La infancia en Cuba, siempre estará protegida.

caravana_de_la_libertad_3_xmigueldn21El empeño de nuestro país en proporcionarle bienestar y educación a los  niños está  y estará siempre por encima de cualquier limitación económica.

Cuba es signataria de la Convención de los Derechos del Niño desde 1990, pero desde mucho antes la protección a la infancia quedó recogida en sus legislaciones principales co­mo el Código de la Familia, que define las responsabilidades de esta con los menores (1975); la Constitución (1976), cuyo articulado protege notablemente a niños y niñas; y el Código de la Niñez y la Juventud, que amplió ese alcance y entró en vigor en 1978.

Los resultados de Cuba en el cuidado de sus infantes ha sido reconocido por numerosos organismos internacionales. La representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Cuba, Anna Lucia D´Emilio, resaltó los resultados de la Isla en el cuidado de sus niños y niñas durante 2015, y ratificó el apoyo de su organización a ese esfuerzo.

Destacó el fortalecimiento de la capacidad del sistema educativo con la inclusión de niños con discapacidades.

Lo principal, según expresó, 
es maximizar todas las oportunidades y minimizar los riesgos para que los niños cubanos continúen disfrutando del acceso pleno a la cultura, la educación y a la salud, y sigan corriendo felices por las calles.

Planteamiento con el cual coincido pues  un niño sano con pleno estado de bienestar físico, mental y social, le permitirá  integrarse mejor a la sociedad cubana y formar parte activa de ella. La felicidad, tranquilidad y garantías con que cuentan nuestros niños a pesar del bloqueo seguirá siendo una prioridad de nuestro estado.

Seguiremos tranquilos que nuestro estado continuará invirtiendo grandes sumas de dinero en garantizar la vida de los niños, a pesar del cruel bloqueo impuesto a nuestro país, donde se prohibe adquirir medicamentos, instrumental, implantes biológicos, entre otros  para su tratamiento médico, donde en muchas ocasiones implica  realizar procederes más agresivos con mayor riesgo de complicaciones.

No volveremos a ver a nuestros niños como antes del 59  con sus caras sucias y vientres hinchados, pidiendo limosnas. A esa Cuba humillada y triste antes del triunfo de la Revolución no regresaremos jamás. Seguiremos por el camino que trazaron nuestro héroes y  que continuaron Fidel y Raúl.  Amalia

El niño, desde que puede pensar, debe pensar en todo lo que ve, debe padecer por todos los que no pueden vivir con honradez, debe trabajar porque puedan ser honrados todos los hombres, y debe ser un hombre honrado. 

                                                                                                                                                          José Martí.

Sin título

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s