A rey Bolton despedido, rey puesto

John Bolton despedido de la Casa Blanca

Pompeo y Mnuchin disfrutaron la partida de John Bolton.Autor: CNN Publicado: 11/09/2019 | 10:02 pm

Juventud Rebelde / Por Juana Carrasco

¿Quién pudiera ser el próximo Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca bajo Donald Trump? El presidente se «limpia» con fuertes críticas a su exasesor

John Bolton pasó a la historia, al menos como asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca bajo la égida de Donald Trump, pero deja una estela de mar enfurecido, fuente de zozobra global, injerencias, agresiones, sanciones arbitrarias, pretensiones de cambio de régimen, intentos de abrir nuevos escenarios de guerra…Ahora bien, la pregunta es una: ¿quién será el sucesor?

Por el momento, de manera temporal hasta que el mandatario dé a conocer el nombre de su predilecto la próxima semana, el actual segundón, Charles M. Kupperman, se ocupará de los muchos entuertos en la política exterior de los cuales Bolton fue uno de los principales hacedores, aunque no el único.

El interino tiene lo suyo, pues ha sido miembro de las juntas directivas de una serie de contratistas de defensa, incluyendo a Lockheed Martin y Boeing y se le considera un extremista de derecha e islamófobo. Sirvió en el Gobierno de Ronald Reagan y cuenta con una relación de décadas con Bolton.

En enero de 2019 —casualmente cuando comenzaron a aflorar las divergencias entre Trump y Bolton—, Kupperman fue nombrado por primera vez como asesor adjunto de Seguridad Nacional y entonces Bolton dijo: «Charlie Kupperman ha sido asesor mío durante más de 30 años, incluso durante mi mandato como asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump», a lo que agregó: «La amplia experiencia de     Charlie en defensa, control de armas y aeroespacial ayudará a promover la agenda de seguridad nacional del presidente Trump».

Todo va en su contra y ya se habla por los medios estadounidenses de al menos 11 nombres en discusión para ocupar un cargo que parece tener como característica la volatilidad, pues desde que Trump asumió la presidencia en enero de 2017 pasaron por esa función tres: Michael T. Flynn (2017) H. R. McMaster (2017-2018) y John Bolton (de abril de 2018 a septiembre de 2019).

Sin embargo, The New York Times asegura que Trump prefiere a Kupperman en comparación con su exjefe por su concisa forma de comunicar.

A la caza del cuarto funcionario director del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos y consejero especial de la presidencia sobre los temas de seguridad nacional, Trump ha roto el récord que tenía Barack Obama.

Trump explica por qué lo despidió

Entre otra «curiosidad» que podemos anotar en este caso, está la explicación que acaba de dar Trump sobre los motivos que le llevó a cesantear a Bolton, buenos para echarle la culpa al otro, como es su norma cuando las cosas no salen como lo pretendido. Lo interesante es que ha dicho verdades que ponen en entredicho, o en su justo lugar de imperio pretensioso, la política estadounidense.

John Bolton «cometió algunos errores muy grandes», dijo el mandatario y comenzó la enumeración de ellos.

«No estaba de acuerdo con la actitud de John Bolton en lo que se refiere a Venezuela. Creo que se pasó de la raya y demostré estar en lo cierto, pero siempre vigilamos a Venezuela muy de cerca». Como se sabe, el bigotudo siempre abogó por «el cambio de régimen» en la República Bolivariana y promovió el intento de golpe de Estado con el autoproclamado «presidente encargado» Juan Guaidó, además de enfilar los cañones contra Cuba acusándola de supuestamente «controlar» al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro.

Recordemos aquella frase que repitieron todos los funcionarios desde Trump hasta el último «diplomático»: «Todas las opciones están sobre la mesa». Lo cierto es que por más que han apretado y siguen agrediendo a Venezuela, esta se mantiene en pie.

La lista de las inconformidades trumpianas tiene otra queja. «No fue una buena declaración» cuando Bolton habló sobre aplicar el «modelo libio» a Kim Jong Un, el líder de la República Popular Democrática de Corea. «Se equivocó mucho al hablar del modelo libio (lo que se interpretó como una defensa de la muerte de Gadafi), en cuanto lo dijo, qué desastre, miren lo que le pasó a Gadafi, ¿y usa eso para negociar un acuerdo con Corea del Norte? No culpo a Kim Jong Un por lo que dijo después. Él no quería saber nada de John Bolton. Y eso no va de ser duro, eso va de no ser listo», señaló el mandatario.

En la rebelión en Libia de 2011, Gadafi fue herido y capturado y luego ejecutado de manera salvaje el 20 de octubre de ese año. Libia es hoy un caos.

Pero Trump no se quedó en estos dos casos, también dijo que el exasesor no se llevaba bien con algunas personas «importantes» —basta con ver la foto de un Mike Pompeo, el secretario de Estado, y un Steve Mnuchin, secretario del Tesoro, prácticamente riéndose a carcajadas cuando se anunciaba el despido de Bolton, para deducir quiénes son algunos de esos «importantes».

Lapidario fue Trump cuando calificó a John Bolton de «tipo duro». «Es tan duro que nos metió en Irak. Eso es duro». Pudiéramos decir que ese fue el puntillazo final que Trump le dio a John Bolton.

Ahora, dijo que tiene en cuenta a «cinco personas muy calificadas» para sustituirlo.

Once nombres que se especulan

Stephen E. Biegun, considerado «un tecnócrata capaz» que adversa la postura agresiva que desempeñó Bolton. Previamente trabajó en la dirección de la Ford Motor Company y también en el Consejo de Seguridad de EE. UU. Es el representante especial para Corea del Norte desde agosto de 2018. Reuters ha dicho que una fuente le confirmó que Biegun «es mucho más como Pompeo, entiende que el presidente es el presidente, que él toma las decisiones».

Brian Hook, abogado cercano a Pompeo, ha ocupado altos cargos en las administraciones de George W. Bush y Donald Trump, es el representante especial de EE. UU. en Irán desde agosto de 2018. Es quien discute con el jefe de la Casa Blanca la política hacia Teherán y «el presidente está contento con cómo va la estrategia allí».

Douglas Macgregor, coronel retirado desde 2000, cuando era director de Planeamiento Estratégico para los Balcanes. Tanto The New York Times como Washington Examiner coinciden en que si bien no trabaja en la administración  es candidato posible porque aparece frecuentemente en un programa al que el Presidente presta atención, Tucker Carlson Tonight, en el que ha expresado su apoyo a la  política trumpiana.

Richard Grenell, quien ha sido frecuente comentarista de la cadena Fox News y diplomático de experiencia, «le gusta personalmente» a Trump. Desde mayo de 2018 es el embajador en Alemania y entre los años 2001 y 2008 fue vocero de Washington ante la ONU.

Herbert McMaster, de ser el escogido, el  general volvería de nuevo al cargo, pues  fue el predecesor de Bolton, y esta es una especulación de la NBC. Parece ser que Trump lo contactó antes de despedir a Bolton. The New York Times le da posibilidad «menos cero».

Ricky Waddell, mayor general de la Reserva del Ejército, quien sirvió durante un año como adjunto del consejero de Seguridad Nacional y dejó el cargo el año pasado cuando era una  figura cercana al exjefe de gabinete de la Casa Blanca John Kelly. Es mencionado por CNN.

Rob Blair, actual consejero de Seguridad Nacional del jefe del personal de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, quien lo reclutó en enero de la Oficina de Administración y Presupuesto, porque quería tener a mano los temas de seguridad nacional sin tener  que acudir a Bolton. CNN señala que pudiera ser un favorito por el apoyo que recibiría de Mulvaney.

Pete Hoekstra, embajador en los Países Bajos. Su nombre se registra también en la lista para cubrir otra vacante, la de Director Nacional de Inteligencia, pues fue durante siete años parte del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. Hay quien le da posibilidades porque el mes pasado se le preguntó a Trump por él y dijo: «Me gusta mucho Hoekstra. Es genial. Está haciendo un trabajo fantástico en los Países Bajos en este momento». Sin embargo, casi todos los que Trump ha despedido o se han ido de su staff desde enero de 2017 recibieron en primera instancia alabanzas similares y luego, adiós Lola…

Keith Kellogg, teniente general del ejército retirado y asesor de Seguridad Nacional, pero del vicepresidente Mike Pence. Kellog sirvió bajo la jefatura de H.R.McMaster, el predecesor de Bolton.

Jack Keane, otro general retirado de cuatro estrellas, exvicejefe de Estado Mayor del Ejército y analista de defensa que se desempeña como presidente de la junta del Instituto para el Estudio de la Guerra, aunque se rumora que no aceptaría el trabajo si se le pregunta. John M. «Jack» Keane tiene 76 años de edad.

Fred Fleitz fue jefe de Personal de Bolton en el Consejo Nacional de Seguridad. Tuiteó justo antes de la partida de Bolton una foto suya con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca.

De más está decir que esta lista pudiera no contener el nombre del elegido, que Trump ha prometido dar a conocer la semana próxima.

De algo que sí podemos estar seguros es de aquello que alguien comentó: Hoy en Washington D.C. mientras más cambian las cosas, permanecen más iguales. En definitiva, como decía un analista, al parecer la única persona irremplazable dentro de esta administración se llama Donald John Trump.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s