El apagón mediático del golpe de estado en Bolivia

De acuerdo con el informe «La resistencia boliviana no será transmitida» realizado para red Mueve América Latina, que promueve estrategias y acciones de comunicación política concertadas en la región, se pone en evidencia un conjunto de acciones que vistas de manera conexa permiten inferir un accionar coordinado tendiente a vulnerar el derecho a la información tanto de la comunidad boliviana como de la comunidad internacional en relación al Golpe de Estado en Bolivia; la “invisibilización inducida” de los sucesos que configuró un verdadero “apagón” sobre los sucesos reales en Bolivia, mientras se montaba una “escena de legitimación” del golpe, piedra fundamental para poder facilitar el accionar de la represión.


Según el análisis elaborado el 20 de Noviembre de 2019 esta estrategia se montó en dos planos complementarios entre sí. Por un lado, uno infraestructural “on the ground” atacando a periodistas y las capacidades comunicativas de los defensores de la democracia (canales comunitarios, radios etc) y de Evo Morales; y, por otro lado, una estrategia propagadora de fake news vía cuentas falsas de que sirvió para saturar las redes, poniendo ruido y erosionando cualquier acción de denuncia ante un golpe que hasta el momento tiene 29 muertos y 715 heridos.

Una constatación ilustrativa es el Momento virtual que confirma que 252.090 cuentas diferentes hicieron más de un millón de tuits con alguno de estos 14 HT que fueron los principales lanzados de manera organizada:

#BoliviaLibreyDemocratica
#NoHayGolpeEnBolivia
#EvoDictador
#BoliviaUnida
#BoliviaNoHayGolpe
#NoFueGolpeFueFraude
#BoliviaLibre
#EvoEsFraude
#NoHayGolpeEnBolivia
#BoliviaResiste
#EvoNoEresBienvenidoEnMexico
#EvoAsesino
#EvoNoEresBienvenido
#FraudeElectoralBolivia

El referido informe concluye que, el golpe de Estado cívico-militar-policial-religioso que se vive en Bolivia no es un hecho aislado.

A nivel continental nos encontramos en la reedición de un “Nuevo Plan Condor” con acciones coordinadas. Latinoamérica ha dejado de ser un territorio de paz y no por decisión de los pueblos, sino por definición del imperialismo y las oligarquías coloniales locales.

El presente informe trata de dejar en evidencia la vulneración de la vida democrática regional, exponiendo cómo la región es parte de un teatro de operaciones que combina golpe de estado con apagón comunicacional que dificulta la tarea de denuncia a la violación de los Derechos Humanos a la que están siendo sometidos, como también la persecución a los principales dirigentes de la oposición.

La situación actual amerita una respuesta popular regional y global inmediata, ya no sólo por el deber de ejercer la más amplia solidaridad internacionalista sino también en un claro sentido de defensa propia.

Necesitamos, entonces, incrementar la red de lo popular, para conformar y potenciar una fuerza social con una iniciativa política asentada en un programa de los sectores subalternos con conciencia plena y voluntad de defensa de la dignidad. Conectar en lo virtual y desplegar en lo social, generando una mayor capacidad de influencia para intervenir con éxito en el proceso de desarrollo del conjunto de las luchas sociales y políticas de nuestro continente en defensa de la región como una zona de paz.

Los autores de este estudio son:
Lic. Betiana Vargas
Lic. Santiago Hernández
Lic. Julian Macias
Lic. Martín Radics

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s