mandatos sin avergonzarse, ni reconocer todo el daño que le han hecho a ese pueblo, fue repugnante verlos mentir sin el más mínimo viso de pudor.
Tales conductas son típicas de personajes como Lenin Moreno, Sebastián Piñera, Jair Bolsonaro, Iván Duque y otros que al igual que ellos, engañan, se enriquecen aprovechando sus cargos, traicionan y dan la espalda a sus pueblos, mientras se inclinan obedientes ante su amo imperial.
 ¡Que diferencia con quienes nos representan de manera sencilla y honesta, respondiendo a nuestros intereses, plantando cara al norte revuelto y brutal que nos desprecia!
Lo anterior me hace preguntarme, ¿Será que los “neos revolucionarios” cuando hablan de abrir espacios políticos para otras corrientes de pensamiento están pensando en crear las condiciones para hacer lo mismo que estos despreciables sujetos?, no se pueden interpretar de otra forma sus “deseos” pues si tenemos limpia la casa, la propuesta de cambiar solo puede ser la de ensuciarla.
Asimismo al oír con cuanta vehemencia Cristina Fernández y Alberto Fernández llamaban a la unidad y resaltaban que solo con el esfuerzo de todos Argentina podría salir de la difícil situación económica con fuerte impacto en lo social que atraviesa, pensaba que, en Cuba es un hecho esa unión que hace fuerte a los pueblos y que nos ha permitido enfrentar y vencer la agresividad norteamericana, entonces me preguntaba, ¿por qué los “neo revolucionarios” hacen propuestas que implican su destrucción?, otro argumento más que me convence de que no son nada buenas sus intenciones.
El pluripartidismo ha sido utilizado como arma por las oligarquías para limitar y disminuir la fuerza de los pueblos mediante el fraccionamiento de la sociedad con el fin de mantener dominio y explotación de las grandes masas, obstaculizando el acceso de sus genuinos representantes a posiciones de poder.
Una de las maneras en que maniobran con él pluripartidismo las élites y actores externos como EE.UU. en los países de la región para favorecer sus intereses es la creación de “líderes” y partidos políticos que, compiten en las elecciones presidenciales sin ninguna posibilidad de victoria, pero que tienen como misión principal fragmentar las bases de votantes de los movimientos de izquierda, restándole votos y posibilidades de victoria a sus candidatos.
 Tal vez los “neo revolucionarios” deseen hacer esto en Cuba. Quimera que nunca verán realizada.
Al mismo tiempo en estos escenarios EE.UU. financia y potencia a los candidatos que son más afines a sus proyectos en cada país en específico, poniendo a su disposición la maquinaria mediática que controla, la cual además se encarga mediantes sucias campañas de desacreditar a los oponentes de estos “elegidos”.
En un hipotético contexto cubano similar a los que hoy vemos en los países de América Latina, ¿Permanecería EE.UU. indiferente?, ¿A quiénes financiaría y apoyaría?, pensar que el imperio contemplaría impasible un escenario tan favorable a sus intereses de lograr la dominación de Cuba haciendo desaparecer el socialismo derrocando al pueblo del poder, sería de un infantilismo rayano con la idiotez.
Sus esfuerzos se centrarían en tratar de llevar a las posiciones cimeras del Estado a los que llaman eufemísticamente “líderes emergentes” que, no son más que marionetas fabricadas por sus servicios especiales a través de las instituciones que practican la subversión contra Cuba.
Parafraseando a José de San Martín: “no puedo concebir que existan cubanos que por un indigno espíritu de partido se unan al extranjero para tratar de humillar y reducir a la patria a una condición peor a la que sufríamos en tiempos de la dominación española, tal felonía ni el sepulcro puede hacer desaparecer”.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: