Del dicho al hecho hay un buen trecho (+Video)

Del dicho al hecho hay un buen trecho (+Video)Después del 17D: Cuba-Estados Unidos

Análisis de los discursos pronunciados por Donald Trump en la Organización de Naciones Unidas…

Liz Armas Pedraza

 

Los discursos de Donald Trump en la ONU se han caracterizado por ser de una estructura simple, con frases cortas y directas (ACN)
  • Principales cambios de política de Donald Trump hacia Cuba después del 16 de junio de 2017:
    • Aumentan restricciones de viaje para recrudecer la prohibición del turismo de los Estados Unidos a Cuba.
    • Refuerza el bloqueo de los EE.UU. contra Cuba.
    • Los viajes con fines educativos no académicos se limitan y se establece que sean en grupo.
    • Se prohíbe el viaje individual autodirigido permitido por la administración Obama.
    • Limita las actividades económicas con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
    • Restringe las posibilidades de negocios con las empresas públicas de Cuba, donde labora la mayor parte de los cubanos.
    • El 2 de mayo de 2019: Se aprueba el derecho de demanda en Título III
    • El 4 de junio de 2019: La administración Trump prohíbe que vayan a la isla embarcaciones recreativas y de pasajeros, incluyendo cruceros y yates, y aeronaves privadas y corporativas. También suspende viajes educativos grupales pueblo a pueblo.
    • 3 de julio de 2019: La compañía cubana Cubametales fue puesta en una lista de entidades sancionadas por vínculos con Venezuela, con el propósito de restringir las importaciones de petróleo desde ese país.
    • 26 de julio de 2019: Se restringen visas contra funcionarios cubanos vinculados a las misiones médicas en el exterior.
    • 6 de septiembre de 2019: Estados Unidos anuncia medidas de restricción del envío de remesas a Cuba y se elimina un permiso que permitía la realización de transacciones bancarias U-turn.

El 8 de noviembre de 2016 el republicano Donald Trump resultó electo presidente de los Estados Unidos. A partir de ese momento y, sobre todo, después de su investidura el 20 de enero de 2017, Trump se convirtió en una figura, cuando menos, controvertida e inquietante. Los discursos pronunciados por el presidente de los Estados Unidos en los Debates Generales de la Organización de Naciones Unidas (ONU) son una muestra de ello.

Sus comparecencias en la ONU se han caracterizado por ser de una estructura simple, con palabras coloquiales, apostando por un estilo conversacional, con frases cortas y directas. En varias ocasiones recurre intencionalmente a la ambigüedad de manera tal que si llegara a ser acusado por algo pueda ser reinterpretado a su favor.

Además, Donald Trump se apoya en palabras como “créanme”, “ciertamente” y “la verdad es que…”, sobre todo cuando no tiene muchos argumentos que mostrar. Esta necesidad de parecer una fuente de información verídica genera desconfianza y crea una alerta de inseguridad sobre el tema del que está hablando.

Otro rasgo característico ha sido el uso bastante frecuente de oraciones condicionales con tonos de amenaza al estilo “si esto pasa, responderemos así”. De esta manera crea escenarios ficticios donde la solución a los problemas suele ser la agresión.

El término más utilizado por Trump en sus tres discursos en la ONU ha sido Estados Unidos, acompañado de mensajes esperanzadores y positivos. Define a su país como la nación más poderosa del mundo” que a su vez “no busca imponer su estilo de vida a nadie” ni decir “cómo vivir, trabajar o rendir culto”.

Un punto constante en sus comparecencias han sido las acusaciones a varios países, incluidos Cuba, Venezuela, Irán y China. Corea del Norte también fue blanco de sus críticas en el 2017, aunque en el 2018 Trump mostró un discurso mucho más reconciliador tras su reunión con Kim Jong Un, presidente norcoreano.

En cuanto al tema de la paz mundial Trump asegura que eso es responsabilidad de cada país y sus líderes. No obstante, solo ve como tal a aquellos que comparten sus posturas políticas pues los otros los caracteriza como “dictadores” y presidentes de regímenes.

Sin embargo, hay muy poco de respeto en su política injerencista hacia algunos países como Cuba, Venezuela y Nicaragua, basado en una supuesta lucha por la libertad y democracia. Tampoco cuando genera falsas acusaciones y crea escenarios desestabilizadores para intentar doblegar a un país.

No parece querer mantener la paz cuando, por ejemplo, ha recrudecido el bloqueo económico, comercial y financiero hacia Cuba y tomando medidas como la obstaculización para comprar medicamentos, piezas para la reparación de equipos médicos o medios de transporte, la imposibilidad de acceder al mercado estadounidense, así como las sanciones impuestas a países y empresas que comercian con Cuba, entre otras, infectar.

Entonces si algo queda claro con el análisis de los discursos de Donald Trump en la ONU es las distorsiones de la realidad, la ironía que roza con la burla y la evidencia de que, del dicho al hecho, hay un buen trecho.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s