La presión popular al coraje elegante

30 mayo, 2019  Por Alberto Cruz 

Decía Ernest Hemingway que el coraje es enfrentarse a la presión con elegancia. La frase viene al pelo con la actitud de China frente a la agresión de EEUU. La guerra ya está en marcha y los chinos están respondiendo a la vieja usanza, la guerra popular prolongada de Mao para desgastar al enemigo. Porque el tiempo juega claramente a su favor. Lo hacen con elegancia y sin demasiadas estridencias, respondiendo y ofreciendo una rama de olivo. Pero…

La guerra contra Huawei es el desencadenante de todo porque China ya ha superado a EEUU en tecnología artificial, en la 5G y en lo habido y por haber. Molestaos en echar un vistazo a este informe de enero de este año. En él se dicen dos cosas:
– que China ha superado, y con mucho, a EEUU en la industria de datos en 2018 porque representó el 23’4% de la industria de datos mundial mientras que la de EEUU fue del 21%.
– que para el 2025 la industria de datos de China representará el 27’78% del mundo mientras que la de EEUU apenas llegará al 17’5%.

¿A que entendéis mucho mejor la histeria contra Huawei?

El mundo que vivimos no es el que nos cuentan, ni mucho menos. Pero como occidentales, cada vez más ignorantes pese a que en las apariencias estamos más informados, es una realidad que pasa ante nuestros ojos pero que no vemos habituados a no levantar la vista de nuestro ombligo.

Y los chinólogos (sinólogos, palabra de raíz griega) no son tampoco conscientes de cómo la guerra lanzada por EEUU está reviviendo al maoísmo y eso pone en verdaderos aprietos al aparato del Partido Comunista chino.

Ya os dije que hay en marcha una campaña popular de boicot contra marcas estadounidenses como Apple o Coca-Cola. Pues ahora a esa campaña se están sumando las compañías, alentando a sus empleados a usar Huawei y no Apple, por ejemplo. También os dije que esta campaña está obligando a la dirección del PCCh a dar pasos que tal vez no quisiera dar, y así hay que interpretar la retransmisión televisiva, en horario de máxima audiencia, de películas patrióticas (y antiestadounidenses) de los años 60 y el paso dado ahora de permitir la difusión masiva de un vídeo en el que se insta al Estado a «luchar hasta el final» con EEUU y se pide el boicot a todo lo estadounidense.

¿Es un cambio drástico en la política oficial del PCCh? Seguramente no, pero es un indicativo del sentimiento popular contra «un país imperialista moderno», como se dice en el vídeo y que se calcula que ha sido visto por más de 300 millones de personas. Fue retransmitido por canales oficiales de televisión y colgado en la plataforma más vista de China.

Y digo que no estamos ante un cambio en la política oficial del PCCh porque se insta al gobierno chino a imponer sanciones a las empresas estadounidenses que hacen negocios en China como Boeing, Walmart, General Electric, Ford, McDonald’s, KFC y similares. Para que no haya dudas, todas ellas aparecen en el vídeo. Y claramente el gobierno chino no está por la labor, por ahora.

Quien esté detrás del vídeo afirma que «la guerra comercial [de EEUU] no es en sí la meta, sino solo un medio para el fin» que no sería otro que «proteger su propia ventaja competitiva y obstaculizar el progreso de China en la mejora de nuestra industria» por lo que rendirse no es la opción: «los compromisos y las concesiones no pueden ganarse la compasión del enemigo, basta con ver el caso de ZTE», se dice de forma taxativa. La referencia a la ZTE es significativa e importante porque ante las sanciones de EEUU contra esta empresa el gobierno chino se limitó a mirar hacia otro lado y EEUU impuso a la compañía, también puntera en la tecnología, prácticamente lo que quiso. Entonces, como digo, se dejó hacer y luego vino la agresión a Huawei. De ahí la mención envenenada del vídeo a la dirigencia del PCCh por su actitud con ZTE.

Pero el vídeo no se queda ahí, sino que insta al gobierno chino a dejar de vender los metales de tierras raras a EEUU, a vender sus grandes tenencias de bonos del Tesoro de EEUU y a eliminar del país a las compañías que controlan empresas chinas. Dice textualmente: «deberíamos estar preparados para la expansión de la guerra comercial porque EEUU es un país que admira la fuerza. Es una cuestión del futuro de nuestro país, y China no debe hacer concesiones, La fortuna favorece a los audaces ¡todos los imperialistas son tigres de papel!», una cita clásica de Mao.

Tenga o no recorrido el mensaje de este vídeo, el soplo maoísta está en el cogote de la dirigencia china. Tal vez por ello hoy China ha hecho un anuncio audaz: deja de importar totalmente una variedad de soja de EEUU. Esto va directamente a la línea de flotación de la base electoral de Trump, por lo que obliga al gobierno de EEUU a subvencionar a los agricultores que la cultivan. Vamos, justo a hacer algo que desde EEUU se acusa a China.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s