Hanabanilla, una «cesta de oro» en el centro de Cuba

Gracias a su capacidad, el lago es capaz de alimentar las turbinas de la mayor hidroeléctrica de Cuba. Asimismo, por su belleza y atractivos, ofrece oportunidades para desarrollar el turismo de naturaleza.
Gracias a su capacidad, el lago es capaz de alimentar las turbinas de la mayor hidroeléctrica de Cuba. Asimismo, por su belleza y atractivos, ofrece oportunidades para desarrollar el turismo de naturaleza. Foto: Freddy Pérez Cabrera

MANICARAGUA, Villa Clara.–El lago artificial Hanabanilla es el único del país situado entre montañas y constituye un sitio ideal para los amantes de la naturaleza. Su nombre, en lengua aborigen, se interpreta como «pequeña cesta de oro».

Los antecedentes del embalse datan de mediados del siglo XX, cuando se concibiera su construcción con la finalidad de emplazar una hidroeléctrica, además de garantizar el abastecimiento de agua a las ciudades de Cienfuegos y Santa Clara, y desarrollar el turismo.

Posee un espejo de agua de 14,9 kilómetros cuadrados y un potencial de almacenamiento superior a los 280 millones de metros cúbicos.

Gracias a su capacidad, el lago es capaz de alimentar las turbinas de la mayor hidroeléctrica de Cuba. Asimismo, por su belleza y atractivos, ofrece oportunidades para desarrollar el turismo de naturaleza, en opciones como la pesca o el senderismo.

Caminar por el sendero El Nicho, pasear por su tranquilas aguas hasta el restaurante ubicado en Río Negro, hospedarse en el hotel de igual nombre o visitar la Cascada del amor, resultan algunas de las oportunidades que brinda ese sitio paradisiaco de la geografía cubana.

De igual manera, en el exuberante y maravilloso paraje, el visitante puede apreciar una flora y una fauna excepcionales, compuestas por tocororos, cotorras, carpinteros reales, patos floridos y el Sapo de Hanabanilla, que tiene allí su único hábitat, entre otras especies que pueblan la región.

Allí abundan también los helechos, curujeyes, la mariposa y diferentes tipos de orquídeas, que se confunden con aves como la cartacuba, el arriero, el negrito, el bobito chico, el pitirre guatíbire, el zorzal real y en ocasiones algún bando de cotorras o cateyes, además de lagartos y algunas especies de moluscos como los Zachrysia auricoma.

El 26 de julio de 1975, el Comandante en Jefe Fidel Castro inauguró el hotel Islazul Hanabanilla, situado en una de las riberas, institución que posee más de cien habitaciones, cafeterías, restaurantes, sala de fiestas, parrillada, discoteca y piscina, entre otras opciones.

Foto: Freddy Pérez Cabrera
Foto: Freddy Pérez Cabrera
Foto: Freddy Pérez Cabrera

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s